Wilfredo Navarro, candidato del PLC

El candidato liberal Wilfredo Navarro asegura que mejorando los procedimientos de recaudación se pueden incrementar los montos que recibe actualmente la Alcaldía.

“Nosotros pensamos recoger entre 400 y 450 millones de córdobas, el apoyo del gobierno para el desarrollo de algunas vías, el financiamiento que vamos a obtener vía préstamos a bajo interés y el apoyo de gobiernos en cuanto a un sinnúmero de proyectos”, dijo.

Agregó que planea mejorar servicios tan sensibles como la recolección de basura, carpeteo de calles, transporte colectivo y otros.

 

“Si todos pagamos no hay necesidad de incrementar los impuestos, pero aparejado a esto tiene que darse un buen servicio”, dijo.

Con relación al delicado caso de los impuestos sobre Bienes Inmuebles destacó que es un aspecto sujeto a revisión “porque a la gente, en algunos casos se les está cobrando demasiado, y en otros casos se les cobra lo que no corresponde. Hay que hacer una justicia en este tema y queremos discutirlo con los managuas”, expresó.

Para Wilfredo Navarro hay que redefinir los ítems de los gastos de capital, “para efectos de mejorar el servicio a la gente”.

Herty Lewites, candidato del FSLN

En tanto, Herty Lewites, candidato sandinista, una meta inicial es implementar mecanismos de transparencia “para acabar con la corrupción de una vez por todas”, lo cual, según él, es decisivo para que los ciudadanos paguen gustosamente sus impuestos.

Otra meta planteada por Lewites es reducir entre el 8 y el 12 por ciento de lo que llamó gastos suntuarios e invertir ese dinero en mejoras a las áreas sensibles de la ciudad.

Para Lewites la revisión catastral y mayor austeridad administrativa son dos aspectos importantes para alcanzar su meta de recaudación sin incrementar los impuestos a la población: 550 millones de córdobas.

 

Igualmente propone una “zonificación” de Managua. De esta manera, arguye, se pueden establecer tarifas arancelarias dependiendo de la zona porque no es justo que una empresa pague los mismos impuestos que una vivienda, sólo porque están en el mismo barrio.

De igual manera destacó que es importante la participación de los pobladores en que no destruyan o ensucien los sitios públicos como parques, por ejemplo, a fin de que reducir los desembolsos de la comuna para su reconstrucción y limpieza.

William Báez, candidato del PCN

Por su parte, el candidato conservador, licenciado William Báez, indicó que para calcular los ingresos edilicios hay que tomar en cuenta la división de Managua y no solamente los 10 rubros establecidos, puesto que la famosa división a su vez fracciona los ingresos y egresos tal cual están ahora.

 

 

“¿Cuánto le va a quedar a Ciudad Sandino y cuánto a El Crucero?”, cuestiona. A su parecer, Ciudad Sandino obtendría los impuestos pagados por fábricas como Camas Luna, Empresas Macen y Zona Franca; El Crucero tendría dificultades en la recaudación de parte de las empresas pero no tanto con los bienes inmuebles, puesto que ahí se encuentran muchas casonas con estructuras residenciales.

Recalcó una de las metas es manejar la Alcaldía con transparencia y eficiencia. Además plantea brindar “soluciones antiguas” a problemas tan viejos como la recolección de basura, puesto que debido a lo angosto de algunas calles de barrios y asentamientos capitalinos, el tren de aseo tiene dificultades para entrar.

Según sus planes, la columna vertebral de la parte financiera de la Alcaldía se basaría en tres puntos: revisión exhaustiva de los gastos corrientes, revisión de los gastos suntuarios y recolectar mejor los impuestos.

 

 

 

 

 

La transparencia por sobre todas las cosas y revisión de las altas cifras municipales de gastos corrientes, así como la revisión de algunos medios de recaudación actual como el sistema catastral o el servicio de recolección de basura, son algunos de los puntos coincidentes que llevan los principales candidatos a alcaldes de Managua, para las próximas elecciones.

A continuación sus opiniones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una Manzana apetecida

Las municipalidades : hijas del abandono

 

©2000 Fundación internacional para el desafío económico global