Actualidad
Bolsa de Valores
Brechas
Centroamérica
Créditos
Editorial
Foro
Informe Económico
Dinero
Libro de Visitas
Negocios
Opinión
Suscripción
Tendencias
Turismo
 
 
 
PROCREDIT NICARAGUA
Una opción para pequeños empresarios

Ana Victoria Portocarrero

victoria@elobservadoreconomico.com
Versión para imprimir
Comente este tema en los Foros
 
Klaus Geyer

Un paquete de cigarros cuesta alrededor de 11 córdobas, por lo que el costo por cigarro es de 55 centavos. Algunos comerciantes los venden “al menudeo” en 1 córdoba cada uno. Es decir, que aparte de la ganancia
del paquete completo, sacan una ganancia de 45 por ciento sobre cada cigarro menudeado. ¿Se podría decir que es un mal negocio? Bajo ningún punto de vista.

Ahora bien, esta comerciante, dueña de la venta “La Ramona”, necesita invertir 600 dólares para terminar de construir una terraza contiguo a la venta para convertirla en una pequeña comidería. ¿A quién debe acudir?

No es ninguna novedad que la banca tradicional normalmente no financia este tipo de iniciativas, dado que son clientes que no tienen la información necesaria, tales como estados financieros auditados y garantías bancarias. Por otro lado, los montos requeridos son muy pequeños, lo cual encarece el crédito, dado que el trabajo operativo es mayor. En esta situación, la pregunta es, ¿quién responde por los más pequeños?

Crédito para los pequeñitos

PRINCIPALES SOCIOS

Uno de los principales activos de la institución es el fuerte respaldo que ofrecen sus socios. Para Geyer, una diferencia relevante entre PROCREDIT y otras instituciones del país, es que cuentan con la inversión de socios internacionales. “Eso en parte ha explicado nuestro éxito, porque tenemos estos socios con alta capacidad económica, financiera y técnica”.
IMI (Internationale Micro Investionen AG), una
compañía de inversión con sede en Alemania, con una
participación del 72 por ciento. Dentro de los socios de
IMI están la República Federal de Alemania, a través
de KFW/DEG, el Banco Mundial (IFC), la Fundación
Holandesa DOEN y la empresa consultora IPC.
Stichting DOEN Holanda, participa en el 17 por ciento. Es una institución que estimula el desarrollo sostenible con enfoque comercial.

El sector de los micro y pequeños empresarios representa un alto porcentaje de la Población Económicamente Activa del país. Es decir, la micro y pequeña empresa genera un alto porcentaje de los empleos de Nicaragua, así como del Producto Interno Bruto. Es, por tanto, un sector muy atractivo en cuanto al mercado de crédito, siempre que se encuentre la tecnología adecuada. Esta tecnología, diferente a la de la banca tradicional, ha sido implementada por algunas financieras, abordando con éxito a un sector importante de la población.

CONFÍA, ahora conocida como PROCREDIT Nicaragua, ha sido una de las financieras que ha trabajado con mayor éxito este sector, implementando una tecnología que hasta la fecha le ha dado muy buenos resultados.

Tal y como afirma Klaus Geyer, Gerente General de PROCREDIT Nicaragua, el sistema que implementan difiere del de la Banca tradicional en que tienen un mayor número de oficiales de crédito (alrededor de 85), que están especializados en ir a la microempresa y analizar in situ la situación de la misma. Los mismos oficiales se encargan de levantar la información, elaborar estados financieros, así como un flujo de ingresos y egresos donde incluyen los de la familia. En función de esa información definen el monto del crédito y el plan de pagos. En cuanto a las garantías, no trabajan con garantías tradicionales, sino con bienes que en general todo el mundo tiene, tales como bienes del hogar, inventario del negocio, activo fijo, etc. Como último elemento de su estrategia, aprovechan lo que él mismo llama economías de escala, donde clasifican a sus clientes con un récord, y a aquellos que tengan un buen comportamiento crediticio, así como una relación con la institución de al menos un año, se les ofrecen modalidades más ágiles, donde la personano tiene que pasar nuevamente por todo el proceso de análisis.

Fraccionando los recursos
Con esta visión de ofrecer servicios financieros al sector empresarial con énfasis en la micro y pequeña empresa, es que ha venido trabajando la institución desde el año 2000. En cuatro años, PROCREDIT Nicaragua ha avanzado a tal ritmo que actualmente administra una cartera de más de 31 mil créditos vigentes y un portafolio de alrededor de 26 millones de dólares. “El 65 por ciento de nuestros créditos están por debajo de los mil dólares, y el 99 por ciento por debajo de los 10 mil. Asimismo, nosotros ofrecemos nuestros servicios a las tasas más bajas del mercado, un promedio de 3 y 3.5 por ciento mensual. Es más caro que un crédito tradicional, pero menos que un crédito del área de microfinanzas. Son muy pocos los clientes que caen en mora, tenemos alrededor de un 5 porciento en mora mayor a 30 días, lo que es un indicador sumamente bueno. Con esto se comprueba que funciona nuestra tecnología y que son productos y condiciones bastante adecuados”, sostiene Geyer.

¿Estamos seguros?

“Una financiera es lo mismo que un banco, con la diferencia principal que los bancos pueden ofrecer cuenta corriente, de la que se pueden emitir cheques. Eso no lo pueden hacer las financieras, pero sí pueden captar ahorros a la vista y depósitos a plazos”, explica Geyer. Dadas las regulaciones hacia las microfinancieras, los servicios de las mismas se han venido ampliando de forma tal que los usuarios acceden a los mismos con seguridad plena.

Algunas de las leyes que las rigen son las siguientes:
1.Ley General de Bancos, Instituciones
Financieras no Bancarias
y Grupos Financieros.
2.Normas Prudenciales de la superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras.
3.Ley del Fondo de Garantía de Depósitosde las Instituciones Financieras (FOGADE).
4.Ley de Sociedades Financieras y de Inversiones.

Tal y como se ha abordado en diversas investigaciones de FIDEG, las mujeres forman parte importante en las cadenas de producción de las distintas actividades de la economía nacional. Sin embargo, es en el comercio donde más se las puede encontrar, y es esta la actividad que más demanda servicios financieros actualmente. Como un reflejo de la estructura del mercado, el 60 por ciento de la cartera crediticia de PROCREDIT Nicaragua está dirigida a este sector, y más del 60 por ciento
de esos beneficiarios son mujeres. “Nosotros ofrecemos para todos los sectores: comercio, servicios, agropecuario, vivienda, etc, es decir, no restringimos los sectores, sin embargo, tenemos un fuerte peso del sector comercial”, explica Geyer.

¿Y este cambio qué trae?
Los medios de comunicación han hecho su agosto con la nueva publicidad de PROCREDIT Nicaragua. Ciertamente, se le ha dado un gran énfasis al cambio de nombre y de imagen de la institución. Sin embargo, el cambio implica mucho más, según Geyer.

“Queremos reflejar quienes somos de una manera más visible, a quienes pertenecemos y quienes están detrás. Pero el cambio también implica que vamos a seguir ampliando nuestros servicios”.

PROCREDIT forma parte de una red de 18 instituciones similares en todo el mundo, en su mayoría son bancos y, en algunos casos, todavía financieras. Cuentan con las inversiones de los mismos socios, que son un grupo económico que actúa y que tiene inversiones en diferentes partes del mundo. Hasta hace poco cada institución tenía su propio nombre, pero actuaba, según Geyer, con la misma filosofía de trabajo, así como con tecnología similar.

“Dado que el proceso de la globalización ha venido a fortalecer los enlaces entre estas instituciones, decidimos expresar eso más visiblemente para el público también, y una forma de hacerlo es dar a todos el mismo nombre. Todas estas instituciones están cambiando su nombre o a Financiera Procredit o a Procedit Banck”, asevera.

Actualmente PROCREDIT Nicaragua se encuentra en 18 sucursales, tanto en Managua como en el resto del país, y esperan seguir ampliando su cobertura geográfica, abriendo en los meses de abril y mayo, sucursales en Jalapa, la Isla de Ometepe y Río Blanco en Juigalpa.

“Queremos también ampliar y profundizar los servicios de ahorros y depósitos. Queremos ofrecer productos adicionales como programas de ahorro que apuntan a ciertos propósitos. Por ejemplo, la maestría. Hay muchas personas que buscan seguir desarrollándose profesionalmente y la posibilidad de desarrollar una maestría. Pero eso cuesta plata que normalmente no se puede financiar de una sola vez. Queremos ofrecer un ahorro programado, donde un empleado asalariado, por ejemplo, se comprometa a ahorrar una pequeña cuota mensualmente y, cuando cumpla con este, nosotros le damos por encima un crédito y, junto con los dos componentes, le financiamos la maestría. Estos productos pueden fortalecer la cultura de ahorro. Normalmente ahorrar abstractamente no se hace tanto como ahorrar para un propósito concreto”, concluye.

Comente este tema en los Foros
Regresar a la Página Principal

 

 

Publicidad
 

 

 

Copyright © 2004 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por Nicadesign