Los retos económicos

Una carrera de obstáculos

Escasos días faltan para conocer cual será el partido político que gane las elecciones presidenciales y por ende cuál será la persona encargada de administrar y dirigir los recursos públicos del país. Lograr estabilidad macroeconómica, incentivar la inversión privada, garantizar la seguridad ciudadana mediante el fortalecimiento de la gobernabilidad y mantener relaciones de armonía con la comunidad internacional, son algunos de los retos que tendrán que hacer frente el futuro gobierno.

El Observador Económico entrevistó a tres economistas reconocidos en el ámbito nacional, quienes coincidieron en que el próximo gobierno tendrá espacios muy reducidos para impulsar programas de desarrollo. La pobreza, coinciden todos, es el principal problema del país, en una situación en que escasearán los recursos y la estabilidad política será un factor determinante para mejorar las condiciones de vida de la mayoría de la población.

Doctor Silvio De Franco
Crear clima para inversiones

Presidente de la Universidad Thomas More, el Doctor Silvio de Franco ha sido consultor de importantes instituciones internacionales, entre las que se encuentran el Banco Mundial, IDB, ATI, AID y AED; fue Presidente del Banco Central de Nicaragua, 1992, Ministro de Economía y Desarrollo, 1990-1992, y fue decano y profesor de INCAE. Su formación académica incluye: Programa de Estudios Individual de Harvard Business School, en Gerencia Estratégica, Liderazgo y Comportamiento Organizacional; PhD en Política de Desarrollo Económico y Cambio Socio Económico en la Universidad de Wisconsin; MBA con énfasis en Estrategia y Comportamiento Organizacional, en INCAE; y BSc en Ingeniería Mecánico-Eléctrica, en la UCA.

¿Cuál es la viabilidad de los programas económicos de los distintos partidos para el próximo período presidencial?

La viabilidad esta en función de dos cosas, de cuánto se puede crear de estabilidad necesaria para que en Nicaragua exista un horizonte de tiempo amplio, para que las inversiones puedan tener lugar, para que funcionen las reglas del juego y que estas incentiven realmente la rentabilidad económica y no la rentabilidad política.

Si se sigue haciendo política sobre la base de violencia, amenazas, corrupción y perversión, difícilmente un programa será viable. También creo que ningún programa es viable si no se tiene un sentido de justicia social, entendida como la atención preferencial hacia aquellas personas menos favorecidas. En esto quiero enfatizar que no se trata de dar limosna, ni de acentuar la dependencia, sino tratar de crear las condiciones para que las personas tengan una mayor ventana de oportunidades, para que las personas puedan salir.

Por lo tanto, va a depender tanto del gobierno como de la oposición que exista. Creo que en Nicaragua debe de existir una oposición leal, no una oposición destructiva. En Nicaragua, históricamente, la manera de hacer oposición ha sido destruir cualquier iniciativa y aunque considero bueno la denuncia ante cosas que se hacen malas, hay que tener un tono constructivo y apoyar aquellas iniciativas que son positivas. No se trata de simplemente criticar algo que viene del gobierno, creo que ha sido una separación muy trágica entre el gobierno y sociedad civil, que no sean dos polos opuestos, no como dos enemigos. Eso se tiene que superar, Nicaragua tiene chance a pesar de que hemos perdido demasiado tiempo.

Necesitamos mucha más solidaridad, más visión de país, mucho más imaginación para que podamos dar un salto gigantesco, si no vamos a desaparecer como país. Esto va a necesitar mucha sensatez y no mucho ilusionismo, tiene que haber estabilidad en vez de aventurerismo internacional, en otras palabras, sino hay un gobierno que tenga un carácter nacional, amplio, sin ambigüedades, sin caciquismo, no hay viabilidad para ningún programa serio en el orden económico.

¿Cuáles sería los principales retos del futuro gobierno?

A mi juicio, la creación de un clima que permita la inversión. Por ejemplo, se requiere que se dé inversión privada en infraestructura, no podemos seguir con el sistema como estamos hasta ahora, en que es el gobierno el que hace la infraestructura, porque entonces qué sucede, que los recursos se van para el gobierno y no para la inversión privada que necesitamos para crear empleos.

La otra cosa son las reglas del juego y la institucionalidad, tiene que ver mucho con los derechos de propiedad, la transparencia, la rendición de cuentas por parte del gobierno, los mecanismos de consulta continua con la sociedad civil, una asamblea que sea totalmente representativa de los intereses de los electores, que no quede aislada, un gobierno que actúe como árbitro, como facilitador, en vez de actuar a función de una clase determinada. Necesitamos despolitizar las diferentes instituciones, no podemos seguir con la Corte Suprema, la Contraloría y otras instituciones como están ahora, politizadas.

Por otro lado, se requiere un balance para atender a las personas menos favorecidas, de manera focalizada, ayudarles a ponerse en pie para que, con sus propios medios, logren salir adelante, con ayuda al inicio, pero que no se queden con la dependencia porque esto perpetua la pobreza. Ese es el otro desafío, crear programas de apoyo social de desarrollo social imaginativo.

¿Cuáles serian los márgenes de maniobras ante el problema del déficit presupuestario?

Los márgenes de maniobra son en general pequeños, en primer lugar porque el presupuesto de Nicaragua no es un presupuesto extraordinario. Creo que se puede mejorar un poco la eficiencia pero no creo que se pueda recortar dramáticamente. Hay muchos programas que llevan inercia, que son contrapartida muy razonables, hay un marco también que es el de las HIPC, que en cualquier gobierno se tendría que seguir, si es que queremos tener ese alivio, no podemos decir que vamos a hacer un cambio radical, no significa tampoco que nos vamos a quedar con los brazos cruzados, sino que vamos a buscar hacer las cosas con más imaginación y transparencia, con rendición de cuentas.

Doctor José Luis Medal
Partidos no han presentado programas integrales

Economista Independiente, el Doctor José Luis Medal es Doctor en Economía en la Universidad Internacional de Florida, posee una Maestría en Arts in Economics de Tufts University, Boston, un Máster en Administración, del ESAN, Lima, un Doctorado en Derecho de la UCA y una Licenciatura en Economía de la UNAN.

 

¿Cuál es la viabilidad de los programas económicos de los distintos partidos para el próximo período presidencial?

En realidad ninguno de los partidos políticos ha presentado un programa económico integral. Ninguno ha mostrado una proyección del presupuesto de la República para los próximos cinco años, que permita concluir que sus propuestas son viables. De hecho, cualquier partido que triunfe en las elecciones tendrá que reducir el déficit fiscal. Continuar intentando mantener la precaria situación macroeconómica con operaciones de mercado abierto —emisión de CENIS— ya no es posible. Por el contrario, los CENIS han contribuido ha crear una deuda interna de serias repercusiones negativas para los próximos años.

En el futuro, el peso del ajuste tendrá que recaer en la política fiscal, más que en la política monetaria, lo cual no implica que está última pueda ser expansiva. Cualquier futuro gobierno tendrá que realizar el ajuste, ya que en estos últimos años, más que ajuste, lo que ha habido es el financiamiento de un creciente desajuste o desequilibrio comercial. Dentro del contexto de la necesidad del ajuste, un futuro gobierno, se limitará en gran medida, en los próximos tres años, ha ejecutarlos proyectos de arrastre y los con financiamiento externo ya obtenido, de la cartera del Programa de Inversión Pública. En realidad, cualquier nuevo proyecto —que no esté ya incluido en el pipeline o tubería de la cartera de proyectos—, no es viable de implementar en los próximos tres años.

Tiene primero que hacerse el estudio de factibilidad del proyecto y gestionar los recursos externos, proceso que dura un promedio de tres años. En consecuencia, prácticamente ningún proyecto de relevancia, que no esté ya incluido en la cartera de proyectos es viable de implementar en los próximos tres años. Ello limita el margen de maniobra de las propuestas de los partidos políticos, partidos, que insisto, no han presentado a la fecha ningún programa económico integral.

¿Cuáles serían los principales retos?

El reto principal que tendrá que cumplir el próximo gobierno será, en primer lugar, negociar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Otro de los retos a enfrentar es la desigualdad de la balanza comercial en los términos de intercambio, el estancamiento tributario, la ley de indemnización, que las importaciones paguen impuestos y reordenar la exoneración parcial de la renta gravable.

Con relación a los retos tributarios, que estos aparentemente no son tan visibles, la reducción del impuesto sobre la renta no es significativa si no es compatible con una política de austeridad fiscal.

Entre las posibles soluciones o bien la forma de cómo enfrentar los retos, se debería crear una ley de servicio de seguridad publica que maneje con transparencia y honestidad los recursos públicos. La política cambiaria debe terminar con el término de la devaluación e implementar la dolarización oficial de la economía o, al menos, reformar la ley monetaria.

En cuanto a la política arancelaria, incrementar el DAI no corresponde a los intereses de Nicaragua. No cabe la protección para el azúcar, por lo tanto se debe de implementar una graduación arancelaria que esté establecida en la ley tributaria.

La reforma, en este sentido, debe ir en dirección de cual es el rol del mercado con Centro América, si se basa en el ALCA y la unión aduanera, el verdadero mercado es irrelevante si no se avanza en un proceso del ALCA sin contar con un consenso de la sociedad civil. Se necesita conocer el grado de opinión con respecto a la apertura externa.

Con relación a la política salarial, se debe aplicar el código número 45, en el cual señala que debe existir flexibilidad en el mercado laboral.

La política educativa es un reto del que poco se ha hablado, dado que existen demasiados profesionales en el mercado laboral y no existe la suficiente demanda para tal oferta, por lo cual se debe de dar mayor estimulo a la educación técnica, de tal forma que se pueda dar respuesta a las verdaderas necesidades del mercado laboral.

Otras de las posibles soluciones que serían factibles para el próximo gobernante, es la elaboración de un presupuesto trianual de la República.

¿Cuál sería el márgen de maniobra ante el problema del déficit presupuestario?

El déficit fiscal alcanzó el 13.6%del PIB en el año 2000, lo cual no es sostenible. Tampoco es oportuno incrementar impuestos. Además, será necesario un pequeño ajuste salarial a maestros, personal hospitalario y policías. El único margen de maniobra, está vinculado a tres aspectos: 1) la erradicación de los denominados megasalarios; 2) la erradicación de la corrupción y de los gastos suntuarios dentro del gobierno. 3) la disminución sustancial de la evasión fiscal.

Con relación a la estructura tributaria, no veo viable disminuir el Impuesto al Valor Agregado, del 15% al 10%, y de disminuir el Impuesto sobre la Renta, a como propone el FSLN. En mi opinión, lo único que cabría es establecer una exoneración parcial sobre la renta gravable de origen exportable, a fin de promover las exportaciones y hacer frente al gravísimo desequilibrio comercial externo. También considero oportuno estudiar la posibilidad de un sistema de incentivos fiscales más neutral. No veo porqué se otorgan exclusivamente grandes beneficios fiscales sólo al sector turismo. Habría que establecer —conservando el equilibrio fiscal— un sistema de incentivos fiscales más uniforme, que no discrimine a los demás sectores.

 

Doctor Alejandro Martínez Cuenca
No nos va a dar la cobija

Fundador y Presidente de la Junta Directiva de FIDEG, el Doctor Alejandro Martínez Cuenca fue miembro del Consejo Directivo del Banco Central de Nicaragua, 1979-1999; Ministro de Comercio Exterior, 1979-1987; Ministro de Planificación y Presupuesto, 1988-1990; profesor de economía empresarial y macroeconomía en el INCAE. Es Doctor en Economía en la Universidad de Vanderbilt, posee una Maestría en Economía en la Universidad de Carolina del Sur, ambas en Estados Unidos, y una Licenciatura en Comercio en la Universidad de Mc Gill, en Montreal, Canadá.

¿Cuál es la viabilidad de los programas económicos de los distintos partidos para el próximo período presidencial?

Los tres partidos políticos que han presentado programa, como se mostró en la edición anterior de la revista El Observador Económico, se enfrentan ante una situación donde hay poco márgenes para hacer lo que han ofrecido, sin embargo, creo que hay posibilidades de reorientar las prioridades del país en el marco de las limitaciones que tiene el mismo país, por lo tanto, hay posibilidades de darle respuesta a la problemática nacional, lo que, para mi, es el principal reto.

¿Cuáles serían los aspectos más importantes de ese reto?

El principal reto es enfrentar el desafío de reducir la pobreza mientras, paralelamente, mantenés la estabilidad y la confianza en el sistema económico. Un segundo gran reto, que considero vital, es mantener cordiales relaciones internacionales con la comunidad internacional en su conjunto, pero también con la comunidad de los Estados Unidos, los organismos internacionales y los países vecinos, porque lo más importante es transmitir tranquilidad y que el cambio de gobierno implique reafirmar confianza en la institucionalidad de la democracia y que, en ese marco, se hagan los cambios que se requieren para que Nicaragua sea atractivo para la inversión nacional y para la inversión internacional. Un tercer reto, no menos importante, es hacer posible un gobierno que sea envolvente y que incluya a todos los sectores del país que han participado en esta gran fiesta nacional de la elección, despojándonos todos de nuestras camisetas y gorras y viendo a nuestra Nicaragua con la bandera azul y blanca, que le permita al país encontrar respuesta al gran reto que tiene para encausar la situación económica en un marco de crisis internacional sumamente delicado.

¿Ha señalado que existe poco margen de maniobras, como sería ante el problema del déficit presupuestario?

Efectivamente, el gran limitante es el presupuesto de la República y un gobierno responsable debe tomar medidas para que pueda recortar gastos y reorientarlos en la dirección que le permita dar respuesta a la prioridad fundamental, la lucha contra la pobreza y el empleo. Cuántas plazas podés crear, cuánta reducción de la pobreza podés lograr, eso va a estar fundamentalmente ligado a la capacidad que tiene el país de recuperarse productivamente, porque en tanto haya recuperación productiva hay empleo y, en la medida que haya empleo, hay ingreso, hay capacidad para cumplir con las contribuciones tributarias que requiere el presupuesto.

Cómo romper ese círculo vicioso es el gran reto, la falta de recursos y, al mismo tiempo, ir dando respuestas paulatinas, pero firmes, en la dirección que permita al país reganar su confianza y reganar esfuerzos, dirigiendo recursos de tal forma de que se pueda realmente ir cumpliendo con un compromiso de unidad nacional, que permita a Nicaragua participar como un país con producción y desarrollo sostenible.

Debemos estar claros que, aunque establezcamos prioridades, no nos va a dar la cobija y ahí es donde creo que un proyecto de unidad nacional, un gobierno de unidad nacional, tiene más autoridad frente a la comunidad internacional para continuar contribuyendo con este proyecto de reactivación productiva y de lucha contra la pobreza. Sabemos que todavía Nicaragua va a requerir de la ayuda externa, pero no podemos poner solo la ayuda externa como el elemento para que Nicaragua proyecte una unidad de nación frente a los ojos del mundo. Eso facilitaría, en alguna medida, que la comunidad internacional vea que se está avanzando, que vale la pena construir un proceso de transición que se combine con una reactivación productiva, que conlleve a la vez a una reducción de los recursos internacionales.

 

Retos Económicos 2002-2006

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2001 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

 

 

 

 

 

 

 

 

Página Oficial de Joya de Nicaragua

Banexpo

Investa

Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


 

»Indicadores Económicos

»Canasta Básica Nacional

 

 

Las Ventajas de Suscríbirse . !Haga Click Aquí!