Fragilidad del sector externo:

"Talón de Aquiles" de la economía nicaragüense

Luz Elena Sequeira G y Néstor Avendaño

La brecha de recursos externos de Nicaragua ha sido una de las principales restricciones en la programación económica. Desde las últimas dos décadas y, por supuesto, en el mediano plazo, la indisponibilidad de recursos externos para el funcionamiento del aparato productivo, la ejecución de proyectos de inversión pública y el pago de las obligaciones contractuales a los acreedores priorizados, ha acentuado la dependencia de la ayuda internacional.

Reservas InternacionalesEn 2001, el país tiene que enfrentar una brecha de recursos externos de US$1,400 millones, que representan aproximadamente el 55 por ciento del valor del Producto Interno Bruto esperado, y cuyo financiamiento es necesario para que la producción de bienes y servicios crezca 4 por ciento y el consumo de las familias permanezca estancado en relación con los niveles del año pasado.

Uno de los tres problemas estructurales de la balanza de pagos del país es la base exportadora poco diversificada, que está muy relacionado con el segundo problema que consiste en la tendencia declinante de los precios internacionales de los principales productos que exporta el país.

 

Base Exportadora, Importaciones y Deterioro de la Relación de Precios de Intercambio

En la tarea del desendeudamiento externo, es preocupante que el 60 por ciento del volumen total que se proyecta exportar en 2001 es sostenido sólo por cuatro rubros: café, azúcar, carne y mariscos. El valor total de las exportaciones de bienes FOB es US$640 millones, en el cual se destacan (i) una caída de 218.3 miles de quintales de café con respecto al año 2000, al programarse un volumen total exportado de 1,550 miles de quintales, y una caída de 11.2 por ciento en el precio de exportación promedio anual del café (US$81/qq), que generarán US$125 millones; y (ii) no se percibe ninguna recuperación del precio de exportación de banano, que se mantiene en US$4.9 por caja de 42 libras.

En cuanto a los otros precios de las exportaciones, se espera un mejoramiento en el del azúcar (US$10.5/qq) , la carne (US$1.1/lb) y el oro (US$290/onza troy), reflejando un incremento de 7.5 por ciento en el índice de precios de las exportaciones.

Sin embargo, el índice de precios de las importaciones se eleva 7.6 por ciento, manteniéndose constante la relación de precios de intercambio en el nivel de 68.8 por ciento (base: 1980 = 100), lo cual indica que el deterioro de los precios de intercambio ha sido 31.2 por ciento durante los últimos 21 años.

Importaciones CIFEntre los servicios no atribuibles a factores de producción, se distingue el ingreso aproximado a US$145 millones en concepto de turismo, generando, por primera vez en la historia económica del país, más divisas que el café, que ha sido el principal rubro de exportación.

Por otro lado, las importaciones de bienes CIF, que se han abaratado, excepto el petróleo, tanto por la desgravación arancelaria como por la mayor sobrevaluación del córdoba experimentada en los últimos años, se perfila en el nivel de US$1,881 millones, casi 3 veces el valor total de las exportaciones, con la particularidad de que casi el 30 por ciento de esas importaciones son bienes de consumo. La factura petrolera tiende a subir hasta US$275 millones, con un precio internacional del crudo que estima alrededor de US$28 por barril.

En resumen, la apertura de la economía nicaragüense es muy grande, ya que la suma de las exportaciones y las importaciones representa prácticamente el valor de la producción interna de bienes y servicios. Así, Nicaragua es muy vulnerable ante las perturbaciones económicas externas, como son en la actualidad la caída del precio del café, el alza del precio del crudo y la tendencia alcista de las tasas de interés internacionales.

La pesada carga de la Deuda Externa

El tercer problema estructural de la balanza de pagos es la pesada carga del saldo y el servicio de la deuda externa. Nicaragua, al alcanzar el Punto de Decisión de la Iniciativa "HIPC", no pagará US$260 millones en intereses y amortizaciones contractuales con los acreedores priorizados, especialmente con el Club de París y las instituciones financieras internacionales

El alivio interino en el pago de la deuda para 2001 es del orden de US$82 millones, equivalentes a la aplicación de los Términos de Lyon al pago de la deuda con el Club de París, o sea una condonación del 80 por ciento del monto a ser pagado en concepto de intereses y amortizaciones al Club de París y a dos instituciones financieras internacionales. Este alivio es adicional al de US$23 millones resultante de la moratoria que concediera el Club de París a Nicaragua, a raíz del Huracán ""Mitch"", que vence el 28 de febrero de 2001.

En esa forma, Nicaragua reduce el pago de intereses y amortizaciones a sus acreedores internacionales hasta US$152 millones en 2001, equivalentes a 15.5 por ciento del valor esperado de las exportaciones de bienes y servicios no factoriales, pero su saldo de la deuda externa tiende a aumentar hasta US$6,720 millones, igual a 6.8 veces el valor de dichas exportaciones y a 2.6 veces el valor del PIB.

Así como el G7 creyó de "buena fe" que el mundo industrializado estaba dispuesto a financiar la Iniciativa "HIPC" con US$100,000 millones para beneficiar a 36 países y 430 millones de personas, Nicaragua sigue creyendo de "buena fe" que contará con el respaldo financiero parta condonar, por lo menos, US$3,700 millones en el Punto de Culminación de dicha Iniciativa, que sería alcanzado, según las autoridades nacionales, en un plazo máximo de dos años.

En conclusión, Nicaragua, con un PIB Per Cápita de US$490 y una deuda externa por habitante de US$1,290 en 2001, continúa teniendo el extraño honor de ser el país pobre más endeudado del mundo en términos per cápita y de producción desde hace 15 años.

La ayuda internacional

Exporrtaciones FOBEn un año de elecciones nacionales, es usual que la ayuda internacional disminuya. La Comunidad de Donantes, como los inversionistas privados, hace un compás de espera con los fines de observar cómo se desenvuelve el ejercicio democrático y dotar los escasos recursos de la cooperación al nuevo gobernante en el inicio de su mandato.

No obstante, 2001 es el último año del trienio de la reconstrucción nacional ante los daños provocados por el Huracán "Mitch", por lo cual se espera una afluencia de ayuda internacional "óptima" de US$440 millones, pero con un bajo componente en divisas líquidas para apoyo a balanza de pagos igual a US$90 millones.

En otras palabras, el 80 por ciento de la ayuda oficial corresponde a recursos atados a programas y proyectos, especialmente de inversión pública. Como una simple coincidencia, el 80 por ciento del déficit del Gobierno Central, estimado en US$470 millones, cuenta con financiamiento externo garantizado, por lo cual se puede suponer que el 20 por ciento restante, si el Fondo Monetario Internacional lo permite, será sostenido con recursos provenientes de la privatización de las empresas de servicios públicos.

Además, el ingreso del componente en divisas líquidas de la ayuda externa por US$90 millones está condicionado al cumplimiento oportuno de las condicionalidades de reforma estructural, entre las cuales adquieren gran relevancia la aprobación de nuevas normas prudenciales sobre la clasificación de activos en riesgo y provisiones de la banca comercial en febrero, la aplicación de la ley de seguro de depósitos en marzo, el mejoramiento de la habilidad del Banco Central de Nicaragua para colocar bonos en términos de mercado en mayo, la modificación del código criminal para incluir la definición de delitos financieros en junio, la aprobación del nuevo código comercial en junio, y la introducción del nuevo sistema de cuentas individuales de los fondos de seguridad social administrado por empresas privadas en octubre. Queda una reflexión: ¿se cumplirá todo esto para desembolsar US$90 millones en un momento en que las autoridades tratan de afianzarse en el poder?

La ayuda externa "óptima", el alivio del pago de la deuda arriba indicado y el financiamiento de US$100 millones que contratan directamente instituciones públicas, permiten determinar que los recursos del sector público, en principio garantizados, cubren el 47 por ciento de la brecha externa.

El aporte del Sector Privado

Por otro lado, el 39 por ciento de la brecha es financiada con recursos provenientes del sector privado, entre los cuales se distinguen las remesas familiares por US$520 millones y la inversión extranjera directa que se minimiza con un monto de alrededor de US$25 millones, restringida por las elecciones nacionales del 4 de noviembre próximo.

Además, el 11 por ciento de la brecha externa se espera financiar, de acuerdo con las previsiones gubernamentales, con los recursos provenientes de la privatización del 40 por ciento del capital accionario de ENITEL y de las unidades de generación de electricidad de ENEL, estimado en US$153 millones, lo cual no está garantizado. Aún con ese ingreso deseado de recursos de la privatización, las Reservas Internacionales Netas "Ajustadas" (RINAS) del Banco Central de Nicaragua tienden a disminuir US$48 millones en el año, con el fin de completar el financiamiento de la brecha externa.

Persistencia de la fragilidad Macroeconómica

A finales de diciembre de 2001, las Reservas Internacionales Brutas --excluyendo los fondos de privatización-- ascenderán a US$322 millones y serían equivalentes a 1.9 meses de importación CIF, lo cual está bastante alejado de la condicionalidad actual de 3.9 meses de importaciones CIF de 2001 acordada con el FMI.

Por lo tanto, se mantendrá una frágil situación económica en el país. La posición de las reservas internacionales oficiales continuará debilitándose en el transcurso de 2001. Sin un apoyo de la política fiscal para el fortalecimiento de la estabilidad macroeconómica, el Banco Central, persiguiendo los objetivos de evitar el resurgimiento de la inflación y un creciente riesgo cambiario, continuará presionando por el traslado de los depósitos de instituciones públicas de los bancos comerciales a sus arcas -con el fin de disminuir la demanda de crédito y la consecuente demanda de divisas-, pero provocando problemas de liquidez en los bancos que obstaculizarán el cumplimiento del encaje legal sobre los depósitos en córdobas.

Además, la autoridad monetaria podría continuar forzando la adquisición de Bonos en Moneda Extranjera (BOMEX´s) entre los bancos comerciales, con el fin de superar alguna situación de iliquidez en dólares, so pena de aumentar la tasa de encaje legal sobre los depósitos en córdobas y dólares a aquel banco que no acepte comprar su cuota de bonos.

Por consiguiente, es muy probable que la política monetaria muy restrictiva observada en 2000 se extenderá al presente año, provocando un mayor "enfriamiento" de una economía que se encuentra con una tasa de sub-utilización laboral global de 23 por ciento, al desacelerarse el gasto inversionista del sector privado y al reducirse la expectativa del crecimiento de 4 por ciento de la producción de bienes y servicios.

Ir Arriba

Política monetaria en función de las Reservas Internacionales

La oferta de dinero real cayó 4.6 por ciento en el 2000, lo que incidió en una desaceleración de la producción de bienes y servicios por el orden de 2.3 puntos porcentuales, es decir que si no se hubiese implementado una política monetaria restrictiva el PIB hubiese crecido 6.4 por ciento en vez del dato oficial de 4.1 por ciento (ver nota econométrica en la parte posterior).

La política monetaria se ha venido ajustando estrechamente con el objetivo de mantener la protección del saldo de las reservas internacionales oficiales y el control de la inflación, mediante el sostenimiento del ritmo de la mini devaluaciones de 6% anual.

Por lo tanto, el estancamiento de la base monetaria en 2000 ha contraído el PIB real. Ese comportamiento monetario obedece al incumplimiento de las metas gubernamentales establecidas con el FMI sobre la posición de las reservas internacionales. Éstas cayeron debido a la expansión de los activos internos netos del BCN, como resultado de las líneas de asistencia financiera a los bancos comerciales asociadas con la quiebra del INTERBANK y el BANCAFÉ.

Esta situación obligó al BCN a reactivar las operaciones de mercado abierto (OMA´s), que esterilizaron gran parte de dicha expansión, pero afectó a la inversión privada, el crédito a la producción y los ingresos de la población

En 2000, el BCN utilizó como principal instrumento de política monetaria, las OMA´s, o sea la colocación neta de títulos de deuda (CENI's), mediante las cuales contrajo un monto de C$765 millones en el mercado monetario, equivalentes al 2.5 por ciento del PIB. Otras de las contracciones de mayor importancia que afectó a la base monetaria fue la venta de divisas al sector privado, por el orden de C$2,466 millones.

Por otra parte, tras la quiebra de los dos bancos privados arriba mencionados, el BCN colocó Bonos en Moneda Extranjera (BOMEX's) y esterilizó US$58.4 millones entre los bancos privados, para contrarrestar la pérdida de reservas asociadas con la expansión del crédito a la banca comercial equivalente a C$1,931.7 millones. Ese crédito se destinó principalmente a respaldar los fondos de los depositantes en INTERBANK y proveer liquidez al BANPRO y al BDF, grupos financieros que compraron al INTERBANK y al BANCAFÉ, respectivamente.

Cabe mencionar que también se observaron otros dos factores internos que expandieron la base monetaria, pero no impidieron la severa iliquidez registrada en 2000: el retiro de depósitos del Sector Público No Financiero en el BCN por C$593 millones y las pérdidas del BCN por C$577 millones en concepto de intereses y mantenimiento de valor pagados a los tenedores de CENIS y al pago de intereses de la deuda externa contratada con Taiwán..

Nota Econométrica

El estudio sobre la elasticidad producción-dinero se basó sobre los valores del Producto Interno Bruto (PIB) y la Oferta de Dinero (M1), en millones de córdobas de 1980, con una muestra de 9 observaciones correspondiente al período 1992-2000. Los resultados de la regresión logarítmica son los siguientes (estadísticos t entre paréntesis):

lnPIB = 6.998706 + 0.495584 lnM1
(16.49052) (6.934184)

R2 = 0.8729 F1,7 = 48.0829 DW = 2.003

Los signos de los coeficientes son los esperados. La pendiente de la regresión nos dice que si la oferta real de dinero aumenta 1%, la producción de bienes y servicios se incrementa 0.49%. La interpretación literal del intercepto señala que si el logaritmo de la oferta de dinero es cero, el PIB es igual al antilogaritmo de 6.9; sin embargo, no se presta ninguna importancia al intercepto porque la muestra no contiene ninguna observación del logaritmo de M1 cercana a cero.

Los estadísticos t de los coeficientes estimados son mayores que el valor crítico de t con 7 grados de libertad y 5% de significación estadística, que es igual a 1.895, por lo cual rechazamos las hipótesis nulas de que ambos coeficientes son iguales a cero.

El estadístico R2 nos indica que la regresión explica el 87.29% de la variación media del logaritmo del PIB en una muestra de 9 observaciones. El estadístico F, con 1 grado de libertad en el numerador y 7 grados de libertad en el denominador es mayor que el valor crítico de F, que es igual a 5.59, por lo cual rechazamos la hipótesis nula de que no existe relación lineal entre el PIB y la M1. El estadístico Durbin-Watson es mayor que du con un nivel de significación de 5%, o sea 2.003 >1.32, por lo cual aceptamos la hipótesis nula de que
? = 0, o sea que no existe correlación serial.

 

 

 

 

Ir Arriba

Regresar a la Página Principal


 
Copyright © 2001 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

Página Oficial de Joya de Nicaragua

Budget,Renta de Vehículos

Banexpo

Mansión Teodolinda

 

Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


»Indicadores Económicos

»Canasta Básica Nacional .