Encuesta del Observador Económico

Puestos de Distribución

 

 

Energía Limpia
Descubriendo un nuevo mercado

Juan Carlos Ortega Murillo
(juancarlos@elobservadoreconomico.com)

Llueve en verano, invierno es un infierno, graniza en el desierto, y usted sólo dice “el clima está loco... ¡¿Qué está sucediendo?!”. La respuesta no es por todos conocida, y entre quienes la conocen (o al menos la han escuchado mencionar) pocos la entienden. Pero en esta ocasión, gracias a la asistencia de el licenciado Mario Torres, Especialista en Operaciones de Proyectos de la Oficina de Desarrollo Limpio del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, así como una serie de documentos encontrados en la página web de Tierramérica.net, y extractos del documento del Protocolo de Kyoto, podremos sumergirnos un momento en ese Efecto Invernadero, cuya distorsión por manos humanas ha provocado un recalentamiento global responsable de todos esos nuevos caprichos del medio ambiente.

Pero para saber qué hace Nicaragua y sus empresas por el planeta, a la vez que obtienen unos cuantos beneficios en sus costos de producción, veremos los proyectos de Energía Limpia, verde, renovable o ecológica, que Gemina y la Compañía Licorera de Nicaragua desarrollan actualmente.

Efecto Invernadero y Recalentamiento Global

El efecto invernadero es un fenómeno atmosférico natural que permite mantener la temperatura del planeta, al retener parte de la energía proveniente del sol.

El uso de combustibles fósiles y la deforestación ha provocado el aumento de las concentraciones de concentración de dióxido de carbono (CO2) y metano, además de otros gases, como el óxido nitroso, que aumentan el efecto invernadero.

Y el aumento del CO2 proveniente del uso de combustibles fósiles (industrias, automóviles, etc.) ha provocado la intensificación del fenómeno y el consecuente aumento de la temperatura global, el derretimiento de los hielos polares y el aumento del nivel de los océanos.

Alrededor del 70 por ciento de la energía solar que llega a la superficie de la Tierra es devuelta al espacio. Pero parte de la radiación infrarroja es retenida por los gases que producen el efecto invernadero y vuelve a la superficie terrestre.

En los últimos 100 años la Tierra ha registrado un aumento de entre 0.4 y 0.8ºC en su temperatura promedio, según la página web de BBC Mundo.

Protocolo de Kyoto (PK)

El Protocolo de Kyoto, un anexo a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, aprobado en la ciudad japonesa de Kyoto en 1997, establece un recorte de las emisiones de gases contaminantes hasta alcanzar, entre 2008 y 2012, niveles 5.2 por ciento menores a los registrados en 1990.

El PK aún no entra en rigor, y para que entre en funcionamiento, es necesario que lo ratifiquen 55 países responsable de al menos el 55 por ciento de las emisiones contaminantes que habían en 1990. Hasta el momento sólo se ha alcanzado el 37.4 por ciento. Pero se espera que los requisitos se cumplan con la próxima ratificación de Rusia y otros países.

Los ambientalistas sostienen que este PK salvaría al planeta de un aumento en el nivel de los mares y de enormes alteraciones climáticas, muchas de las cuáles desde ya se están viviendo.

A diferencia de la Unión Europea, Japón y Canadá, Estados Unidos, el mayor emisor de gases contaminantes del mundo (36 por ciento del total de emisiones), se niega a ratificar el PK.

Certificados de Reducción de Emisiones

Los países desarrollados, de acuerdo al PK, deben de reducir sus emisiones de carbono y otros gases contaminantes. Pero para ello no están dispuestos a refinanciar una conversión tecnológica que les permita pasar del uso de energía a base de carbono al uso de energía limpia o renovable.

Fue así que surgió la opción de comprar Certificados de Reducción de Emisiones (CRE); una especie de títulos valores en lo que se denomina el Mercado de Carbono, cuyo comprador pagaría entre tres y siete dólares por tonelada métrica de dióxido de carbono evitado, reducido, o secuestrado.

Con los CRE, los países desarrollados, en lugar de reducir sus emisiones de gases contaminantes, le pagarían anualmente a países de menor desarrollo que realicen proyectos de reducción o secuestro de carbono. Los proyectos pueden ser de sustitución de Energía Fósil por Energía Limpia (sector energético), así como reforestación o mantenimiento de áreas forestales ya existentes, destinadas a secuestrar la cuota de carbono que estos países deben reducir. Aún así, el PK establece que solamente puede ser cubierto el cincuenta por ciento del monto total a reducir a través de los CRE. La otra mitad debe ser lograda en los suelos de cada nación desarrollada.

Los CRE actualmente son comprados por el Banco Mundial (BM) que tiene un fondo destinado a ese fin. Luego los países que deben de reducir su emisión de dióxido de carbono, podrán comprar estos bonos al BM. La tendencia es a que en el futuro los precios de estos bonos aumenten, por el compromiso a cumplir cuando Kyoto arranque de lleno.

Una mirada al futuro

“En Nicaragua no se ha desarrollado el uso de Energía Limpia”, sentencia Mario Torres, Especialista en Operaciones de Proyectos de la Oficina de Desarrollo Limpio del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales. Y así también añade que la razón por la que no se ha desarrollado el uso de Energía Limpia en Nicaragua es que “el inversionista busca invertir su plata, y obtener lo invertido en un corto plazo, y solamente el combustible fósil puede permitir eso, pues los proyectos de Energía Limpia generan ganancias a largo plazo”.

Los costos de producción de Energía Limpia son más altos, manifiesta Torres, debido a que incurren en uso de tecnología más cara y se tiene que hacer una serie de estudios de prefactibilidad, para medir diariamente, por ejemplo, la velocidad del viento y así sacar el promedio de viento en metros por segundo para poder generar la energía eólica; “esto significa costos”, sentencia.

“En Nicaragua no hay inversionistas nacionales con el capital suficiente como para crear plantas eléctricas de fuentes renovables. Les sale mejor invertir en una planta térmica que en una a base de fuentes renovables de energía”, puesto que acorde a Torres, la Energía Limpia “es más barata en términos ambientales, pero más cara en términos financieros.”

Gemina: sentando un precedente

En el año 2002, con el apoyo de Agricorp, la industria harinera nicaragüense, Gemina, inició el proyecto Gemina Generador S.A., el cual consiste en la construcción de una planta generadora de energía cuyo combustible sería la cascarilla de arroz.

Armando Reyes, Gerente del proyecto que ha de arrancar en el 2004, explica que el proceso de obtención de energía a través de la cascarilla de arroz se da con la quema de la misma, pues el vapor de agua generado por la cascarilla calentada es utilizado para mover turbinas generadoras, que en el caso de Gemina producirán 2 Mega Watts (MW) que serán distribuidos entre tres molinos y el resto de las instalaciones de la empresa, ubicadas en el departamento de Chinandega, donde se elaborará harina de maíz, harina de trigo y también se hará el trillo de arroz.

“El interés por realizar este proyecto viene de la conciencia ecológica de tratar de utilizar desechos agrícolas en beneficio del ambiente”, explica Reyes, pero también dice ver en esta fuente de energía una forma para disminuir los costos de producción, lo que parece contradecirse con los altos gastos en que se deben incurrir para llevar a cabo una empresa de este tipo; Gemina hizo una inversión de cuatro millones de dólares en el proyecto, y no espera recuperarla hasta dentro de unos ocho años.

Pero aunque los costos de producción de Energía Renovable son superiores a la de combustibles fósiles, aclara Reyes, Gemina estará en posición de adquirirla a un menor precio que el ofrecido por el distribuidor autorizado en el país: Unión Fenosa. Además, aquellos que decidan participar en proyectos de Energía Limpia podrán vender un Certificado de Reducción de Emisiones, el cual podría interpretarse como “una especie de subsidio”.

Y sobre la competitividad de estas plantas limpias, Reyes indica que mientras más energía produzcan, más rentable serán las mismas, agregando que probablemente los proyectos a gran escala sean igual de competitivos que los proyectos energéticos a base de combustibles fósiles.

Problemas con la ley

Según Reyes, la planta Limpia de Gemina bien pudo haber producido más MW de energía, pero debido a la actual ley de energía esto no resultaba conveniente. De hecho, con la producción de 2MW planteada para el 2004, se estará desperdiciando el 25 por ciento de la generación.

“Para que un generador (planta generadora) le pueda vender directamente a un consumidor, éste debe de ser un Gran Consumidor (GC)”, exterioriza Reyes. La misma ley establece que el GC es aquélla industria o negocio que consume más de 2MW de energía, “y ninguno de los tres molinos alcanza esa potencia”. Y en vista de que estos molinos pertenecen a tres sociedades anónimas distintas, siendo considerada cada una un caso o industria independiente, la planta no les podía llevar energía directamente por no ser GC, sino que debía de ser el distribuidor autorizado quien lo hiciera, sin importar que fuesen socios de Gemina.

“Por eso se va a trabajar en un sistema aislado”, precisa Reyes, ya que “o se le vendía el 100 por ciento de la producción energética a Fenosa para que la distribuyera, o se trabajaba en un sistema aislado, con el que sólo se puede abastecer de energía al plantel interno”, lo cual es “como si usted tuviese una planta de emergencia en su casa, con la cual distribuirá la energía a utilizar, sin depender de la energía de la calle. En este caso la planta de emergencia va a estar en capacidad de producir más barato que lo de la calle”, agrega.

Energía limpia en Chichigalpa

La Compañía Licorera de Nicaragua también está elaborando su proyecto de Energía Limpia, y hasta la fecha ha desarrollado cerca del cincuenta por ciento del mismo, cuenta el Ingeniero Fermín Ramírez, Director del Proyecto Biodigestor de la Compañía Licorera de Nicaragua, y persona a cargo del Sistema de Tratamiento Anaeróbico para Vinaza, nombre del proyecto de Energía Limpia que existirá en Chichigalpa.

Ramírez explica, a través de una llamada telefónica, que los 2.5MW de Energía Limpia que producirán, con la planta funcionando de lleno en el 2005, tendrán su origen en la vinaza, un subproducto de fondo de la destilación alcohólica. El proceso por el cual se ha de lograr la generación de energía consiste en estabilizar la materia orgánica de la vinaza a través de la acción de bacterias en ausencia de oxígeno, lo cual, en última instancia permite obtener su combustible: el biogás.

“Se quieren aprovechar al máximo los recursos naturales, a la vez que se logra una menor contaminación ambiental”, revela el ingeniero, quien explica cómo ésta es una energía doce veces más limpia que la de combustibles fósiles, y por lo tanto es no contaminante.

Ramírez ve como uno de los principales beneficios de este proyecto, el hecho de que se logra sustituir el uso de energía a base de petróleo por energía limpia, conquistando, a la vez, una fuente de energía propia, “logrando así una autosuficiencia energética”, que le permitirá a la Compañía Licorera de Nicaragua no seguir comprando energía a la red pública (Unión Fenosa) para su plantel en Chichigalpa. “Además -suma a sus palabras- se lograrán generar dos tipos de energías a través de una sola fuente”: Energía Térmica, utilizada en el proceso de producción de la empresa; y Energía Eléctrica, utilizada en los servicios eléctricos básicos del plantel.

“Incluso, después de este proceso la vinaza queda en condiciones óptimas para ser utilizada como biofertilizante en las plantaciones del Ingenio San Antonio”, complementa Ramírez.

Una inversión cara, pero rentable

Conforme a Ramírez, montar una planta de Energía Limpia es muy caro, pero a largo plazo se vuelve una inversión rentable. La licorera, por ejemplo, invirtió cuatro millones de dólares, que esperan recuperar en un plazo de hasta cinco años, aunque “puede que se recobre en un tiempo más largo, pero el Medio Ambiente está en primer lugar”. Sin embargo, la venta de Certificados de Reducción por Emisión sería capaz de cubrir cerca del 25 por ciento de la inversión realizada en Chichigalpa.

La ventaja que tiene la licorera sobre Gemina, es que a diferencia de esta última, la licorera sí entra en la categoría de Gran Consumidor, por lo que si se genera energía en exceso, o sea más de lo que se va a usar para la empresa, bien se podría hacer un contrato con Unión Fenosa para que ésta la distribuya al mercado general, lo que le permitirá reducir sus costos de producción significativamente.

Ahora lo sabe. Cualquiera puede hacer su proyecto de Energía Limpia, pero solamente aquellas personas con grandes recursos económicos y con la capacidad de poner su conciencia ecológica sobre la billetera, podrán participar en este virgen mercado de carbono.

Algunos datos interesantes


• El potencial geotérmico de Nicaragua es de 1,500 MW de potencia, y actualmente de ocho volcanes con potencial energético, sólo se explotan dos.

• Nicaragua tiene doce horas de sol y grandes flujos de viento que no son aprovechados.

• Costa Rica genera 1200MW, y el 75 por ciento se genera con hidroeléctricas y energía eólica; Nicaragua genera sólo 400MW, de esto el ochenta por ciento se genera con combustibles fósiles.


 

 


¿Que piensas? - Opina en el Foro del Observador >>

Regresar a la Página Principal


 

Copyright © 2003 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.

Publicación digital diseñada por César Solís

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Banco Central de Nicaragua

Banco Caley Dagnall

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Preselección Empresarial

Budget Rent a Car

 Página Oficial de Joya de Nicaragua

 
weather.com/espanol
Ingrese una Ciudad:
Suscríbase hoy mismo!


Unica publicación nacional con información y análisis actualizado del comportamiento de la situación social y los principales indicadores de la economía nacional e internacional

!Aproveche nuestras excelentes tarifas publicitarias!