Se espera que al menos unas 150 empresas relacionadas con el campo de la construcción, a la vez que casas financieras, se den cita en un mismo lugar los días 30 de noviembre, 1º y 2 de diciembre próximo, dando lugar a la celebración de la 2º Feria de la Construcción, cuyos dos últimos días coincidirán con un seminario que lleva por tema principal "Construcción: Factor de desarrollo humano".

La Cámara Nicaragüense de la Construcción, organizadora de estos eventos que se celebrarán en el Centro de Convenciones de Plaza Inter, tiene grandes expectativas, aseguró el Lic. Alejandro Palacios Herdocia, Secretario Ejecutivo de la organización antes mencionada.

 

Secretario Ejecutivo de la Cámara Nicaragüense de la Construcción confirma que se celebrará a partir del 30 de noviembre.

Estima que alrededor de 150 empresas del ramo se reunirán y ofertarán sus productos

¿Por qué han pensado en este tipo de eventos?

Vemos esto como una oportunidad y como la gran fiesta de la construcción, donde reunimos a todos los profesionales involucrados en esta labor y a la principal oferta de los que se involucran en lo que es la construcción.

Allí vamos a tener exposición de materiales y equipos para la construcción, de urbanizaciones, de materiales para la decoración, de cerámica, de piso, de cielos, de material de iluminación, material para baños, material para cocinas; es decir, todos los empresarios que comercien con estos productos tendrán la oportunidad de unirse con toda la fuerza de todo lo que se ofrece para la construcción es la oportunidad para conglomerarlo allí.

Luego hacemos un llamado a la publicidad, un llamado a la población para que asista, y lógicamente lo estamos haciendo a la entrada del mes de diciembre, un mes de Navidad que creemos que es una época oportuna para que la gente vaya y compre.

¿Cuál es la capacidad en cuanto a módulos?

Nosotros creemos que la capacidad de la feria es para aproximadamente 100 módulos bajo techo, que es lo que tiene el Centro de Convenciones propiamente y son módulos de 9 metros cuadrados; después tenemos en la Plaza Maya que es un espacio que hay contiguo a la Plaza Inter, aproximadamente 50 ó 60 módulos los cuales están destinados para la exposición de equipos livianos de la construcción y; tenemos 60 ó 70 módulos en la parte del estacionamiento del Centro de Convenciones, los cuales tienen 25 metros cuadrados y es donde se va a exponer el equipo pesado.

Esperamos tener una venta de aproximadamente de 220 módulos y una participación de aproximadamente 150 empresas diferentes.

¿Cuáles son los beneficios que tiene tanto para los participantes como para los consumidores este tipo de evento?

Hay beneficios para nosotros como Cámara de la Construcción nos da imagen porque es un evento importante. Es algo necesario, precisamente representamos al sector formal de la construcción, representamos el profesionalismo en la construcción, representamos a las empresas de más tradición en Nicaragua.

Por otro lado, es la oportunidad de promover el intercambio de negocios entre las empresas; es decir, el constructor necesita del suplidor y viceversa, es una oportunidad de intercambio de negocios. Es una oportunidad que se le da a la sociedad civil para ver en un mismo espacio, en un lugar reducido ver qué es lo que se oferta y entrar en relación con los oferentes de productos que probablemente van a tener ofertas.

También es una oportunidad de incentivar a la inversión extranjera, aquí participan empresas del sector financiero y del sector de seguros; es una oportunidad para obtener financiamiento o comprar un seguro.

Tengo entendido que también habrá un congreso para esos días.

La Cámara Nicaragüense de la Construcción es sede de la Organización de Cámaras de Construcción de Centroamérica y el Caribe; la presidencia de esa organización está en Nicaragua.

Hemos organizado un congreso donde participarán delegaciones de todas las Cámaras de la Construcción Centroamericana y del Caribe y otras delegaciones de Cámaras Latinoamericanas porque a la vez todas estas Cámaras pertenecen a la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción.

El Congreso va a tener un toque internacional, vamos a reunir a gente representativa de lo que es la construcción en la región centroamericana y del Caribe para intercambiar la problemática que se da en los países y empresas, pues hay la oportunidad de intercambiar y proponer soluciones para retroalimentarse.

En diversas ocasiones la Cámara de la Construcción a través de sus dirigentes ha manifestado la necesidad de utilizar materiales de calidad en la construcción. ¿Se ha trasladado esa inquietud a los oferentes que van a participar?

De alguna manera la feria tiene de intercambio de negocios más que un enfoque de intercambio éticos, pero sí por ejemplo, en el congreso que le mencioné antes vamos a invitar a todos los profesionales de la construcción de Nicaragua.

Es un congreso abierto y habrá conferencistas internacionales y vamos a divulgar esto entre ingenieros, arquitectos, empresarios, ministros; o sea entre toda la población profesional que tiene que ver con la construcción. En el congreso se tomará el tema principal que lo hemos llamado "Construcción, factor de desarrollo humano" y cuando hablamos de desarrollo humano esto tiene que ver con la mitigación de la pobreza, proporcionarle a la población una manera digna de vivir que es vivir en un espacio adecuado y con la seguridad adecuada.

Vamos a aprovechar esta celebración del congreso y de la feria para divulgar el Código de Etica, que tiene que ver con la moral del constructor como profesional.

¿Cuál es la proyección de gastos para la feria?

Francamente la base de datos que tenemos es la venta de módulos que tuvimos el año pasado, fue casi de dos millones de córdobas. De esto realmente los costos son altos porque se gasta en publicidad. Como le digo no es lo más importante obtener un beneficio para nosotros sino dar ese servicio a la población y a los empresarios y realmente de esto queda una utilidad del 10%. Lo que nosotros proyectamos hacer es tener una venta aproximadamente de quizás unos dos millones de córdobas y una utilidad del 10%.

¿Esperan que esta feria sea más grande o más o menos igual?

Tenemos que pensar que son dos escenarios distintos el del año pasado al de ahorita. Ahorita las empresas de la construcción, sobre todo las de la Cámara están pasando una crisis y nosotros conservadoramente creemos que el éxito económico del año pasado no lo vamos a tener esta vez, pero sí estamos seguros que va a ser exitoso.

Quizás va a tener una dimensión económica parecida en córdobas, porque recordemos que ha habido una devaluación, pero sí consideramos que va a ser exitoso, a pesar de que el escenario de este año es un poco diferente al del año pasado.

El año pasado hubo un huracán Mitch, había la perspectiva de ayuda económica de inversión extranjera, hubo mucha oportunidad para las representaciones de equipos y maquinarias, de ventas y efectivamente se hicieron buenas ventas.

No es ese el escenario actual, siempre ha habido una expectativa de vender pero quizás no en la dimensión del año pasado porque siempre hay auge en la construcción, tantos años que no se hizo nada y luego tuvimos otra pequeña emergencia ahorita que dejó destrucción, entonces siempre hay una expectativa de mover el negocio.

Usted acaba de mencionar que de alguna manera se está sintiendo una crisis en la construcción, ¿a qué se debe?

La crisis se siente más en las empresas que son afiliadas a la Cámara, y eso el presidente lo ha expresado en varias ocasiones. Se debe a que hay una competencia que no es la tradicional pero lo que debería hacerse es tratar de ver cuál es la competencia.

Primero, las empresas del Estado que están organizadas en una corporación adscritas al Ministerio de la Construcción. A estas empresas se les ha asignado un volumen alto de obras cuando lo lógico sería que las obras del Estado se sometan a licitación y que los oferentes fueran las empresas nacionales de la construcción.

Por otro lado tenemos a empresas grandes, tal vez son financiamientos de organismos multilaterales y que tienen un estándar alto, el perfil de la empresa que ellos sirven para la obra es un perfil muy alto pero que lo podríamos reunir con un consorcio.

El otro fenómeno es el que precisamente por el auge de la construcción ha surgido mucha gente que quiere construir y como tienen dinero compran su equipo, tramitan su licencia y ya son empresas constructoras. Lo tradicional, lo profesional, los que tienen largos años de experiencias están siendo desplazados y el peligro son los resultados. Nosotros estamos trabajando en eso, se está haciendo conciencia y la prueba está en que ahora para la emergencia del Mitch el MTI llamó a la Cámara Nicaragüense de la Construcción, llamó a ese sector para hacer un plan.

¿Cómo se ve el futuro con relación a esto?

Yo creo que ya se han dado pasos para el enderezamiento.

 

 

 

©2000 Fundación internacional para el desafío económico global