Actualidad
Bolsa de Valores
Centroamérica
Créditos
Contáctenos
Editorial
Especial
FORO
FIDEG
Informe Económico
Internacionales
Libro de Visitas
Negocios
Puestos de Dist.
Semblanzas
Suscripción
Tarifas de Anuncios
Tendencias
Turismo

 

 


Hotel El Convento, en el centro de León

Una joya arquitectónica

Carlos Salinas Maldonado

En 1639 la ciudad de León comenzaba apenas su construcción, después de haber sido trasladada de su antiguo emplazamiento. Ese año, el religioso franciscano, Fray Pedro de Zúñiga, comenzó a trabajar en la construcción de un convento para su orden, el cual se llamaría Convento San Francisco.

Por siglos los pasillos y habitaciones de la gran casona colonial albergaron a generaciones de religiosos que buscaban un refugio del mundo en las profundidades de la fe. Ahí realizaban sus oraciones y cantos; ahí estudiaban y trabajaban.

Así transcurría de forma pacífica la vida en el convento, hasta que siglos más tarde las reformas liberales impulsadas por José Santos Zelaya cambiarían para siempre la historia del edificio y su propósito inicial. En 1930, las órdenes religiosas fueron expulsadas del país y muchos de los edificios que hasta entonces habitaban fueron convertidos en escuelas públicas u ocupados para otros servicios.

El Convento San Francisco corrió con la misma suerte y, tras el desalojo de sus inquilinos religiosos, fue convertido en el Instituto de Occidente (I.N.O). El paso del tiempo y el descuido del edificio terminarían deteriorándolo. En 1960 fue abandonado y demolido, perdiéndose uno de los monumentos históricos más bellos y sobrios de la ciudad de León.

El antiguo convento se convirtió en un predio vacío, “donde la gente iba hacer sus necesidades y los chavalos aprovechaban improvisando un estadio para jugar béisbol ”, recuerda un habitante de León.

Reconstrucción
Pasarían casi cuatro décadas para que las ruinas del antiguo convento volvieran a formar parte de la vida de León. Fue a finales de la década del 90 cuando un grupo de inversionistas miró hacia las ruinas y comenzó ha realizar planes para su reconstrucción, ésta vez para convertirlo en un complejo hotelero de lujo.

En efecto, en diciembre del 2000, después de varios años de construcción, se inauguró el Hotel El Convento, “el complejo hotelero más nuevo de occidente”.

Según Marion Valladares, Gerente General del hotel, la idea de reconstruir el Convento partió “de la necesidad de ofrecerle al turismo un lugar decente donde poder quedarse”. “Se pretendía con el proyecto levantar la autoestima del lugar y contribuir a impulsar la economía local”, agrega Valladares.

Valladares explicó que la reconstrucción del convento requirió de mucho esfuerzo. Para mantener la originalidad del edificio, la sociedad anónima que se encargó de la inversión contrató al arquitecto Fernando Montes, “quien viajó a Antigua Guatemala y otras ciudades de América Latina para ver los detalles de los edificios y plasmar el espíritu colonial en el hotel”, señala Marion Valladares.

“Se ha mantenido en el edificio la idea original del convento, por ejemplo, en el hotel no hay piscina porque en las edificaciones coloniales de los españoles éstas no existían”, explica Valladares.

Vuelta a la vida
El Hotel El Convento se levanta majestuoso a la par de la iglesia San Francisco, a unas cuadras del centro de la ciudad. Sus pasillos y corredores han vuelto a la vida, adornados con cuadros y muebles de estilo colonial. Sus salones ahora son elegantes centros para convenciones o reuniones sociales y las antiguas celdas de los religiosos se han convertido en cómodas habitaciones, en la que se ha cuidado hasta el último detalle.

El jardín central del edificio, con su verde intenso, sus palmeras y la fuente central, transmiten una paz interna a los visitantes, algo que aún se mantiene de sus primeros inquilinos.

El sol penetra a raudales por todas las esquinas y corredores del hotel, sin embargo, la casona se mantiene siempre fresca, gracias a su techo de tejas de barro, al enorme jardín central y a la gran cantidad de puertas y ventanas con que cuenta el edificio.

Los servicios
Mientras recorríamos el edificio, fotografiando sus salones y rincones, un grupo de 60 turistas norteamericanos ingresaba al hotel para disfrutar de sus exquisitos platillos internacionales, ofrecidos en el restaurante El victoriano y en la cafetería El patio.

El hotel cuenta con 30 habitaciones dobles y una suite, que poseen cómodas camas, televisión por cable, aire acondicionado, baño con agua caliente, teléfono con salida internacional, Internet y servicio a la habitación.

Además, el hotel cuenta con dos salones para seminarios o conferencias, el salón La Torre y el salón El Atrio, con capacidad para 20 personas el primero y 250 el último.

Los costos de hospedaje varían según el número de personas. Por ejemplo, una habitación para una persona cuesta U$ 68.50 por noche, dos personas U$ 87 por noche, de tres a cuatro personas U$ 110 por noche y la suite C$ 111 por noche. Valladares explicó que estos precios incluyen impuestos y desayunos.



Nota Importante:Para una completa cobertura en nuestros reportajes,suscríbase hoy mismo haciendo click aquí!

Regresar a la Página Principal

 

 

 

Banco Central de Nicaragua

Banpro

Investa: Inversiones Estrátegicas S.A . Casa de Bolsa

Preselección Empresarial

Budget Rent a Car

 Página Oficial de Joya de Nicaragua

Copyright © 2003 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por Nicavirtual S.A