Actualidad
Bolsa de Valores
Centroamérica
Créditos
Contáctenos
Editorial
Especial
FORO
FIDEG
Informe Económico
Internacionales
Libro de Visitas
Negocios
Puestos de Dist.
Semblanzas
Suscripción
Tarifas de Anuncios
Tendencias
Turismo

 

 


Más allá de las remesas

Arnoldo J. Martínez S.


Arnoldo J.Martínez S.

Hace un par de años, Bendixen y Asociados realizó un estudio sobre la importancia de las remesas familiares de los Estados Unidos a Latino América. Este estudio fue presentado en una conferencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) titulada “Las Remesas: El Tema Latinoamericano del Nuevo Siglo”. Aunque el título es muy acertado, yo diría que más bien uno de los temas del nuevo siglo es el proceso migratorio de nuestros países, del cual se deriva entre otros el tema de las remesas.

Según Manuel Orozco1, de las migraciones de nuestros países hacia países más desarrollados han surgido vínculos con los países de origen que él llama las “cuatro T”: transferencias de remesas, turismo, transporte aéreo y telecomunicaciones. Obviamente, de estas vinculaciones, la más impactante es la de las remesas.

Bendixen y Asociados afirma que las remesas enviadas en el 2001 de los Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón a Latino América ascendieron a US$23,000 millones. Conforme a datos de la CEPAL y los World Development Indicators 2002 del Banco Mundial1, las remesas enviadas hacia Centro América pasaron de cerca de US$532 millones en 1990, a US$1,670 millones en 1995, a US$3,000 millones en el 2000. Es decir, de 1990 a 1995 las remesas aumentaron en un 214% y de 1995 al 2000, en un 80%.
Esto indica que las remesas enviadas a Centro América representan aproximadamente el 13% de las enviadas a toda Latino América y que, aunque las remesas han seguido creciendo significativamente, el crecimiento de los últimos años ha sido menos acelerado que el del primer quinquenio de los años noventa. No obstante, las remesas siguen teniendo y estimo que lo tendrán por algún tiempo un importante impacto económico y social en la región.

Además de estos vínculos derivados del proceso migratorio, he venido observando tres fenómenos interesantes. En primer lugar, aunque las remesas han sido utilizadas por los beneficiados para cubrir principalmente sus necesidades de consumo básico (el 85% de las remesas son utilizadas para este propósito1), poco a poco parte de lo que queda de las remesas recibidas están siendo ahorradas en bancos o invertidas en el mejoramiento o construcción de viviendas y en pequeños negocios. De igual manera, los residentes en el exterior además de enviar sus remesas también están realizando poco a poco y de manera limitada inversiones propias en sus países de origen.

Estos pequeños esfuerzos son alentadores ya que las remesas y el dinero de los emigrantes están siendo no solamente ocupados para consumo sino además para el ahorro y la inversión. Esto en principio refleja que tanto los emigrantes y las familias están mejorando su condición de vida ya que tienen más recursos disponibles para ahorrar e invertir.

Por otro lado, la CEPAL afirma que en los Estados Unidos han venido surgiendo asociaciones comunitarias de emigrantes que han contribuido en la “construcción de obras de infraestructura básica, caminos, saneamiento y equipamiento de centros de salud o educativos”. En un mediano plazo y conforme vayan mejorando las condiciones económicas de los emigrantes, creo que el papel de estas asociaciones puede llegar a ser tan importante como el de las remesas en sí.

Finalmente, aunque el proceso migratorio sea traumático para los emigrantes, me da la impresión de que muchos no desean regresar a sus países de origen ya que han visto en su migración hacia otros países no sólo un medio de subsidencia sino además un mecanismo de superación. Aunque este fenómeno lo he observado más entre emigrantes en los Estados Unidos, tengo conocimiento de jóvenes nicaragüenses radicados en Costa Rica que, a pesar de las dificultades que atraviesan, no desean regresar a su país por las oportunidades que vida que se les presentan y las posibilidades que tienen de llevar una vida más próspera en el país vecino.

Nota Importante:Para una completa cobertura en nuestros reportajes,suscríbase hoy mismo haciendo click aquí!

Regresar a la Página Principal

 

 

 

Banco Central de Nicaragua

Banpro

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Preselección Empresarial

Budget Rent a Car

 Página Oficial de Joya de Nicaragua

Copyright © 2003 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por Nicavirtual S.A