Los casinos son negocios de gran atracción turística, por esa razón, el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) no se opone a la proliferación de los mismos, siempre y cuando surjan y funcionen bajo "reglas claras de juego". Sin embargo, en la actualidad no hay ningún marco jurídico que regule esa actividad, confirmó a El Observador Económico el Vicepresidente de INTUR, Licenciado Ausberto Narváez.

 

¿Qué establece la Ley de Turismo con respecto a los casinos?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dentro de la Ley de Incentivos Turísticos se contempla la apertura de los casinos, porque creemos que los casinos bien montados, bien administrados y que reúnan ciertos requisitos, podrían ser un excelente atractivo turístico, como un complemento al destino turístico que nosotros tenemos.

No obstante, en la Ley pusimos un serio compromiso para la apertura de los casinos, ¿de qué se trata?, de que para poder aprobar un casino amparados en la Ley de Incentivos, tiene que estar en un hotel de más de 100 habitaciones, con el propósito de limitar la apertura de otros negocios disfrazados de casinos, tal como ha ocurrido en Nicaragua.

No obstante, en este momento suceden dos cosas. Primero, no hemos terminado de normar la Ley de Casinos, que eso lo que te va a decir cuáles van a ser los mecanismos de quiénes pueden ingresar y quiénes no, a dónde van a ser dedicados sus impuestos porque los casinos arrojan muchos impuestos y, por tanto, pueden obtenerse fondos para muchas causas de beneficio social. Eso es lo que estamos estudiando y deberá estar normado en un par de meses.

Mientras tanto, la apertura de casinos en este momento está regulada por la antigua ley que está bajo la jurisdicción de la Policía Nacional. Nosotros, hasta el momento hemos autorizado solamente un casino que está bajo la Ley de Incentivos que está ubicado en Montelimar; el casino Pharaohs recientemente aplicó a la Ley de Incentivos y le tuvimos que decir que no porque no se ajustaba a la norma de estar adscrito a un hotel de más de 100 habitaciones.

Posteriormente solicitaron ser registrados como un negocio turístico. Eso nos pareció correcto porque ya gozaban de su permiso y reúne algunas condiciones turísticas. No es un night club, está muy bien equipado, tienen buen servicio.

¿En qué etapa se encuentra ese marco jurídico?

La Ley de Incentivos está aprobada y toda ley tenés que normarla. Hace falta elaborar la normativa con respecto a los casinos, ya sacamos la normativa general de la ley; estamos trabajando en los fondos de inversión de capital, es un proceso bastante largo. Espero que en un par de meses estén elaboradas las otras normativas que nos hacen falta.

¿No temen que ese vacío jurídico dé lugar a negocios ilícitos?

Ausberto NarváezA veces este tipo de negocios es fachada para negocios ilícitos. En la Ley fuimos muy exigentes en ese sentido, por tanto, también me sumaría a la crítica si vas a disfrazar un cabaret o cualquier otra cosa de casino, pues, creo que no contribuye en nada al país definitivamente. Ni llevar a un turista vas a poder porque no presenta las condiciones apropiadas.

 

La apertura de casinos va a ir despertando poco a poco. Hay negocios a los que les interesa, a otros no; queda al libre albedrío de los dueños de negocios. Por ejemplo, Hampton Inn que está terminándose, la idea de sus dueños -los Seminoles que lo compraron- es poner un casino. Ellos tienen una gran experiencia en casinos en los Estados Unidos y tienen interés en abrir varios.

 

Lo que sí debemos es establecer ciertas normas, ciertas regulaciones: prohibir el tráfico a menores, cumplir ciertas medidas de legalidad y tecnificación, para garantizar que una persona va estar segura en ese lugar.

Obviamente un lugar que no reúne esas condiciones es un lugar que a mí, por lo menos desde el punto de vista turístico, no me interesa.

¿A quién le corresponderá la aplicación de dichas normas?

Una vez que esté lista la normativa, la apertura de casinos probablemente será una decisión compartida. Actualmente, la regulación de dónde se puede abrir o la licencia para operar casinos, se las ha dado Gobernación.

Con la normativa de casinos, para dar una licencia de operación, probablemente el Ministerio de Gobernación deberá contemplar una serie de requisitos que estarán en esa normativa, entonces, Gobernación no les va a dar la licencia mientras no hayan cumplido con los requisitos establecidos.

No soy muy profundo en cuanto a las normas que debe cumplir un casino, pero se me ocurren algunos como la edad -que es algo muy importante-, o que posea sistemas de televisión y de seguridad para evitar un robo o un fraude; una serie e factores que permiten al que está jugando, gozar de transparencia y seguridad.

¿Y no han recibido ustedes críticas por dejar operar tantos casinos?

Me atrevería a decirte que cuando hay un estricto orden ni siquiera la Iglesia ha reclamado, porque ya son cosas bien controladas. Lo malo de esto es cuando vos no tenés ningún control, cuando te encontrás en un casino a un niño de 14 ó 15 años o bien, cuando en el casino están sirviendo tragos a un menor de edad, cuando el dinero que se recaude no sabés para donde va, ¿entonces qué beneficio le presenta eso al país?, ninguno.

Vos tenés que aprobar algo cuando vas a obtener beneficio para tu país, cuando va a generar diversión turística, cuando va a generar ingresos que podés utilizar en obras sociales, etc.

Yo soy de la idea de que cualquier negocio se puede hacer si se hace con las reglas claras y transparentes, pero negocios al margen de la ley no benefician en nada al país. Los beneficios de este negocio son la atracción turística, crear destino, en la noche cuando no hay nada que hacer hay muchos hombres de negocio cuando viajan, que les gusta mucho irse a jugar, a divertirse un poco.

Se registran muchas visitas de hombres de negocio en este país, generalmente a los asiáticos les gusta mucho visitar casinos cuando viajan, se entretienen en eso, ahora los turistas generalmente ya no buscan el cine, sino más bien un casino donde pasar un rato alegre, divertirse y escuchar música.

Insisto, el asunto de los casinos está ligado al tráfico de turismo internacional, bajo esa perspectiva creo que van a ser muy rentables, aquí los casinos profesionales no se van a meter a una aventura sin haber hecho un estudio de mercado y sin tener las posibilidades reales de ese mercado.

Pero, ¿quién controla en estos momentos la actividad de los casinos?

Hay leyes que se aplican, nosotros tenemos inspectores y también está la Policía. Para entrar en operaciones, tienen que pasar primero por una supervisión bien amplia, y segundo, constantemente pasan los inspectores supervisando. Yo te digo, yo he visto un ambiente sano, para serte sincero, en el Casino del Pharaohs, y veo que el casino está cumpliendo con las pocas regulaciones que conozco.

Se plantearon quejas de que había sido construido a menos de 400 metros de un colegio, pero realmente desconozco cuáles son las normas de Gobernación en ese sentido, pero parece que allí hay varios bares que están a menos de 400 metros.

Yo fui a la inauguración del Casino Pharaohs y me enseñaron toda la estructura y me parece que es un casino que cumple con todos los requisitos que podrían estar establecidos por la ley de casinos, hay sistema de seguridad, de monitoreo, circuitos televisivos, el juego te lo están televisando por si hay algún reclamo y que vos podás recurrir a eso, tienen vigilancia, no permiten el acceso a menores, ni tampoco hay otro negocio disfrazado.

¿Y ustedes, tendrán en sus manos otorgar licencias?

Esas son decisiones compartidas, pero sí lo que va a estar en manos nuestras, es que para que Gobernación otorgue una licencia, deberán previamente haber cumplido una serie de condiciones y requisitos que establece la ley de incentivo turístico y que van a estar plasmado en la normativa sobre casino.

Por otra parte, Turismo tiene sus propios inspectores, nosotros estamos inspeccionando todas las concesiones que se dan, todas las certificaciones que se dan basadas en la Ley de Incentivo Turístico; nosotros tenemos el compromiso de supervisarla.

Ellos, por su parte, gozan de incentivos fiscales, pero nosotros tenemos la obligación de supervisar que si realmente están cumpliendo con lo que se estableció en el proyecto que te presentaron.

¿Cuáles son los beneficios que gozarían los casinos con la Ley de Incentivos?

Contemplan una serie de exoneraciones, las mismas como los hoteles, los restaurantes, todo lo que es centro de diversión, todo lo que venga a generar atracción turística y que esté amparado en la Ley de Incentivo Turístico goza de exoneraciones hasta por un período determinado de tiempo.

Son exoneraciones de carácter fiscal y exoneraciones de impuestos de los bienes que se van a utilizar en el desarrollo del proyecto. Esto es por un período de diez años. Yo creo que hay que tenerle miedo a la proliferación de casinos desordenados, pero creo que no hay que tener miedo de la apertura de casinos que cumplan con los requisitos establecidos y que garanticen los controles estrictos que se deberán imponer dentro de las normativas. Estos casinos pueden contribuir al desarrollo social de nuestro pueblo, destinando una parte de sus impuestos para obras sociales.

El crecimiento de estos casinos está en manos de Gobernación y continuará en sus manos aún cuando tengamos una normativa. La ley no ha venido a proliferarlos, sino a regularlos.

Débil marco Jurídico
Reglamento de la Polícia Nacional,decreto 2696,publicado en la Gaceta del 14 de Febrero de 1997
Arto. 42: Compete a la especialidad de Seguridad Pública la expedición,regulación,control y sanción de las licencias y permisos vinculadas al orden público que de acuerdo con la ley solicitan los ciudadanos,sin perjuicio de las atribuciones que dentro del marco de sus respectivas competencias posean otras instituciones del Estado.

c) Ser cuidadano nicaraguense y en el caso de extranjeros poseer cédula de residencia debidamente actualizada.

d) Aprobar los requisitos particulares de inspección de acuerdo al tipo de licencia o permiso que solicitare.

e) Presentar los documentos que acrediten la propiedad en los casos que corresponda.

f) Presentar el título de constitución debidamente inscrito en el caso de ser persona jurídica.

g) Aprobar satisfactoriamente la capacitación y cursos requeridos en los casos que corresponda.

h) El pago de los aranceles y cumplimiento de los trámites administrativos correspondientes.

Arto. 76: Las licencias y permisos policiales que otorga seguridad pública son de : Inciso j: el funcionamiento de casinos,clubes nocturnos,niht club,discotecas,galleras y todo tipo de juego de azar permitidos.

Arto. 77: Para la tramitación y obtención de los permisos policiales descritos en el artículo anterior se deberá cumplir con los requisitos generales:

a) Cumplir con la edad requerida.

b) No poseer antecedentes penales o judiciales en su caso.

©2000 Fundación internacional para el desafío económico global