La crisis argentina

Lecciones de Tango

Por Kattya Sedó

kattya@elobservadoreconomico.com

Si hay algo que los argentinos saben hacer, es bailar el tango. Para algunos este es un baile atrevido, dinámico y lleno de movimientos inesperados. No obstante, se dice que una vez uno ha logrado dominar el Corte, la Media Luna, las Tijeras, el Caminar y el Ocho, ya es capaz de bailar con cualquier exponente de este maravilloso baile. Lamentablemente, las lecciones del tango económico parece que no son tan sencillas. Esta vez, desde la famosa tierra Argentina, salieron algo más que lecciones de tango, salieron las lecciones sobre qué se requiere para llevar una economía al desastre, dando lugar a la suspensión de pagos más grande de la historia.

¿Qué causó la crisis de Argentina? ¿Quiénes son los responsables? ¿Cuál será el descelance final de esta historia? Muchos expertos se han referido al tema en los últimos meses, pero las respuestas a estas preguntas aún siguen sobre el tapete.

En 1928, Argentina era la sexta potencia económica mundial, con uno de los futuros más prometedores del mundo e, inclusive, comparable con el de Estados Unidos. En 1948, Argentina contaba con más teléfonos que Italia y Japón y con más vehículos que Francia. Buenos Aires, su capital, ni siquiera era considerada parte de América Latina. Sus recursos entre los más variados, que van desde trigo, cítricos, viñedos y caña de azúcar, entre muchos otros, hasta el petróleo y la minería.

Pese al peso de la deuda externa que se arrastraba desde la década de 1970, el pensamiento de prosperidad aún se mostraba en los 90, época en que Argentina se convirtió en el modelo perfecto de los políticos de libre mercado, quienes pensaban que el país estaba destinado al primer mundo.

Hoy día la grave crisis ha llevado a muchos analistas a preguntarse cuáles fueron las principales causas que desencadenaron la crisis, a pesar de tantas riquezas.

A continuación se ha hecho un esfuerzo por recoger los comentarios de varios expertos en relación a la crisis Argentina. Economistas, politólogos y periodistas de todas partes del mundo, se han hecho la misma pregunta ¿qué le pasó a la economía argentina? A continuación se citan algunos de los pasos prohibidos en este tango, según estos expertos.

Paso 1
Corte (No descuidar al sector productivo)

Según algunos expertos, uno de los graves errores que se cometieron en Argentina fue el descuidar al sector productivo. La cadena de privatizaciones que desarrolló en Argentina desde la década de 1990, costó una gran cantidad de empleos, pasando de 60 mil empleados públicos a siete mil. Con esta medida, según un analista internacional, a pesar que se dio un aumento en la productividad, ciudades enteras quedaron aisladas, además, una gran cantidad de gente empezó a trabajar en el sector informal, sobreviviendo con las altas indemnizaciones que se otorgaron durante esa época. Según este analista, esta fue la misma gente que se pauperizó cuatro años después, quedando en la pobreza.

Para muchos analistas, los procesos de privatización, acompañados de constantes reducciones del gasto público y el sistema de paridad uno a uno, que fijaba el peso argentino a dólar, llevaron a la economía a una grave recesión.

Un estudio de la compañía consultora argentina Equis demostró que cada día surgen 2.000 nuevos pobres en ese país, los cuales sobreviven con menos de cuatro dólares diarios. No obstante, lo increíble es que la mayoría de estos pobres no provienen del desempleo, sino de un constante deterioro en los salarios, tanto en las empresas estatales como privadas.

Según Equis los pobres en Argentina hoy suman 14 millones, alrededor de un 40% de la población. En la capital viven 4,5 millones y sólo en 2001, 730 mil personas cruzaron la línea de la pobreza, cifra que refleja el agudo agravamiento del problema.

Paso 2
Media Luna (No aferrarse a la inflexibilidad)

A principios de la década de los 90 Argentina adoptó el famoso modelo de convertibilidad, durante la administración de Carlos Ménem. Es decir, se ancló el peso al dólar, uno a uno. Este instrumento, en realidad, se utilizó para reducir la hiperinflación de esa década. Se suponía que al anclar la moneda al dólar se cambiarían las expectativas y que, al final, reducirían la inflación sin un alto desempleo. Sin embargo, según Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía 2001, a pesar que la paridad uno a uno entre el peso y el dólar redujo la inflación, no promovió un crecimiento económico sostenido. Stiglitz considera que se debió alentar a Argentina para que estableciera un sistema cambiario más flexible o bien, un tipo de cambio que reflejara más los patrones comerciales del país.

Igualmente James Tobin, Premio Nobel de Economía en 1999, había advertido sobre el peligro de la convertibilidad, mediante la cual se sacrificaban todas las variables de la economía real.

Según un especialista internacional, esta convertibilidad también le costó caro a Argentina, en el sentido que impedía el uso de instrumentos de política económica, con lo cual el país no tenía amortiguadores para enfrentar crisis a escala mundial.

Según este analista, la lucha por mantener la convertibilidad se convirtió en un grave problema y la gente empezó a valorar la convertibilidad como sinónimo de estabilidad. Aún los políticos que estaban en contra del gobierno de Ménem, nunca se quejaron de la convertibilidad, y el mismo presidente De la Rúa luchó, hasta el final, para mantener la convertibilidad.

Paso 3
Tijeras (Nunca olvidar los costos sociales)

Varios analistas también coinciden que en Argentina se ignoraron los costos sociales de muchas de las medidas adoptadas, como es el caso de los programas de privatización, lo que dejó a mucha gente sin empleo. Según esos analistas, es fundamental no sólo medir los costos sociales que tienen las medidas de política, sino también es necesario tratar de mitigar ese costo.

En esta misma línea, Joseph Stiglitz, considera que cualquier gobierno que aplica políticas que dejan a grandes sectores de la población desempleados o subempleados no está cumpliendo su misión primaria.

Adicionalmente, el costo político que puede tener un descuido del sector social puede ser muy grande. De acuerdo con Eduardo Camaño, jefe de la Cámara de Diputados y miembro del núcleo de poder duhaldista, es importante recordar que las revoluciones nunca las hicieron los pobres. Generalmente, los gobiernos asumen políticas de carácter social para los más pobres, no obstante descuidan a la clase media, como es el caso de Argentina. No está claro que haya una política para enfrentar el cacerolazo . El Gobierno tiene allí un flanco débil, y lo que no sabe, o todavía no encuentra, es cómo fortalecerlo, aseguró Camaño.

ARGENTINA EN CIFRAS
1990
1999
Superficie
3,761,174 km2
Población (millones)
36.6
Densidad de Población
11.7 hab /km
Posición dentro del IDH dentro de 162 países
34
PIB (billones US$)
283.2
PIB (billones US$ PPP 1 / )
449.1
PIB percápita (US$ PPP 1 / )
12,277
Importaciones de bienes y servicios como % del PIB
5
11
Exportaciones de bienes y servicios como el % del PIB
10
10
Asistencia oficial para el desarrollo recibida (millones US$)
91.3
Inversión Directa Extranjera como el % del PIB
1.3
8.5
Servicio Total de la Deuda como % del PIB
4.4
9.1
Servicio total de la Deuda como % de las exportaciones
37
75.9
Fuente: Reporte de Desarrollo Humano 2001. PNUD 1/Paridad del Poder de Compra del dólar.

Paso 4
Caminar (No reposar totalmente en los brazos de los organismos internacionales)

Varios analistas y economistas piensan que los principales responsables de la crisis argentina fueron los funcionarios del Fondo Monetario Internacional y del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Según los analistas, estos funcionarios se equivocaron al insistir con recetas de tipo recesivo y de no haber aconsejado a tiempo la salida de la convertibilidad.

De acuerdo con el economista Paul Krugman, la situación económica de Argentina comenzó a deteriorarse en 1997, cuando ocurrió la crisis financiera asiática, de la cual Argentina nunca logró recuperarse. El equipo del Fondo sabía desde hacía meses y quizás años, que la política del uno a uno no se podía mantener, mencionaba Krugman en un editorial publicado en el New York Times.

El FMI podría haber ofrecido a la Argentina consejos sobre cómo escapar de esa trampa monetaria, sin embargo prescribieron austeridad y luego más austeridad, comentó Krugman.

Stiglitz también le asigna una cuota de responsabilidad al Fondo Monetario. Para el Premio Nobel de Economía, fueron varios los errores cometidos y el Fondo Monetario Internacional es el gran culpable por haber insistido en políticas fiscales restrictivas, cuando el país ya se enfrentaba a una recesión. En ese sentido, recomienda a los organismos internacionales identificar mejores métodos para afrontar situaciones similares a las crisis de Argentina y de Asia Oriental.

Paso 5
Ocho (Zapatear con corrupción trae problemas)

El tema de la corrupción también ha sido de los más comentados. Un gran grupo de analistas y economistas acusan a los gobernantes argentinos por la actual crisis. Para estos, uno de los graves problemas fue que, durante el gobierno de Ménem, se privatizó, se abrieron los mercados, pero no bajó el gasto público, endeudándose al país de manera insostenible. Se apunta que el gobierno de Ménem fue un extremadamente corrupto y que, en vez de utilizar el dinero de las privatizaciones para pagar deuda, lo dilapidó.

De acuerdo con el periodista Andrés Oppenheimer, el capitalismo con amiguismos es un problema grave de corrupción política. Según explicó en una entrevista, en Argentina quienes ganan los contratos son los amigos del presidente o los amigos de los amigos del presidente. Para Oppenheimer, mientras no se hagan reglas de juego que permitan una mayor competitividad, no será posible avanzar.

El economista Brink Lindsey, del instituto CATO, calificó de severo el grado de corrupción en Argentina y los funcionarios electos amasaban anualmente pequeñas fortunas, con salarios anuales de unos 300 mil dólares, en el caso de los legisladores. Para Lindsey es importante recordar que aún cuando un gobierno tenga la mejor política del mundo, mientras haya un sistema jurídico corrupto, la política no tendrá éxito.

Paso 6
Sandwichito (Liberalizar sin regular va en contra del crecimiento y de la estabilidad)

De acuerdo con Stiglitz, uno de los grandes errores del programa de reformas, de Argentina, fue permitir que muchos de los bancos cayeran en propiedad de extranjeros que poco se preocuparon por financiar a las pequeñas y medianas empresas, perjudicando con ello el crecimiento y la estabilidad. Se estima que, para el año 1999, los argentinos tenían 90 mil millones de dólares en el exterior y las fugas en ese mismo año, por parte de los bancos privados, ascendieron a los cuatro mil millones. Actualmente se estima que más de 100 mil millones de dólares, propiedad de argentinos, se encuentran en el exterior. Cifra que corresponde al 35% del Producto Interno Bruto de Argentina.

No hay que tenerle miedo a la privatización ni a la inversión, comentaba un analista consultado por El Observador Económico, pero es importante aplicar los mecanismos de control necesarios.

Paso 7
Quebrada (Cuidado con las deudas)

Según el político Ricardo Rouvier, la deuda que Argentina, a finales de 2001, ascendía a los 130 mil millones de dólares, convirtiéndose en una verdadera bomba de tiempo. Explicó que esa deuda se venía arrastrando desde hace 25 años, en el final del gobierno de la dictadura, y siguió creciendo durante el gobierno de Ménem, hasta convertirse en un número enorme, con intereses que Argentina no puede pagar.

Paso 8
(Somos parte de un mundo globalizado)

La globalización se expone a los países a grandes sacudidas y, como dice el periodista argentino Julio Blank, nadie atraviesa un terremoto con el peinado impecable y el traje como recién planchado.

Por su parte, Stiglitz afirma que es indispensable que los países estén listos para enfrentarse a este tipo de sacudidas, siendo los ajustes del tipo de cambio parte del mecanismo de globalización.

Economistas nacionales y extranjeros apuntan a la necesidad de gobernar la globalización. Este es un momento crucial para redefinir los contenidos de un modelo globalizador, dice el economista nicaragüense Alejandro Martínez Cuenca, para el cual la globalización necesita gobernabilidad y se seguirán viendo más crisis mientras no se revise este modelo.

¿Y el fin de la obra?

El descelance final de la crisis argentina aún parece sombrío. La muerte final de la convertibilidad, del uno a uno, iniciada a principios de enero de este año, a sus once años de vida, aún no parece resolver el problema. El peso argentino se sigue devaluando. De acuerdo con el economista nicaragüense José Luis Medal, no son las devaluaciones nominales la solución a los problemas de Argentina, especialmente si se considera que muchos precios están indexados al dólar, por lo que no se logrará fácilmente una devaluación real, que eleve la competitividad. A juicio de Medal, una política de devaluaciones, sin ajuste fiscal, sólo lograría repetir la triste experiencia de los años 80, de un proceso iterativo de inflación-devaluación-inflación, que indujo Cavallo a proponer la Caja de Conversión.

No obstante, en medio de este contexto sombrío, el más perjudicado ha sido el mismo pueblo argentino. De acuerdo con la consultora Graciela Romer, hoy día cerca del 50% de la población optaría por irse del país si pudiera hacerlo, por distintos motivos, desde los económicos hasta los afectivos. Y cuando se le consulta a los entrevistados sobre cómo imaginan a la Argentina dentro de diez años, la mayoría la percibe como un país en decadencia cada vez mayor.

Para el mundo, nos fuimos al Africa. Ahora tenemos que volver a América, dijo el canciller argentino Carlos Ruckauf, definiendo así la difícil tarea que les espera y que demuestra lo mucho que le ha costado al pueblo argentino el enseñar este tango.

Pongámonos al día

Muchos términos se han puesto de moda como resultado de la crisis argentina. A continuación una breve referencia a algunos de los términos más comunes.

Devaluación: Es cuando una moneda se deprecia en relación con otra que es tomada como parámetro. En el caso de Argentina, el valor del peso se mide en relación con el dólar estadounidense.

Cacerolazos: Protestas a golpes de cacerola protagonizadas fundamentalmente por la clase media de la ciudad de Buenos Aires. Estas manifestaciones desencadenaron las renuncias de Fernando de la Rúa y Adolfo Rodríguez Saá a la presidencia.

Corralito: Así se le llama popularmente a las restricciones bancarias que impuso por decreto el ex presidente Fernando de la Rúa. La norma establece que los argentinos sólo pueden retirar 250 pesos o dólares por semana (1.000 por mes) y ha provocó malestar en la clase media y sobre todo de aquellos que viven de la economía informal.

Default: Cuando un país endeudado no genera recursos suficientes para afrontar los compromisos con sus acreedores, se dice que entró en default o cesación de pagos.

Corrida bancaria: Es cuando, por un shock económico, los ahorristas retiran los depósitos de los bancos y se produce un colapso en el sistema financiero, que en determinado momento se vuelve incapaz de pagar.

Bonos: La mayoría de la deuda argentina está en forma de bonos emitidos por el gobierno y sus organismos a cambio de dinero. Se trata de una forma más fácil de conseguir fondos, que ganó terreno en los años 90. En los 80 eran más comunes los préstamos solicitados a bancos.

Los bonos se lanzan en las plazas de capitales más importantes del mundo. Benefician a los inversores con una determinada tasa de interés (según el riesgo país en el momento de emisión) y tienen un plazo de vencimiento. Generalmente los compran instituciones y particulares, y son negociados cada día en los mercados secundarios, donde su precio depende de las clasificaciones del país que hacen cotidianamente firmas financieras como J. P. Morgan y Moody's Investors Service.

Riesgo país: Es un índice denominado Emerging Markets Bond Index Plus (EMBI+) y es elaborado por el banco de inversiones J. P. Morgan, de Estados Unidos. Mide el grado de peligro que entraña un país para las inversiones extranjeras.

Fuente: Cadena de Noticias BBC y Mundo.

Frenazo a la inversión española

La cadena de privatizaciones realizada en Argentina desde la década de los 90, atrajo a una gran cantidad de inversionistas extranjeros y en especial a las compañías españolas.
Se estima que los últimos diez años, estas compañías habían invertido 41 mil millones de dólares que corresponden al 12% del PIB argentino.

El grupo de consultores británico HSBC, asegura que las pérdidas de las firmas españolas en Argentina es equivalente al 7% del PIB español.

Entre las principales empresas españolas en argentina figuran Repsol YPF, Telefónica, Endesa, Gas Natural, Banco Vizcaya Argentaria y Santander Centro Hispano.

Según se informó el periódico español El País, prácticamente todas las empresas españolas han acumulado importantes pérdidas a lo largo del 2001 y entre las más castigadas ha estado Repsol YPF.

Se menciona además que la desconfianza producida por la suspensión de pagos de la deuda argentina y por la devaluación, ha provocado un frenazo de la inversión española, no sólo en Argentina sino también en el resto de Latinoamérica.


 

Ir Arriba

Jalando para nuestro saco

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2002 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

 

 

 

 

 

 

 

 

Estesa: En cable su mejor señal

BDF: Para qué ir al banco ? Cuando puedes banquear desde tu casa!! 

Página Oficial de Joya de Nicaragua

Banexpo : "Crezca con nosotros"

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Preselección Empresarial

Mansión Teodolinda

Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


 

»Indicadores Económicos

»Canasta Básica Nacional

 

 

Las Ventajas de Suscríbirse . !Haga Click Aquí!