En septiembre recién pasado, el Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) decidió aplazar la incorporación de Nicaragua al "Punto de Decisión", la antesala para acceder a los beneficios de la Iniciativa de los Países Pobres Altamente Endeudados, más conocida por las siglas en inglés HIPC.

En esa oportunidad, se especuló que las razones fueron políticas, que la comunidad donante optó por esperar los resultados de las elecciones municipales del 5 de noviembre, sobre todo, relacionados al comportamiento y labor del Poder Electoral. Sin embargo, un documento interno del FMI, con fecha de septiembre 2000, indica que las razones son macro económicas, financieras y estructurales.

"Los directivos del Fondo y el Banco (Mundial), aprobaron el documento preliminar de la HIPC, en septiembre 1999. A principios del 2000 ocurrieron tropiezos en la implementación del PRGF (Poverty Reduction and Grow Facility) relacionados con un alto déficit fiscal y retrasos en las reformas estructurales, así como la necesidad de prestar mayor atención a los problemas de gobernabilidad".

"Desde abril 2000, las autoridades han implementado un paquete de medidas de política dirigidas a atender estos problemas y el desempeño a julio fue satisfactorio. No obstante, en agosto fueron señaladas preocupaciones relacionadas con la fragilidad del sistema bancario, debido al alto deterioro en las condiciones financieras de los bancos comerciales más grandes, aunado a la débil sanidad financiera de otros bancos. Las autoridades están trabajando para poner en marcha planes satisfactorios en las resoluciones bancarias y para tomar pasos en la restricción del crédito. Una vez que esto esté en marcha y con un continuo reforzamiento del la Contraloría General de la República, el borrador bajo el segundo arreglo anual del PRGF podría ser presentado en octubre 2000".

Según un informe del FMI, Nicaragua actualmente figura en un grupo de 20 países que a finales de este año habrían alcanzado el "Punto de Decisión" para la Iniciativa de los Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC).

Según se explica en este informe, "el staff del FMI y el Banco Mundial se encuentra realizando grandes esfuerzos para llevar a estos países lo más pronto posible a sus puntos de decisión dentro de un marco de políticas sanas y un enfoque en la reducción de la pobreza".

¿Cuánto cuesta?

De acuerdo con el Dr. Néstor Avendaño, en un informe preparado para OXFAM Internacional, a partir del "Punto de Decisión" y hasta el "Punto de Conclusión", Nicaragua podría liberar US$600 millones del pago del servicio de la deuda durante el período 2001-2003.

De este monto, US$355 millones correspondería al alivio interino del pago de la deuda con el Club de París y 245 millones sería el alivio del pago con organismos multilaterales (FMI, Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Mundial y Banco Centroamericano de Integración Económica); esto bajo el supuesto que estos organismos concedieran un alivio similar al ofrecido por el Club de París correspondiente al 80%.

En esos tres años, el gobierno podría aumentar el gasto social en C$8,400 millones. Esto implicaría aumentos del gasto público en educación, salud, vivienda y saneamiento ambiental en el orden de 5 puntos porcentuales del PIB en 2001, 8 puntos porcentuales en 2002 y 7 puntos porcentuales en 2003.

Para Avendaño el tránsito entre el "Punto de Decisión" y el "Punto de Conclusión" podría durar entre 1 y 3 años, dependiendo que Nicaragua cumpla el Programa "Poverty Reduction and Grow Facility" y proponga "ambiciosos objetivos de política" que "profundicen las reformas estructurales y amplíen la inversión en el sector social".

No todo será alivio

A pesar de este posible alivio de la deuda en el orden de US$600 millones, Nicaragua también tiene cuentas pendientes con otros acreedores bilaterales, que no son miembros del Club de París y el pago de este tipo de deuda podría incrementarse. Al 31 de agosto 2000, Nicaragua no había reestructurado deuda "pre cut of date" (deuda contratada hasta el 31 de octubre de 1988), con 15 acreedores bilaterales que no son miembros del club de París, lo que significaría el pago de al menos US$210 millones en un plazo no menor de 10 años.

Adicionalmente, se encuentra pendiente la recompra de US$197 millones de deuda con la banca comercial, lo que podría significar un desembolso de US$16 millones.

Honduras podrá ahorrarse US$900 millones

En julio de este año, Honduras pasó el examen ente las autoridades del FMI y el Banco Mundial (BM) para ingresar al punto de decisión. Con el apoyo de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el FMI y el BM, Honduras podría ahorrar US$900 millones por concepto de servicio de la deuda en los próximos años, lo que equivale a US$556 millones en términos de Valor Presente Neto (VPN).

A finales de 1999, la deuda externa de Honduras ascendía a US$3,100 millones en VPN, lo que equivalía al 135% de sus exportaciones y más de 300% del ingreso público del país.

En un reporte realizado por el grupo del Banco Mundial se lee lo siguiente:

"Honduras ha realizado notables progresos en la aplicación de las reformas económicas durante el pasado decenio. La inflación, que en 1990 era del 23 por ciento, descendió al 11% en 1999, y el déficit fiscal global (excluidas las donaciones) bajó del 7,7 por ciento del PIB en 1990 al 2,3 por ciento en 1999".

"Honduras ha realizado también decididos esfuerzos de reforma estructural en los últimos años, en particular en lo que se refiere a la modernización del sector público y la liberalización financiera. Si bien Honduras continúa siendo uno de los países más pobres de la región de América Latina, la proporción de su población que vive en la pobreza, según algunas estimaciones, bajó del 75 por ciento en 1991 al 66 por ciento en 1999. Se han registrado también notables mejoras en los indicadores sociales, sobre todo en las áreas de la educación y la salud".

La HIPC: ¿remedio o purgante?

"Nicaragua debe decir dónde se invertirán los recursos de la HIPC"

"No hemos condicionado la HIPC a razones políticas"

"Pedimos el 100% de la condonación de la deuda"

 

©2000 Fundación internacional para el desafío económico global