Carlos Reynaldo Lacayo L.

Un empresario comprometido con Nicaragua

Por Luz Elena Sequeira G.

lesequeira@elobservadoreconomico.com

Carlos Reynaldo Lacayo Lacayo es sereno al hablar y recto en su actuar, pero, sobretodo, soñador. Entre sus sueños se encuentra crear un instituto para empresarios, que permita desarrollar jóvenes empresarios eficientes, pues en su opinión hacer empresas no es lo difícil, lo difícil es mantenerlas.

Trabaja 14 horas al día, porque el invertir en Nicaragua ha sido algo más que realizar negocios, es un reto que involucra sentimientos por sus raíces familiares en el campo empresarial. Su padre, don César Agusto Lacayo, fue fundador del grupo Lacayo, el cual se encuentra hoy a su cargo y de su hermano César Agusto.

Es empresario desde hace 30 años, luego de su regreso de los Estados Unidos, donde realizó estudios superiores en administración de empresas, en Strayer College, Washington, D.C. Sin embargo, quienes lo conocen desde niño afirmarían que son más los años que tiene como empresario, dado que desde tiempos de colegio vendía chiclets entre sus compañeros de estudio.

Para él no es lo mismo ser empresario y ser gerente, dado que cuando se es empresario uno se acuesta y se levanta pensando en los problemas, porque considera que el trabajo no es más que un largo recreo.

Su éxito como empresario descansa en saber distribuir su tiempo, en la persistencia, la perseverancia, la paciencia y la prudencia con que se manejan las actividades y problemas del diario acontecer, lo que ha combinado con las herramientas adquiridas en sus estudios de especialización en el International Marketing Institute de Harvard University, en 1973, y posteriormente en 1983.

Como grupo, el éxito se debe a tres criterios que toman en cuenta a la hora de realizar alianzas: primero, que la empresa sea un buen ciudadano corporativo en su país; segundo, que sea de los mejores operadores del mundo en su negocio, es decir que sepa darle valor agregado a lo que vende para beneficio del consumidor; y tercero, que tenga una visión clara de negocios para Latinoamérica, con enfoque fuerte en Centro América y el Caribe.

Otros de los puntos fundamentales que ha permitido al grupo Lacayo ser líder, es la visión de tiempo, al considerar que para pasar de generación en generación, las empresas deben contar con independencia económica y la gerencia debe estar a cargo de buenos profesionales y no necesariamente a cargo de miembros de la familia. Esto, explicó, no quiere decir que excluyen a los miembros de la familia, sino que si la familia desea trabajar en una de las empresas, debe de ganarse el puesto y contar con los niveles académicos necesarios.

El nombre de Carlos Reynaldo proviene de los nombres de sus abuelos. Carlos, por su abuelo paterno, Carlos Lacayo Vivas, y Reynaldo por su abuelo materno, Reynaldo Lacayo.

Nacido en Diriamba un 20 de agosto de 1950, fue el número cuatro del matrimonio de don César Agusto, (qpd) y doña Ruth Lacayo Rapaccioli. Estudió sus primeros años en el Instituto Pedagógico de Diriamba y luego en el Colegio Centro América, de Granada, culminado sus estudios medios en Augusta Military Academy de Chicago Illinois, donde adquirió la disciplina que le caracteriza.

Su esposa e hija son su mayor inspiración, afirma, y tiene como centro de su vida a Dios, considerando que la enseñanza que recibió en su hogar desde niño ha sido su mayor fortaleza, además de la enseñanza se la ha dado la vida, en la que ha vivido momentos duros que le han servido para reflexionar.

A los 16 años de edad perdió a su padre, quien fue su guía y ejemplo. Un dolor similar le significó la pérdida de sus hermanos, Eugenio Martín, quien murió en el accidente de Aviateca, e Iván Alberto, quien murió ahogado en los Estados Unidos. El encarcelamiento a inicios de los años noventa, que sufrió junto con su hermano César Agusto, igualmente le dejó una gran enseñanza.

Su creciente deseo de apoyar a los jóvenes profesionales que cuentan con ideas nuevas y creativas que a su vez contribuyan al desarrollo del país, lo ha llevado a ser Miembro del Comité Nacional de INCAE y, en el ámbito internacional, de la Fundación Rockfeller, de la Universidad de Harvard.

Ha sido, además, presidente de la Cámara de Comercio Americana (AMCHAM) y ex presidente fundador de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Anunciantes Centroamericanos, así como ex director del Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE) y de la Fundación Nicaragüense de Desarrollo (FUNDE).

Entre las múltiples facetas, se encuentra la de cónsul honorario de Luxemburgo, un país pequeño pero que provee ayuda a Nicaragua en diferentes ámbitos.

 

Reactivación económica es la principal prioridad

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2002 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

 

 

 

 

 

 

 

 

Estesa: En cable su mejor señal

BDF: Para qué ir al banco ? Cuando puedes banquear desde tu casa!! 

Página Oficial de Joya de Nicaragua

Banexpo : "Crezca con nosotros"

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


 

»Indicadores Económicos

»Canasta Básica Nacional

 

 

Las Ventajas de Suscríbirse . !Haga Click Aquí!