Bolsa de Valores
Brechas
Centroamérica
Créditos
Contáctenos
Editorial
FORO
Informe Económico
Libro de Visitas
Negocios
FIDEG
Portada
Semblanzas
Suscripción
Tarifas de Anuncios
Tendencias

 

 

La Recuperación de Activos del BCN

¿En qué me afectó la subasta?

*Ana Victoria Portocarrero Lacayo
victoria@elobservadoreconomico.com

¡Quién da más! ¡Quién da más! La subasta fue sin lugar a duda uno de los temas más importantes del mes de mayo. Nadie puede restar su trascendencia. Trescientos millones de dólares en cartera vencida, equivalentes a 42,138 créditos de varias instituciones financieras nicaragüenses. Lo recaudado es dinero que será inyectado a la economía.

El debate en su momento fue si el proceso era o no el correcto, puesto que se produjeron muchas expectativas en los deudores. ¿Por qué fue tan importante para el país esta subasta? ¿En que afecta a Pedro, Juan y María? Echemos un vistazo hacia atrás.

Tras la quiebra de los diferentes bancos, desde 1999 hasta el 2001, la Superintendencia de Bancos nombró juntas liquidadoras que se encargaron de colocar en la banca comercial los activos y pasivos de los bancos intervenidos. El diferencial de los activos y pasivos que los bancos comerciales adquirieron, fueron compensados por el Banco Central por medio de CENI’S (Certificados Negociables de Inversión) a altas tasas de interés y a plazos que variaban entre los dos y tres años en su mayoría. Esta es parte importante de la deuda interna que tiene el Gobierno en la actualidad.

Se trató de dar un trato preferencial al gremio de los cafetaleros, quienes en el 2001 se encontraron con el problema del evidente desplome de los precios internacionales. Tras presiones de estos para que se evitaran los juicios por deuda, por medio de condonaciones o reestructuraciones de las deudas con el sector financiero, el Gobierno implementó el “Programa de Financiamiento Cafetalero para la Readecuación de la Deuda Cafetalera”. Dicho programa consistía en que el Gobierno financiaba a la Financiera Nicaragüense de Inversiones (FNI) para que esta financiara a la banca comercial a fin de que reestructurara las deudas con el sector cafetalero. Para lograr esto, el BCN creó los CENI’S cafetaleros, cuya fuente de pago fue débito a las cuentas que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público mantenía en el BCN.

No todos los créditos fueron tratados de esta manera. Hubo créditos y algunas propiedades que las juntas liquidadoras no pudieron colocar a causa del riesgo de los mismos. Estos créditos malos y propiedades que ya estaban en poder de los bancos intervenidos por la no cancelación de créditos, pasaron de manos de las juntas liquidadoras al Banco Central. El mismo se vio en la necesidad de contratar a una empresa internacional para que se hiciera cargo del remate de estos, con el fin de obtener algunos ingresos y que la operación no significara pérdidas mayores.

El 21 de mayo se realizó la primera de las tres subastas que se harán para que el BCN logre colocar un total de 300 millones de dólares en créditos, 1,002 propiedades y 28 millones de dólares de créditos a los cafetaleros. Esta primera subasta fue cuestionada por muchos sectores. Sin embargo, aunque no todos estuvieron de acuerdo en la forma en la que se llevó y se continúa desarrollando este proceso de recuperación de activos por parte del BCN, existió casi un consenso total en la necesidad de que se cumpliera con la condición del Fondo Monetario Internacional de que se finalizara el proceso de recuperación de activos antes de junio del presente año.

Los requisitos del Fondo Monetario Internacional
Uno de los elementos esenciales para el cumplimiento del programa monetario, que el Gobierno presentó al FMI, es la recuperación de dichos activos. Siguiendo con el objetivo de mantener las Reservas Internacionales y disminuir gradualmente la deuda interna, se programó un ingreso para pago de deuda de US$ 15 millones durante el segundo trimestre y US$ 30 millones durante el tercer trimestre del año 2003.

El Doctor en Economía, Néstor Avendaño advierte que la deuda de los activos de los bancos intervenidos se considera crucial para la política macroeconómica que implementa el Gobierno, porque la totalidad de esos recursos será utilizada para pagos programados en concepto de desendeudamiento del Banco Central con el sistema bancario comercial de Nicaragua, de lo que depende en gran medida el programa monetario de Nicaragua. No obstante, considera que los procedimientos no son los adecuados.

“Lo que está muy claramente escrito en el acuerdo del FMI es que entre enero y septiembre de este año, se debe vender la totalidad de esos activos. En ese sentido considero que las autoridades del Banco Central de Nicaragua no han actuado de una forma transparente ante los nicaragüenses”, sostiene Avendaño.

El impacto en la Economía
¿Qué significará para el ciudadano común la liquidación de estos créditos y propiedades? Además de la necesidad que tenemos como país de lograr estabilidad monetaria como requisito para acceder al programa HIPC y de esa manera obtener el perdón de aproximadamente 4,500 millones de dólares (70 por ciento del total de la deuda externa), esta recuperación de activos implica aún más. Supone que será usada para pago de deuda interna, básicamente para redención de CENI’S en manos de la Banca Comercial, lo cual debería significar un aumento en la disponibilidad de crédito y, por tanto, una inyección de dinero a la economía que está bastante restringida en este momento.

A juicio de Avendaño, esta hipótesis es falsa. “El presidente dijo que se aumentaría el crédito, pero esto no es tan cierto, puesto que no depende de cuantos recursos tenga el banco, sino del costo del crédito en Nicaragua. No hay que ser ilusos pensando que los productores van a tener más créditos, esto pasará tal vez cuando se resuelvan otros problemas estructurales de la economía. Los bancos pueden comprar más CENI’S y no aumentar el crédito, ya que eso hace su principal ingreso”, afirma el economista.

Sin embargo, para muchos conocedores del tema, aún es temprano para vaticinar lo que sucederá.

Se dividieron estos paquetes, se observa que habían paquetes compuestos de dos créditos de varios millones de dólares cada uno y otros que comprendían cientos de créditos de montos menores. En el siguiente cuadro se pueden ver algunos de los 30 paquetes.

Salta a la vista que los 281 millones de cartera de las juntas liquidadoras del INTERBANK, BAMER, BANIC y BANCAFÉ, alrededor de 200 millones corresponden al INTERBANK, y de estos casi el 50 por ciento son créditos agrícolas. Mientras el INTERBANK representa el 71 por ciento de la cartera total, los tres restantes bancos juntos son apenas el 29 por ciento de la misma.



Nota Importante:Para una completa cobertura en nuestros reportajes,suscríbase hoy mismo haciendo click aquí!

Regresar a la Página Principal

 

 

 

Ver Portada Impresa

Banco Central de Nicaragua

Banpro

Banco Caley Dagnall

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Preselección Empresarial

Budget Rent a Car

 Página Oficial de Joya de Nicaragua

Copyright © 2003 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por César Solís
Visite el sitio oficial de la Bolsa de Valores