El “11-S” un año después:

Camino de la recuperación

Sería difícil encontrar en los últimos decenios una crisis de confianza comparable a la que sacudió el mundo el año pasado. Los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 conmocionaron al sector del turismo en todo el mundo. El tráfico aéreo internacional de pasajeros se vio especialmente afectado y su disminución tuvo repercusiones considerables para el sector hotelero y las redes de distribución. Un año después, si bien con excepciones en las regiones políticamente inestables, cabe decir que el turismo va ya resueltamente en el camino de la recuperación y del crecimiento.

Los años 2000 y 2001 fueron años excepcionales para el turismo. En 2000, el turismo internacional crecía en cuarenta y cinco millones de llegadas y alcanzaba cotas sin precedentes. En 2001, las llegadas internacionales disminuían 0,6 por ciento, en el primer año de crecimiento negativo del turismo internacional desde 1982. A pesar de todo, los resultados de 2001 habrían seguido la tendencia del decenio anterior de no haber sido por la magnitud del aumento de las llegadas turísticas en 2000, que superó con mucho las cifras de los años anteriores.

Los acontecimientos del 11 de septiembre determinaron los resultados del turismo internacional en 2001 así como la forma en que se vieron afectados ciertos destinos y sectores, pero no fueron sino uno de los factores -aunque el más importante- del descenso de las estadísticas turísticas. La situación económica de los países occidentales, como Alemania y los Estados Unidos, había comenzado a deteriorarse a fines de 2000, y el proceso se había iniciado incluso antes en Asia, con la reducción del turismo emisor desde Japón. Los efectos de la recesión económica en el turismo receptor de regiones como las Américas, Asia Meridional y Oriente Medio se observaban ya en los ocho primeros meses de 2001.

Lo que se vio en los meses posteriores a septiembre de 2001 no fue que se renunciara a los viajes, sino que éstos se reestructuraban, dando prioridad a los destinos más cercanos, conocidos y accesibles, con medios de transporte percibidos como seguros, quizás por ser individualmente controlables. La situación en la que se encontraba el sector aéreo no hizo más que agravarse, y sus consecuencias aún perduran con un final que no es fácil predecir en este momento.

La coyuntura del turismo en el primer semestre de 2002

En el momento actual, evaluar la situación del mercado turístico es un ejercicio al que han renunciado la mayoría de los operadores hasta que esté más avanzada la temporada. Simplemente no tienen información suficiente, dados los cambios que se han producido en el consumo de vacaciones. No son muchos los países que cuentan con un aparato estadístico que les permita evaluar la realidad reciente con cierto rigor. Los rasgos esenciales del turismo internacional en la primera mitad del año 2002 son los siguientes:

• hay una contracción del turismo internacional, que se origina por la contracción de los movimientos de larga distancia;

• es una contracción que parece reducirse paulatinamente con el paso de los meses;

• la recuperación del número de viajes no lleva asociado un volumen de ventas del mismo orden de magnitud, y cabe suponer que los ingresos de las empresas crecerán menos;

• los precios son un elemento clave en la toma de decisiones de la demanda;

• se mantienen rasgos ya percibidos en el comportamiento de los turistas desde finales del año pasado, especialmente el retraso en la formulación de reservas y las compras de última hora;

• las empresas del sector siguen dando prioridad a asegurar su rentabilidad por encima de otros objetivos: a tal fin, muchas empresas han ajustado, con distinto éxito, la capacidad que ofrecen al mercado;

• parece clara una tendencia a mantener la estrategia empresarial centrada en una política activa de alianzas, adquisiciones y fusiones como medida de racionalización económica y de garantía de resultados;

• desde septiembre de 2001, las administraciones turísticas siguen movilizando recursos y las mejores técnicas de gestión en apoyo del sector, que encuentran un eco paulatinamente importante en los resultados y en la renovación de formas de actuación;

• en todos los mercados, las expectativas a medio plazo son positivas.

La eventualidad de una intervención militar en zonas geográficas próximas a las afectadas por los acontecimientos del 11 de septiembre ha hecho que ciertos destinos empiecen a percibirse como peligrosos. No se vislumbra solución a corto plazo para el conflicto palestino-israelí, y la tensión entre la India y Pakistán pone en peligro el desarrollo del turismo en ciertos destinos de esa zona.

Las recientes inundaciones ocurridas en Europa Central han dañado numerosas infraestructuras (especialmente las de comunicaciones y transportes) e instalaciones turísticas, y han tenido además consecuencias negativas para el mercado emisor de Alemania. Es aún muy pronto para evaluar su impacto, pero no cabe duda de que influirán en los resultados del turismo en las zonas afectadas, tanto en destinos independientes como en circuitos que se hayan visto afectados en alguna de sus partes.

Las últimas tendencias del mercado

Las características principales de la demanda son las siguientes:

 

• una clara tendencia a reducir la estancia de las vacaciones;

• la mayor fragmentación de las vacaciones, impulsada por la reducción de la jornada laboral y por el aumento de los días de vacaciones pagadas;

• la mayor demanda de vacaciones a la medida: la madurez de una parte notable de la demanda así lo exige, y el uso de sistemas de información avanzados lo potencia;

• el aumento relativo de la demanda de alojamiento no hotelero convencional;

• el paso de las vacaciones activas a las vacaciones como experiencia; en este punto, se sigue el modelo que se está implantando o se ha implantado ya en otros tipos de consumo: se trata de conseguir una vivencia participativa completa, que permita adquirir conocimiento y hacerlo experimentando emociones auténticas;

• el aumento de turistas de la tercera edad;

• la creciente importancia que se concede a supeditar las actuaciones turísticas a criterios de desarrollo sostenible y comercio justo;

• los movimientos migratorios, que tienen un peso específico en la demanda turística;

• los procesos de integración económica;

• la irrupción de los destinos emergentes, ya que están llevando a replantear el diseño de productos a otros destinos;

• las oportunidades que ganan los destinos con menores trabas fronterizas;

• la segmentación de la demanda, que se hace más compleja al entrelazar diversos motivos tradicionales de viajes (viajes de novios a destinos en los que puedan acceder a sol, playa y cultura, cruceros temáticos).
Por parte de la oferta, se han producido cambios en las estrategias de integraciones empresariales (alianzas, fusiones o adquisiciones) y en las prioridades de la gestión, se ha modificado la configuración del sector de transporte aéreo y se han registrado avances y cambios en los sistemas de distribución. Conviene señalar la importancia potencial de este proceso por las consecuencias que pueden derivarse de él para los destinos con una oferta atomizada frente a grupos cada vez más potentes en los sectores del transporte y de la distribución.

Desde la óptica de la oferta, el reto es adelantarse a los movimientos de la demanda para atenderla, asegurar niveles adecuados de calidad y trasladar a los clientes esos valores a través de la creación y acreditación de marcas. Como alternativas, se están tratando de establecer criterios de calidad homologados por sistemas de acreditación reconocidos.

A corto plazo, en su proceso de adaptación a la situación actual, las empresas turísticas están trabajando en la reducción de costes estructurales, rebajando el nivel del punto muerto, refinando y saneando su gestión financiera, e implantando medidas de marketing que afectan a productos y sistemas de distribución.
Una fórmula permanece válida en general: la cooperación entre gobiernos, y entre el sector público y el privado. Ahora más que nunca, los agentes sociales y económicos necesitan fórmulas creativas y eficaces para trabajar juntos, con el fin de restablecer la confianza de los turistas y de mantener operativo el sistema turístico. (Tomado de la Página Oficial de la Organización Mundial de Turismo, OMT)

Evolución del turismo internacional
Año
Llegadas(millones)
Aumento en valores absolutos (millones)
Variaciónanual (%)
1996 586 34 6,2
1997 610 24 4,1
1998 629 19 3,1
1999 652 23 3,7
2000 697 45 6,9
2001 692 -5 -0,6
Fuente: Organización Mundial del Turismo



 

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2002 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César José Solís Blandón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Banco Central de Nicaragua

Banco Caley Dagnall

Budget Rent a Car

 Página Oficial de Joya de Nicaragua

Banexpo : "Crezca con nosotros"

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Preselección Empresarial

Consultoros para el Desarrollo Empresarial, S.A

 
weather.com/espanol
Ingrese una Ciudad:
Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!


Las Ventajas de Suscríbirse . !Haga Click Aquí!