¿Y la pobretería que?
Por Sergio de Castro

scl@ibw.com.ni

Por alguna razón, en las últimas semanas he escuchado con mayor frecuencia a algunas personas referirse a los pobres como la “pobretería”. La palabra suena ofensiva y discriminatoria. No habría porqué preocuparse que algunas personas la utilizaran, si tras bastidores no estuvieran también planteándose alternativas que precisamente excluyen a lo que llaman “pobretería” de los proyectos económicos para los próximos años.

La lógica que pretenden trasladar al Estado es la del capital. Invertir donde haya posibilidad de recuperar la inversión al menor plazo y con mayor rentabilidad, relegando a aquellos sectores que no tienen capacidad de hacerlo a corto plazo.

Si esa lógica es aceptable para el capital, pues se trata de una inversión privada cuyos riesgos lo asume el inversionista, se vuelve sumamente peligrosa en el caso de que sea planteada por el Estado e, incluso, por organismos internacionales u organizaciones no gubernamentales.

En esa visión, la población “no rentable” será abandonada a su propia suerte o transformada en una clientela de la caridad internacional, que periódicamente acudirá, a como lo está planteándose en este momento, a socorrer los miles de hambrientos que genera la falta de una política para el desarrollo.

La otra cara de esa misma moneda, es el espejismo de que la creación de conglomerados o “cluster” vendrá a resolver la crisis endémica que vive el país, creando polos de desarrollo y generadores de riqueza, que atraerían inversiones extranjeras y nacionales, altamente competitivas y rentables.

La pregunta es cómo harían para aislar esos polos de riqueza del resto del país e impedir que la “pobretería” emigre hacia ellos. Tendríamos una repetición de la historia de otros países del continente, con cinturones de miseria alrededor de castillos dorados y carros de lujo.

La solución no es desechar la idea de los conglomerados, que sí puede tener un efecto importante sobre la economía, pero es indispensable establecer una política de desarrollo agropecuario que permita a los campesinos y a los pequeños y medianos productores tener ingresos estables y condiciones mínimas de vida.

Si nos ponemos algo cínicos, la solución podría ser la eliminación física de la “pobretería”, con el riesgo de que así disminuyeran los problemas, pero con efectos colaterales, como una disminución en la oferta de mano de obra, lo que podría significar un aumento en los costos de esa misma mano de obra y el fin de una de las llamadas “ventajas comparativas” de Nicaragua.

Ir Arriba

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2002 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

 

 

Banco Caley Dagnall

Budget Rent a Car

 Página Oficial de Joya de Nicaragua

Banexpo : "Crezca con nosotros"

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Preselección Empresarial

Consultoros para el Desarrollo Empresarial, S.A

 
weather.com/espanol
Ingrese una Ciudad:
Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


Las Ventajas de Suscríbirse . !Haga Click Aquí!