Alejandro Serrano Caldera

Los Escenarios Políticos

El panorama político, en lo que concierne a las candidaturas electorales, comienza a despejarse. El PLC ha definido su fórmula eligiendo al Ingeniero Enrique Bolaños como candidato a la Presidencia de la República y al Doctor José Rizo Castellón, como candidato a la Vicepresidencia.

No cabe duda que dos movimientos de fuerza han influido en esta elección: uno externo, proveniente del gran capital conservador con respecto a la candidatura del Ingeniero Bolaños, lo que, se supone, incidiría en la formación de la Alianza libero-conservadora, en la cual están claramente interesados el capital privado, el Presidente de la República y la dirigencia del PLC

El otro, interno, en virtud del cual se ha escogido al Doctor José Rizo Castellón como compañero de fórmula del ex Vicepresidente de la República, lo que ha permitido tranquilizar a los convencionales partidarios de Rizo, y al propio interesado, con respecto a la inhibición por asunto de nacionalidad, y a la vez utilizar el amplio respaldo que tiene dentro del partido, para apoyar la candidatura del Ingeniero Bolaños.

En lo que concierne al Frente Sandinista, los resultados de la Consulta Popular no sorprendieron a nadie, aun y cuando hay cuestionamientos acerca de los candidatos a Diputados, a los porcentajes en cuanto a la candidatura presidencial y a lo que los otros candidatos a la Presidencia consideran irregularidades en el proceso, no parecería desprenderse de ahí que existan dudas en cuento a escogencia de Daniel Ortega como vencedor de la Consulta.

Queda pendiente la confirmación de los favorecidos en la Consulta por el Congreso del partido que se realizará el 24 y 25 de febrero, aunque esto se considera más un trámite formal, que como es lógico suponer, debe respetar la voluntad expresada en la Consulta.

Para completar este cuadro, al menos en sus piezas principales, habría que referirse al Partido Conservador. Ante la invitación hecha por la nueva Junta Directiva del PLC, aquél respondió que está anuente al inicio de las conversaciones, con éste o cualquier otro partido o grupo político que se lo solicite, poniendo como condición, para el caso del PLC, la Reforma a la Ley Electoral.

Es claro que esto es sólo el movimiento de la primera pieza en el tablero de ajedrez. Esta decisión, que vista desde este ángulo pudiera parecer inteligente y adecuada, sería totalmente desvirtuada si la actitud se orienta hacia otros intereses, como podrían ser las promesas para la diputación y para ocupar cargos en el futuro Gobierno. Si así fuese sería fatal para la democracia y para el propio Partido Conservador, que sufriría las mismas consecuencias que ha sufrido en el pasado a raíz de los pactos con el Partido Liberal. La responsabilidad es enorme y el país entero está a la expectativa.

Está también la posibilidad de rechazar un Pacto con los liberales, como insistentemente sus directivos lo han expresado, y se oriente, más bien, a la búsqueda de una Alianza con otras agrupaciones políticas como el MUN, el PLD, el PLI... la que podría llevar como candidata a la Presidencia a Doña Violeta Barrios de Chamorro, si es que acepta esa nominación, lo que podría depender, en buena medida de la capacidad de los interesados de organizar una estructura sólida y con posibilidades razonables de éxito.

El argumento principal de quiénes se oponen a la formación de esa Tercera Fuerza, se refiere a que ésto aumentaría las posibilidades del Frente Sandinista de ganar las elecciones. Independientemente de que esto sea cierto o no, pienso que al país debe interesar la formación de una opción que permita a los nicaragüenses poder escoger con más libertad. Allá la capacidad que tenga cada quién de persuadir al electorado, sobre todo de ese sector estimado arriba del 45%, el que, si debemos creer a las inseguras informaciones, se abstuvo en las Elecciones Municipales de noviembre.

Lo que no debería continuar en la política nicaragüense es la práctica de seguir votando contra alguien y no por alguien. Esta costumbre ha transformado nuestras elecciones en plebiscitos, además de que mantiene al país partido en dos.

Hay que superar la fractura de las dos Nicaraguas y establecer un verdadero sistema democrático. Para ello se requiere organización y participación ciudadana, un nuevo contrato social que sustente un nuevo Proyecto de Estado-Nación a partir de acuerdos fundamentales: políticos, institucionales, socioeconómicos y educativos, como lo ha expresado recientemente en un documento público el GRUPO DE REFLEXIÓN Y PARTICIPACIÓN CIUDADANA. Creo que es la mejor forma de garantizar la democracia, modernizar el país y sus instituciones y avanzar hacia el futuro.

Ir Arriba

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2001 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

 

Banco de Finanzas

Página Oficial de Joya de Nicaragua

Budget,Renta de Vehículos

Banexpo

Mansión Teodolinda

 

Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


»Indicadores Económicos

»Canasta Básica Nacional .