Ninoska García, gerente de ventas de Tour Nicaragua

"Hay que atraer al turista tradicional"

Mayda Isabel Meléndez

Ninoska García

Nicaragua fue anfitriona, durante la primera semana de abril, de la feria itinerante de turismo Travel Exchange Central America, que se efectuó por primera vez en 1999 y tuvo como sede El Salvador. Posteriormente, en el año 2000 se realizó en Panamá, y el año entrante va para Guatemala.

Para Ninoska García, gerente de ventas de la operadora de turismo Tour Nicaragua, el hecho de que Nicaragua fungiera como país sede conlleva un impacto positivo, puesto que pese al poco presupuesto con que cuenta el Instituto de Turismo, nuestro país empieza a promoverse como destino turístico.

El apoyo de Intur inició con el ingeniero Lorenzo Guerrero, ex titular de esa cartera, quien falleció desempeñando el cargo. "Nos dio herramientas para que pudiéramos vender los paquetes turísticos de manera competitiva con relación a Centroamérica y nos llevó a varias ferias turísticas, además, promovió actividades nocturnas en los departamentos que enriquecen el producto turístico y ayudan al pequeño empresario", indica García.

Esa labor, según ella, la ha continuado desempeñando el actual presidente del Intur, René Molina.

Nicaragua, basándose en sus bellezas naturales, busca que los operadores norteamericanos nos incluyan en los catálogos como un nuevo destino turístico, al igual que Costa Rica, nación que recibe anualmente un promedio de un millón de turistas, sin incluir en esa cifra el turismo étnico o de negocios, y se considera que cada visitante consume un paquete de 500 ó 600 dólares.

La diferencia es que Costa Rica invierte un millón de dólares para promoverse como destino turístico, mientras el Intur apenas cuenta con un presupuesto de 200 mil córdobas, comentó Ninoska García, cuya entrevista le dejamos a continuación.

¿Cuál era el objetivo de esta feria?

Promover Centroamérica como destino turístico para el mercado norteamericano. Traer compradores del producto turístico de Centroamérica, todos estos compradores son de los Estados Unidos que es nuestro mercado natural, el más cercano y el que mayor poder de adquisición tiene. Motivar el deseo de los americanos de viajar por el istmo, cambiar la imagen de la región en sí; crear mayores oportunidades entre compradores y proveedores de servicio.

Los proveedores, en este caso, somos los hoteleros, los operadores de turismo de cada país de Centroamérica que vienen y exponen su producto a los potenciales compradores que son los mayoristas o los que venden viajes hacia la región.

¿Cómo surgió la feria?

Sé que es una motivación de algún país de Europa para que los países de Centroamérica surgieran, que tuvieran mayores ingresos por el desarrollo del turismo.

Se hizo un estudio sobre la oportunidad de salir de la pobreza de los países centroamericanos y se llegó a la conclusión de que la forma más rápida y lo que mayor crecimiento tiene es el turismo.

La feria, por lo general, atrae 50-60 compradores, éstos distribuyen a través de agencias de viaje que tienen en su país, el producto turístico centroamericano. Además de los compradores, se trae a 200 ó 300 agentes de viajes que vienen a conocer el producto turístico in situ para poderlo promover en su país.

¿Realmente ha sido productivo para Centroamérica?

Sí, porque Centroamérica, desafortunadamente --apartando a Costa Rica y Guatemala que son los países que tienen mayor ingreso por turismo-- tiene una imagen de zona de guerra, de desastre y de pobreza, porque eso es lo que se ha vendido a lo largo de los años sobre esta región debido a su historia.

Se mira que ya hay un despunte hacia Centroamérica, está llamando la atención. Es más, el trabajo que ha hecho la Secretaría de Integración Centroamericana, a cargo de Lucy Valenti, en Europa, de vender Centroamérica como una región, ha tenido sus frutos; hoy día sí llama la atención, más gente viene a visitarnos, más gente está interesada en el producto turístico de Nicaragua, combinado con otros países del istmo.

¿Este cambio de percepción se liga con el contexto actual de Nicaragua?

No nos equivoquemos. Nicaragua todavía tiene un estereotipo de país conflictivo, de país de guerra, de país de desastre. Sin embargo, hay voluntad del sector privado con el gobierno, en el caso del Intur, en promover una Nicaragua distinta, en dar a conocer lo que realmente está sucediendo.

Hay muchísimas cosas que hacer, que el gobierno --que es el llamado a hacer esto-- realice campañas de promociones más fuertes para vender una imagen nueva, crear una imagen nueva de Nicaragua.

Sí ha influido el cambio de un estado de guerra a un estado de democracia porque hay mayor deseo de salir de los problemas, pero también creo que ha tenido un impacto positivo el impulso que le ha puesto la empresa privada al turismo porque sí es la que le ha apostado al turismo.

Lo que yo percibo es que el Instituto de Turismo tiene que ser apoyado de una forma más fuerte por el gobierno central y que así como se destina un presupuesto para salud u otras cosas, también se destine un presupuesto para la promoción de Nicaragua.

Todavía no somos un destino turístico en exclusivo, somos un destino complementario. Pero ya es un progreso, hace 10 años no venía completamente nadie o en los años 80 venía sólo un turismo sociopolítico.


¿Cuál es la afluencia de turismo a Nicaragua?

Según las estadísticas del Instituto de Turismo tenemos medio millón de personas que nos visita, pero eso lo tenés que dividir en turismo étnico que son los nicaragüenses que vienen para acá --que son casi el 60% de los que vienen--, el turismo de negocio lleva otro tanto porcentual, o sea, el turismo real que viene aquí es más o menos un 5%.

El turismo tradicional te deja mucho dinero, y sería bueno promoverlo más y más. Hemos hecho varias sugerencias, por ejemplo, que las embajadas y consulados nuestros se tomen en serio la promoción del turismo, que existiera un departamento dedicado a esto.

Una promoción dirigida a los mercados potenciales, no hablamos del mercado étnico, hablamos del turista norteamericano. Creo que sería bueno promover las caravanas turísticas por Estados Unidos, por Europa. La GTZ hizo un estudio hace poco sobre la percepción de Centroamérica en Europa, y Nicaragua fue la única que salía completamente negativa, que a nadie ni se le ocurría venir por acá.

También sería importante traer periodistas especializados a Nicaragua; eso se ha hecho gracias a la ayuda de la Unión Europea, pero tiene que ser más constante.

Estamos en un año electoral, ¿podría afectar esto?

Una de nuestras preocupaciones es que estamos en año electoral, y como con cada presidente cambiamos de personal y el personal nuevo viene a aprender, detenemos el proceso del trabajo, no se le da continuidad.

La gente del Intur ha hecho un gran trabajo. Pero eso se puede detener. Habría que entrenar al nuevo personal y volver a los mismos pleitos de antes, de que se debe impulsar al operador de turismo, al pequeño empresario, que se debe capacitarlos para que sepan cuáles son las condiciones mínimas que el turismo necesita, y pueda realizarse un trabajo exitoso.

 


Ir Arriba

Regresar a la Página Principal


Copyright © 2001 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

Página Oficial de Joya de Nicaragua

Budget,Renta de Vehículos

Banexpo

Mansión Teodolinda

Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


Informe Económico Mensual

»Indicadores Económicos

»Canasta Básica Nacional

 

 

 

 

Las Ventajas de Suscríbirse . !Haga Click Aquí!