Nicaragua presentará demandas en la OMC

Comercio agrícola en el banquillo

Por Luz Elena Sequeira G.

lesequeira@elobservadoreconomico.com

La Organización Mundial del Comercio, OMC, iniciará en noviembre próximo una ronda de negociaciones sobre la liberalización de los mercados internacionales, que incluirá el comercio de productos agrícolas, en particular en lo que se refiere a la reducción de subsidios y los obstáculos que impiden el libre acceso de los productos agrícolas a los mercados de los países desarrollados.

En la reunión, que se llevará a cabo en el mes de noviembre en Doha, Katar, participarán 142 naciones miembros que discutirán, además, el futuro de la liberalización del comercio de bienes y servicios.

La agenda a tratarse en Katar incluye también la aplicación de diversos acuerdos y compromisos que se establecieron en la ronda de Uruguay, en 1995, como la contratación pública, subvenciones, servicios marítimos, servicios y medio ambiente, propiedad intelectual, telecomunicaciones básicas, textiles y vestuario, y antidumping.

Además, continuarán las negociaciones sobre los servicios financieros y se pretende establecer una nueva ronda sobre temas tratados en ocasiones anteriores, para buscar acuerdos vinculantes sobre la transparencia de las compras gubernamentales, políticas de competencia e inversiones.

Finalmente, como una ampliación de la ronda, se encuentran nuevos temas, como el acceso a productos industriales (reducción de aranceles), facilitación de comercio (vinculante servicios aduaneros y tránsito de productos, similar al ALCA), comercio electrónico, tributación a bienes electrónicos, definición de frontera electrónica y disposiciones específicas entre acuerdos multilaterales de medio ambiente, entre otros.

Estrategia para la negociación

Nicaragua, al igual que el resto de Centro América, no cuenta con capacidad económica para cubrir las más de tres mil reuniones al año que se realizan en Ginebra en el marco de la OMC y, menos aún, contar con 40 o más funcionarios necesarios para atender todos los ámbitos de negociación, por lo que es necesario unificar criterios e intereses con los demás países de la región, a fin de fortalecer su capacidad de negociación.

Para ello, se encuentra consolidando posiciones con países afines según los temas, como parte de su estrategia. Entre las coordinaciones que está llevando a cabo se encuentra la que realiza con los países de la región centroamericana, a través del grupo CA4 (Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua), y la coordinación con el grupo Paradisus (integrado por el CA4 más Republica Dominicana y Panamá).

Además, mantendrá sus vínculos con el GRULAC, que es grupo de coordinación de los países latinoamericanos, y contempla su ingreso al CAIRNS, grupo conformado por Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Fidji, Filipinas, Hungría, Indonesia, Malasia, Nueva Zelanda, Tailandia y Uruguay para todo lo relacionado con las negociaciones agrícolas.

El gobierno espera, además, fortalecer el equipo negociador mediante capacitación y asistencia técnica, promoviendo también el consenso de la sociedad civil alrededor de los temas de negociación, para lo cual se realizó recientemente un Foro Empresarial sobre Comercio Internacional y Realidad Nacional, promovido por el Centro de Exportaciones e Inversiones. En esa oportunidad, las autoridades gubernamentales presentaron una evaluación de la actual situación socio económica del país, así como los objetivos y la posición que el gobierno llevará a la próxima ronda de negociaciones

A qué apuesta Nicaragua?

Según declaraciones de la viceministro de Industria y Comercio, licenciada Azucena Castillo, Nicaragua tiene intereses puestos en la agricultura y los objetivos a alcanzar en esta oportunidad son la búsqueda de mejores condiciones para acceder a los mercados y un tratamiento especial y diferenciado, mediante el trato justo y equitativo.

Para mejorar las condiciones de acceso a los mercados, se pretende una eliminación o reducción de los aranceles del banano, maní, lácteos y carne, entre otros productos; es decir, que se cumplan las crestas arancelarias, como son la reducción de las mismas en países desarrollados, hasta llegar al año 2005, cuando se espera la eliminación de las barreras no arancelarias, la ampliación de cuotas agrícolas, como el caso del azúcar y, por último, la transparencia en la administración.

En cuanto al trato especial y diferenciado, se espera una mayor flexibilidad en el uso de la ayuda interna, es decir, lograr una mejoría en la comercialización, transporte y diversificación, así como la no aplicación de la salvaguardia especial para productos de interés y lograr asistencia técnica y de nuevas disciplinas para mejorar el acceso a mecanismos de solución de diferencias.

Cuellos de botella

El principal problema para tener un acceso real a mercados internacionales han sido las medidas de salvaguarda, como las normas técnicas y los reglamentos sanitarios, que resultan ser obstáculos para comercializar productos nicaragüenses en mercados como el europeo, que impone restricciones a productos como la carne, pese a que en Nicaragua no existe lactosa ni fiebre amarilla.

Por otro lado, se observa que países con grandes economías, como Estados Unidos y la mayoría de las naciones de Europa, subsidian sus productos agrícolas sin importarles gastar más de 50 mil millones de dólares al año, con tal de proteger el precio a sus productores, lo que en términos económicos se conoce como dumping.

Desde el punto de vista comercial, Nicaragua necesita que los países desarrollados se comprometan a no subsidiar a sus productores y dejar que el precio internacional sea fijado en respuesta a la oferta y la demanda, pues solamente de esa forma los compromisos comerciales y la facilitación al acceso de los mercados serán reales.

¿Qué necesita Nicaragua?

Nicaragua, a partir de los años 90, inició un proceso de apertura y liberalización comercial de los productos agropecuarios, se disminuyeron los aranceles se facilitaron los tramites de importación y exportación, se establecieron cambios en algunas instituciones estatales, como ENABAS, la que pasó de ser una institución reguladora y que fijaba precios, a prestar servicios de comercialización y acopio para los productores.

Todos estos cambios en el ámbito interno, dieron paso a una economía abierta en la que se permitió que las fuerzas del mercado actuaran libremente con relación a la oferta y la demanda de los bienes y servicios.

Sin embargo, pese a todo lo anteriormente planteado, Nicaragua presenta aún muchas debilidades con respecto a la comercialización de sus productos agropecuarios, los cuales no necesariamente se solucionarán con una negociación exitosa en el ámbito multilateral, como las que se pretenden alcanzar en la OMC.

Se necesita una política sectorial acorde con la política económica que se lleva a cabo en el país. La actual política económica refuerza aún más las debilidades institucionales, sobre todo en el sector del agro, mientras que la actual política monetaria restrictiva, acompañada por una política fiscal inadecuada, el incremento de precios a los productos derivados del petróleo y las altas tarifas de servicios públicos, afectan la competitividad y rentabilidad de los productos agrícolas en general.

Si a esto se añade el escaso financiamiento, especialmente para los pequeños productores que no cuentan con acceso a la banca convencional por las garantías que estos exigen y la falta de programas de créditos dirigidos.

Esa situación no hace más que incrementar las grandes ineficiencias productivas, el deterioro de los recursos naturales y el empobrecimiento de la gran mayoría de las familias campesinas.

¿Qué es la Organización Mundial de Comercio?

La Organización Mundial de Comercio (OMC), es la base institucional y jurídica del sistema multilateral de comercio. Tiene el poder de establecer las reglas del juego en el comercio internacional. Su sede se encuentra en Ginebra, Suiza y fue establecida el 1de enero de1995. Al 26 de julio 2001, consta de 142 países miembros, cuenta con un presupuesto de 127 millones de francos suizos y con un personal de la Secretaría de 500 personas.

Funciones de la OMC

  • Administra los acuerdos comerciales de la OMC
  • Foro para negociaciones comerciales
  • Trata de resolver las diferencias comerciales
  • Supervisa las políticas comerciales nacionales
  • Asistencia técnica y cursos de formación para los países en desarrollo
  • Cooperación con otras organizaciones internacionales

Qué es la conferencia ministerial

La Conferencia Ministerial es el órgano de adopción de decisiones más importantes de la Organización Mundial de Comercio (OMC). La Conferencia debe reunirse por lo menos una vez cada dos años y en ella están representados todos los países y uniones aduaneras que son Miembros de la Organización. La Conferencia Ministerial puede adoptar decisiones sobre todos los asuntos comprendidos en el ámbito de cualquiera de los Acuerdos de la OMC. Las anteriores Conferencias Ministeriales se celebraron en Singapur , 1996, Ginebra, 1998 y Seattle, 1999.

Ir Arriba

E-commerce: compra rápida y segura

 

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2001 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

 

 

 

 

 

 

 

 

Banco de Finanzas

Página Oficial de Joya de Nicaragua

Banexpo

Investa

Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


Informe Económico Mensual

»Indicadores Económicos

»Canasta Básica Nacional

 

 

Las Ventajas de Suscríbirse . !Haga Click Aquí!