Silvio Conrado

Los retos económicos inmediatos de un Nuevo Gobierno

El próximo gobierno que salga electo el 4 de Noviembre de este año deberá afrontar grandes retos en el campo económico y social que procederán de los crecientes problemas que ha dejado sin resolver el gobierno saliente, pero también de los propios problemas estructurales que presenta la economía del país y, en especial, la angustia y desesperanza que provoca el lamentable estado de pobreza en que se encuentra la mayor parte de los nicaragüenses. Lo anterior sin incluir los ingredientes que la situación política y el entorno internacional, derivados del proceso electoral y su creciente polarización, agregan sobre la situación de Nicaragua.

Dado el alto grado de dependencia del país sobre recursos de la cooperación externa, que en los últimos cuatro años más bien se ha incrementado principalmente por el fracaso del gobierno saliente en incentivar y aumentar las exportaciones, y el deterioro en los términos de intercambio, el nuevo gobierno que resulte electo en Noviembre tendrá que negociar en los primeros dos meses de su período un nuevo programa económico por tres años con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, a efecto de salvaguardar la estabilidad monetaria y cambiaria del país. Dentro de este aspecto es importante resaltar que el problema de la credibilidad del gobierno saliente y su adopción de políticas fiscales expansivas le impidió alcanzar la necesaria condonación de la deuda externa dentro de la iniciativa HIPC y lograr un acuerdo satisfactorio con el FMI, en el último año de su mandato. Por ello el nuevo gobierno deberá tener claro desde un inicio, que si bien puede negociar términos más realistas y acordes con la situación del país, es esencial que lo que prometa y acuerde con el FMI, deberá ser cumplido en tiempo y forma, no solo para ser creíble, sino para impulsar la economía y los programas sociales. Sin embargo, muchas veces este cumplimiento no está en manos del ejecutivo solamente, sino en la de otros poderes del estado, lo que dificulta cumplir con los objetivos planteados. De ahí la necesidad de tener planteamientos claros y acordes con nuestra con nuestra realidad económica, que puedan obtener el respaldo de amplios sectores políticos y sociales involucrados en la toma de decisiones en el país. Para lo que resta del año el gobierno saliente no podrá resolver ( o dejará grandes inquietudes sobre su solución ) al menos cinco problemas fundamentales que preocupan a los organismos multilaterales y en general a todo la comunidad internacional: a) la percepción de corrupción generalizada que ésta tiene sobre el actuar del gobierno; b) la fragilidad del sistema financiero, en especial la preocupante situación de una institución del sistema, c) la percepción que las reglas del juego puedan cambiarse en cualquier momento (como lo ha venido haciendo el actual gobierno) y retroceder en el fortalecimiento de la economía del mercado; d) el descontrol del gasto público, especialmente con fines electorales, y el endeudamiento creciente que ha provocado la colocación de CENIS del Banco Central y la emisión de bonos de indemnización (BPI´s) por el gobierno, que iniciarán sus vencimientos el próximo año; e) la recesión económica mostrada desde el año pasado y que, por sus efectos estacionales, se prolongará en el 2002.

En el aspecto social el gobierno saliente no pudo poner en práctica la estrategia de reducción de la pobreza, discutida con la comunidad internacional y la sociedad civil en forma no satisfactoria, y que sirvió para obtener el punto de decisión de la iniciativa HIPC en Diciembre del 2000. El nuevo gobierno que tome posesión en Enero tendrá el reto de implementar su estrategia social a lo inmediato, atendiendo los lineamientos generales que se han discutido y haciendo los ajustes en el camino. La situación que deja el actual gobierno, en términos de la fragilidad que se observa en la estabilidad monetaria, no son muy halagüeños para el nuevo gobierno que salga electo el 4 de Noviembre. La economía real está deteriorada, pero la economía monetaria podría presentar problemas de mucha mayor envergadura, de no manejarse en forma apropiada, especialmente desligando aspectos importantes de la misma (que están basados en confianza) del debate electoral y lograr así su despolitización. De ahí la necesidad de evitar un discurso de miedo y alcanzar acuerdos previos sobre aspectos importantes de la política económica que deberá ser desarrollada por un nuevo gobierno.

Ir Arriba

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2001 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

 

Banco de Finanzas

Página Oficial de Joya de Nicaragua

Banexpo

Investa

Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


Informe Económico Mensual

»Indicadores Económicos

»Canasta Básica Nacional

 

 

Las Ventajas de Suscríbirse . !Haga Click Aquí!