Bolsa de Valores
Brechas
Centroamérica
Créditos
Contáctenos
Editorial
FORO
Informe Económico
Libro de Visitas
Negocios
FIDEG
Portada
Semblanzas
Suscripción
Tarifas de Anuncios
Tendencias

 

 

Jóvenes: elegidos u olvidados

Sergio de Castro 

Nicaragua enfrenta un desafío generacional sin precedentes en su historia, del que no pareciera existir plena conciencia entre las autoridades de gobierno y las llamadas organizaciones de la sociedad civil.

La investigación realizada por la Fundación para el Desafío Económico Global, FIDEG, denominada "Juventud: una mirada al porvenir", pone al descubierto un cuadro que podría desembocar en una amenaza a mediano plazo o convertirse en una oportunidad para el país.

La Estrategia Reforzada de Crecimiento Económico y Reducción de la Pobreza, ERCERP, el documento maestro del gobierno para el despegue económico del país, al enumerar los principios que la sustentan hace énfasis en una "mayor promoción de la equidad, aumentando el acceso de los pobres a los beneficios del crecimiento, con especial atención a las comunidades rurales, las mujeres, los grupos indígenas y los habitantes de la Costa Atlántica".

La población menor de 25 años, que suma más de tres millones de nicaragüenses y representa más del 60 por ciento del total de habitantes del país, se encuentra prácticamente invisible en el documento, más allá de las menciones a la necesidad de una "mayor y mejor inversión en capital humano", en referencia a las necesidades de la población en lo que se refiere a educación y salud.

La situación es todavía más preocupante cuando vemos que cerca de un millón y medio de habitantes es menor a 10 años.
El informe del Fondo de Población de las Naciones Unidas "Población, Pobreza y Oportunidades", publicado el año pasado, indica que en el año 2015 esa población estará mayoritariamente en edad laboral, "incrementando el potencial productivo del país".

Si bien eso podría llegar a ser una verdad, la situación actual muestra un cuadro preocupante. Según el estudio realizado por el Fideg, sobre el que publicamos una reseña en esta edición, un 36.8 por ciento de la juventud nicaragüense no terminó la primaria y solo el 46.9 por ciento finalizó la secundaria.

En la actualidad, el 15 por ciento de los jóvenes empleados no tienen educación alguna y un 28% apenas terminó la primaria. Como resultado de esta situación, más del 60 por ciento de la población juvenil que trabaja, lo hace como obreros no calificados o en el área de servicios.

En los próximos diez años, anualmente, se estarán integrando más de 150 mil jóvenes al mercado laboral , lo que podría volver la situación todavía más grave.

Dejar el problema en manos del mercado podría ser un suicidio para la sociedad nicaragüense, que vería agravarse el problema de la marginalidad de la población juvenil, con las consecuencias que esto acarrea.

El Estado y sus instituciones no pueden omitirse ante esta situación y es urgente visibilizar el problema, más allá de una Secretaria de la Juventud tiene como principal recurso las buenas intenciones de sus funcionarios.

El problema de la juventud debe cruzar horizontal y verticalmente todas las políticas y programas gubernamentales, en un esfuerzo que no puede excluir tampoco a las instituciones privadas y la sociedad civil.

 

Nota Importante:Para una completa cobertura en nuestros reportajes,suscríbase hoy mismo haciendo click aquí!

Regresar a la Página Principal

 

 

 

Ver Portada Impresa

Banco Central de Nicaragua

Banpro

Banco Caley Dagnall

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Preselección Empresarial

Budget Rent a Car

 Página Oficial de Joya de Nicaragua

Copyright © 2003 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por César Solís