Actualidad
Bolsa de Valores
Centroamérica
Créditos
Contáctenos
Editorial
Especial
FORO
FIDEG
Informe Económico
Internacionales
Libro de Visitas
Negocios
Puestos de Dist.
Semblanzas
Suscripción
Tarifas de Anuncios
Tendencias
Turismo

 

 

Remesas y miopía gubernamental

Sergio de Castro

Cuando El Observador Económico decidió abordar el tema de las remesas, buscó infructuosamente conocer las políticas gubernamentales sobre las mismas, en vista de la creciente importancia que tienen para la economía nacional.

Golpeamos muchas puertas y en ninguna de ellas hubo respuesta. En cada institución a la que recurrimos la respuesta fue siempre evasiva, mientras el funcionario consultado señalaba a la institución vecina como responsable por responder a nuestras interrogantes.

Las cifras sobre el monto total de las remesas oscilan entre 400 millones un mil 300 millones de dólares, según quien haga el cálculo. El gobierno tiene las estimaciones más bajas, mientras investigadores particulares e instituciones multilaterales proyectan cifras verdaderamente impresionantes, para la escuálida economía nicaragüense.

El problema, una vez más, es la falta visión en el gobierno sobre el qué hacer con los millonarios recursos que los compatriotas residentes en el extranjero envían a sus familiares en el país. Es un asunto privado, dirán algunos funcionarios.

Y tienen razón

Sin embargo, al igual que el Estado promueve condiciones para la inversión en zonas francas o turismo, que también constituyen inversiones privadas, habría que crear condiciones para que las remesas, o al menos una parte de estas, se transformen en ahorro y sean invertidos en áreas de interés para la economía nacional.

Países vecinos han comenzado a promover acciones para bajar el costo de las transferencias de las remesas y fomentar el ahorro de los ciudadanos que viven en terceros países, mientras que México creó recientemente una institución a cargo de la atención de sus emigrantes.

En Nicaragua, han sido instituciones privadas las que se han interesado por el tema y han comenzado a estudiar iniciativas para que las remesas no sólo sean utilizadas para el consumo, sino también en inversiones a mediano y largo plazo.

Un ejemplo de que se podría hacer es el programa de viviendas que promueve el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, INVUR, que otorgará subsidios a familias de escasos recursos, dinero que podría rendir mucho más si una parte del mismo fuera utilizado para respaldar a quienes utilicen las remesas para construir o remodelar sus casas.

Mientras la miopía gubernamental no permite que se formule un programa que estimule el ahorro a partir de las remesas familiares, son las casas comerciales las que comienzan a beneficiarse con promociones y ofertas que permiten a los nicaragüenses que viven el exterior comprar directamente bienes de consumo para sus familiares.

Si bien eso resuelve a lo inmediato algunas necesidades de quienes reciben los recursos enviados desde el exterior, a largo plazo estaremos comiéndonos la carnada con la que deberíamos pescar.


 

 

Nota Importante:Para una completa cobertura en nuestros reportajes,suscríbase hoy mismo haciendo click aquí!

Regresar a la Página Principal

 

 

 

Banco Central de Nicaragua

Banpro

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Preselección Empresarial

Budget Rent a Car

 Página Oficial de Joya de Nicaragua

Copyright © 2003 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por Nicavirtual S.A