Actualidad
Bolsa de Valores
Brechas
Centroamérica
Créditos
Editorial
Foro
Informe Económico
Dinero
Libro de Visitas
Negocios
Opinión
Suscripción
Tendencias
Turismo
 
 
 
Los "sin tierra"
En busca de una solución
Ana Victoria Portocarrero
victoria@elobservadoreconomico.com
Versión para imprimir
Comente este tema en los Foros
 

Se usa el nombre “tierra” para denominar la patria, el lugar donde uno nace y al que pertenece. No por mera casualidad. Es así, puesto que es en la tierra donde inicia todo. Necesitamos un espaciodonde asentarnos y empezar a producir nuestrofuturo... la tierra productora, la madre tierra.

En Nicaragua el problema de la tierra, que muchos reducen al tema de la propiedad, tiene mucho de estar latente y en busca
de soluciones permanentes. Sin embargo, es poco lo que se ha avanzado. Actualmente, el reto dedarle una solución satisfactoria a este tema es aúnmás urgente, dado el contexto deliberalización comercial, planes nacionales y la degradación acelerada del medio ambiente, entre otros acontecimientos importantes en la economía nicaragüense. Sin embargo, aunque la producción para exportar o los conglomerados que el Gobierno pretende impulsar solo serán realidad sobre tierra, el problema parece pasar desapercibido dentro de los planes oficiales.

El campo tiene hambre

“El mundo vive del campo, pero 900 millones de seres humanos, principalmentecampesinos, hoy tienen hambre. Dos tercios de la población rural de Centroamérica está mal alimentada, con consecuencias dramáticas sobre el desarrollo humano de más de 20 millones de hombres, mujeres y niños, violando así sus derechos fundamentales a la vida, la salud, la alimentación”.

La frase anterior encabeza un documentodistribuido a los medios de comunicacióndurante el encuentro internacionalde organizaciones campesinas y sociedadcivil. En el mismo,se plantea que mientras el mundo sufre de hambre, existe un evidente mal uso de la tierra en la mayor parte de la región, a consecuencia de su concentración en pocas manos, y de la subutilización de la misma.

Tal y como lo mencionó Ariel Bucardo,vicepresidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos, UNAG, en su discurso de clausura del encuentro, en los años 80, porprimera vez en Nicaragua, alrededor de 120 mil campesinos lograran ser propietarios de un pedazo de tierra. Durante el proceso de reforma agraria se entregaron aproximadamente un millón 600 mil manzanas a familias campesinas. Sin embargo, alrededor del 60 por ciento de las tierras que se entregaron en ese momento ya se encuentran en otras manos.

Los números indican que el problema no se reduce simplemente a la tenencia de la tierra o la propiedad, sino a una estructura que no permite que las familias utilicen la tierra de manera eficiente.

A viejos problemas, nuevas soluciones
Para Miguel Alemán, investigador de NITLAPÁN, a raíz no solo de la reforma agraria, sino de lo que ha sido el proceso de colonización histórica de Nicaragua,existe una precariedad legal muy grande en el tema de la tierra. “La mayor parte del área en donde se ha venido expandiendo la frontera agrícola nunca fue titulada y, si a eso le sumás el proceso de reforma agraria, pues ahí hay un alboroto enorme. Todo el debate está ahora girando en torno a ¿qué pasa con el problema legal que está pesando en la agricultura?”

“El mundo vive del campo, pero 900 millones de seres humanos, principalmente campesinos, hoy tienen hambre. Dos tercios de la población rural de Centroaméricaestá mal alimentada, con consecuenciasdramáticas sobre el desarrollo
humano de más de
20 millones de hombres,
mujeres y niños, violando
así sus derechos fundamentales
a la vida, la salud,
la alimentación”.

Alemán explica que, mientras para algunos el problema de la titulación es elcausante de los bajos niveles de inversióndel sector agropecuario, así como de los pocos procesos de intensificación agrícola, los estudios de NITLAPÁN arrojan que el área con potencial de conflicto político y que realmente tiene problemas de derechos de propiedad e inseguridad, no es superior al 5 por ciento del área agrícola. En este sentido, los problemas de inversión no están directamente relacionados con la falta de titulación de las propiedades.

“Nosotros hemos comparado a familias que han comprado sus tierras con familias sin titulación y no hemos encontrado diferencia significativa en cuanto a niveles de inversión, por ejemplo. Para la gente no es un problema central. En algún segmento (menos del 5 por ciento) sí es un problema. Pero no es el caso de la mayoría. La gente cuando habla de los obstáculos ala inversión, se refiere a otras cosas, a los problemas de los caminos, del crédito, delos precios, de la comercialización, etc”,afirma Alemán.

Sinforiano Cáceres, presidente de FENACOOP resalta el problema de la falta de una institución que de respuesta a los problemas de tierra. “Aquí habíaun ministerio, el Instituto de Reforma Agraria. Cuando se desarticuló el INRA una parte de las funciones se delegaron al Ministerio de Agricultura, otra parte en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, bajo el cual se cobija la Intendencia dela Propiedad, y en ninguno de estos dosministerios el tema es prioridad. No haypolíticas sobre tierra, no hay política de titulación, no hay funcionarios especializados en la temática. Esote indica que el tema es abordado políticamente, no técnica ni jurídicamente. No tienen una institución seria, responsable, capacitada,competente que permita que la gente tenga alternativas”.

La titulación no es suficiente

Sinforiano Cáceres

De acuerdo a los lineamientos de política de tierra de la Unión Europea,cuyo propósito es ser considerados por los donantes de la UE en el diseño de su apoyo a las intervenciones en la política y administración de tierras en los países endesarrollo, los títulos no son necesarios ni suficientes para lograr la seguridad de los derechos de propiedad, el aumento de la productividad y el acceso al crédito. Afirman que los derechos informales de la tierra pueden no ser inseguros si están localmentereconocidos, y que los cambios en los derechos de tierra, por si solos, pueden no hacer ninguna diferencia.

El documento plantea algunos aspectos claves a considerar en laadministración de tierras, entre los que se encuentran: eliminar las contradicciones entre las normas; ofrecer procedimientos simples, accesibles, con reglas bien reconocidas que aborden los problemas enfrentados por los productores; eliminar las ineficiencias en la administración de tierras; asegurar la publicidad efectiva de los reclamos de tierras antes de su registro y conversión a título; evitar las oportunidades para la corrupción presentada por los procedimientos difíciles y complejos; y brindar oportunidades para la apelación.

A juicio de Cáceres este planteamiento no puede ser tan categórico porque el título siempre es necesario. Sin embargo concuerda con que no son necesarios enmuchos casos, donde lo que debe de procurarsees que se reconozcan los derechos sobre los territorios. Asimismo, hace énfasis en que la titulación previo ordenamiento no tiene sentido. “Lo que es necesario es un acuerdo político nacional, un marco jurídico más sano y una institución responsable de ejecutar eso. A mi me parece que el error más grande que cometió el estado nicaragüense es dejar el tema de la propiedad en la confusión terrible en la que está”.

La desterrada tierra
Dado el matiz explosivo del tema de la tierra, cruzado por factores políticos, económicos, jurídicos, ambientales y sociales, el aporte de los diferentes gobiernos ha sido muy poco. Lo que una administración ha avanzado por un lado, se descuida en la administración siguiente, por lo que los problemas sehan resuelto solo de forma parcial, dependiendodel grupo que se encuentre en el poder.

Para Cáceres, este problema no es de pronta solución. Afirma que se necesita unamplio consenso de las partes en conflicto y un fuerte liderazgo del gobierno. Parael mismo es de vital importancia integrar políticas de tierra en un enfoque sectorial más integral, en una estrategia rural de desarrollo con bases amplias.

Alemán por su lado, considera positiva la propuesta del gobierno de crear un ministerio de la tierra en donde se concentre todo lo que tiene que ver con el proceso de titulación actual de la propiedad. “La iniciativa es buena, pero el factor clave va a ser el político, que tiene mucho peso”.

La preocupación de los distintosactores sobre este tema no es para menos. La política de tierra en Nicaragua no parece estar pronta a diseñarse. La tierra ha sido desterrada de los planesnacionales de desarrollo. Esto es sumamente grave en cuanto se ha comprobado que el alto nivel de inseguridad de la tierra afecta cualquier estrategia, o proyecto de desarrollo y crecimiento económico. A su vez acelera la degradación ambiental del país, en tanto limita una explotación racional de los recursos naturales.

 

Una medicina con muchas aplicaciones

Bruce H. Moore, director de la Coalición Internacional para el
acceso a la tierra, en noviembredel 2003 expuso sobre los beneficios dedarle una pronta solución al problema de la tierra y aseguró que los tomadores de decisiones se están dando cuenta de que los resultados de la reforma agrariano sólo benefician a los que carecen de tierras y a los pobres de las zonas rurales, sino que los beneficios llegan a la economía y a la sociedad.

¿Qué significa la reforma agraria?
Manejo Sostenible de Recursos Naturales. La agricultura de los pequeñosproductores es adecuada para la agriculturasostenible, que no recurre, o al menos recurre menos, a productos químicos. De esta manera supone menos riesgos de contaminar las capacidades productivas de largo plazo de los suelosmientras reduce, a la vez, los riesgos parala salud que resultan de la absorción de productos químicos cuestionados en la cadena alimenticia.

Sostenibilidad Ambiental. La seguridad en la tenencia de la tierra es el incentivopara que los pobres de las zonas rurales inviertan en la sostenibilidad de largo plazo de sus recursos: tierra, agua, bosques, y líneas costeras con sus recursospesqueros conexos. Este incentivopuedeverse, por ejemplo, en las inversiones de restauración de los campesinos con la siembra de árboles para recuperar lascuencas hidrográficas y las tierras desérticas.

Democracia. Las sociedades con una distribución de recursos más equitativa poseen una gobernabilidad asombrosamente mejorada, caracterizada por políticas públicas que dan respuesta a las necesidades más amplias de todos los sectores de la sociedad, la consulta pública y la disminución en el abuso de los fondos públicos. Estas sociedades disfrutan de mejores niveles de paz y seguridad y atraen una mayor inversión extranjera directa.

Resolución de Conflictos. Los conflictos relacionados con la tierra han sido la causa más común de guerras civiles en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial. La tenencia segura de la tierra, aunque es un reto para la aplicación de los acuerdos de paz, ha sido un factor esencial para su logro.

Moore, expresó también que estos beneficios a menudo son denegados por poderosos intereses creados y por líderes políticos incapaces de ver sus propios intereses y responsabilidades más allá de las próximas elecciones. “Las trampas del auto interés y la supervivencia política obstruyen el camino. En Centroamérica, las décadas de los setenta y los ochenta son testigos de las consecuencias de ignorar el tema de la tierra.

La Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra fue creada para forjar una convergencia de esfuerzos de partes interesadas, a fin de empoderar a los pobres de las zonas rurales, a través del acceso seguro a los recursos naturales, especialmente la tierra, y para fomentar el involucramiento de los hombres y mujeres pobres en la toma de decisiones relacionada y en la formulación de políticas nacionales, regionales y globales.”


¿Para qué redistribuir la tierra?

Diferentes estudios y experiencias han demostrado que la producción es más eficiente en las fincas depequeño tamaño que en las más grandes, lo que indicaría que en la agricultura hay economíasde escala limitadas. En investigacionesestudiadas por la Unión Europea para utilizarse de insumo en el diseño de los lineamientos para las políticas de tierra, se encuentra que una redistribución de tierras, de una situación donde el 80-90 por ciento de la tierra está en manos de unos pocos, a una situación donde hay un número mucho más grande de fincas pequeñas a medianas, resultará en un aumento considerable de producción y productividad, si tal proceso está acompañado por el apoyo apropiado para los nuevos propietarios. A su vez, se resalta que son necesarios incentivos económicos, apoyo institucional, medidas técnicas y financieras adecuadas para ayudar a los nuevos productores a desarrollar sus propiedades.

De acuerdo a Sinforiano Cáceres, esto es así puesto que el pequeño usa de forma más intensiva la tierra, porque puede diversificar la producción, hacer rotación de cultivos, mientras que el latifundio es monocultivista. Sin embargo, resalta que no hay que caer en el error de pensar que hay que aspirar y trabajar para que en Nicaragua todos sean pequeños. “La finca pequeña te permite diversificar la producción, pero no es cierto que es la alternativa para desarrollar el país. Lo que hay que hacer es combinar la producción agroexportadora, la producción de mercados grandes, sean nacionales o externos, con la diversificación, que le permita al propietario tener ingresos a lo largo del año.

Para Miguel Alemán, aunque es cierta la teoría de que la tierra es más eficiente en manos de los pequeños, no es necesario que las propiedades estén en manos de los mismos. “Si aquí se desarrollaran o fortalecieran los mercados de renta, de alquiler, podría favorecer mucho a las pequeñas y medianas estructuras. El tener títulos de propiedad podría favorecer los mercados de renta”.


 
Comente este tema en los Foros
Regresar a la Página Principal

 

 

Tema Relacionado

Portada Impresa

Publicidad
 

 

 
Copyright © 2004 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por Nicadesign