Por Alejandro Martínez Cuenca

(Director y Miembro del Consejo Editorial de El Observador Económico)

http://www.martinezcuenca.org.ni

EL ATAQUE TERRORISTA A LOS ESTADOS UNIDOS

Alejandro Martínez C.

Estos son momentos cuando sin ambages de ninguna especie, hay que condenar enérgicamente las acciones terroristas. No es aceptable ninguna posición ambigua o tímida, que no sea la de rechazo a lo sucedido el día 11 de Septiembre del 2001. Estos inescrupulosos ataques a vidas de millares de inocentes tanto en Nueva York como en Washington son absolutamente condenables y rechazados por la mayoría de los pueblos del mundo. No hay espacio en estos momentos para querer hacer apologías de lo sucedido. Se trata de un acto inmoral, inhumano, criminal y sus autores tanto intelectuales como materiales, quienes sean que lo hayan sido, son culpables de crímenes de lesa humanidad, y la Corte Internacional de Justicia de la Haya debiera así condenarlos, imponiendo los castigos que dichos crímenes demandan.

A las 8 de la mañana hora de Managua del día 11 de septiembre del 2001 el mundo viró 180 grados, donde se daba inicio a un hecho criminal con efectos mundiales, pero donde ya no podemos saber adonde terminan las consecuencias de los mismos, causado por el fundamentalismo, la intolerancia y el irrespeto a la vida ajena. No existe causa por muy justa que parezca que justifique actos de esta naturaleza. El viraje señalado tiene efectos en las vidas no solo de los americanos afectados, sino también en la vida de los pueblos del mundo incluyendo al nuestro en Nicaragua. El shock psicológico que este hecho ha causado en la mente de los más humildes pobladores de Nicaragua, lo pude verificar el mismo día 11 cuando andaba recorriendo casa a casa los barrios más pobres de Managua, donde de manera incrédula los pobladores me decían que este crimen no podía quedar impune. La sabiduría del pueblo ya lo categoriza como un acto bochornoso que demanda su total condena.

Las consecuencias de este acto terrorista, a parte de las consecuencias en perdidas humanas, ha violentado la confianza de los ciudadanos no importa adonde se encuentren. El movimiento de personas y de bienes va a sufrir en el mundo retrasos a la luz de la necesidad de aumentar las medidas de seguridad. Ya los efectos de los precios del combustible han comenzado a sentirse , y las consecuencias como siempre recaerán en los más pobres y débiles.

También se prevé que con este hecho se ha acrecentado el riesgo de una recesión económica que se inicia en los Estados Unidos pero que también impacta en la economía nicaragüense. Su impacto en nuestro país se reflejará en afectaciones al monto de remesas familiares que la comunidad nicaragüense remite a Nicaragua, con sus graves repercusiones en las condiciones de vida de muchos nicaragüenses que dependen de ellas para su sobre vivencia. También podemos esperar efectos en la demanda de bienes como el café, entre otros, profundizando la crisis ya existente; así como de bienes de las maquiladoras, las cuales al reducir su demanda tendrán que requerir menos personal, afectando el empleo. El turismo que se ha convertido en uno de los cuatro actividades más importantes en la economía centroamericana se verá fuertemente influenciado, y lo más probable que con este acto terrorista se le ha dado a esta industria un golpe cuyos efectos todavía son impredecibles, acrecentándose así la incertidumbre económica de los más pobres en nuestros países. Esto sin meternos a analizar la posibles repercusiones que puede traer, tanto negativas como positivas, la posible depreciación del dólar frente al resto de las monedas donde también se venden nuestros productos en el mercado mundial.

Por ello todo, debemos considerar que lo sucedido debe de ser profundamente rechazado, condenado y castigado , pero además, esta negativa experiencia debe servir para desatar la demanda de los pueblos y gobiernos de buscar mecanismos en el marco de las Naciones Unidas que permitan contener actos terroristas que como estos hacen al mundo cada vez menos seguro y habitable. La globalización requiere también tener gobernabilidad, y estos actos están poniendo a prueba la incapidad de gobernarla.


Ir Arriba

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2001 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

 

Banco de Finanzas

Página Oficial de Joya de Nicaragua

Banexpo

Investa

Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


Informe Económico Mensual

»Indicadores Económicos

»Canasta Básica Nacional

 

 

Las Ventajas de Suscríbirse . !Haga Click Aquí!