Actualidad
Bolsa de Valores
Centroamérica
Créditos
Editorial
Foro
Informe Económico
Libro de Visitas
Negocios
Suscripción
Tendencias
Turismo
 
 
 
Selva Verde: Una alternativa de montaña en las afueras de Managua

John Daza

john@elobservadoreconomico.com
Versión para imprimir
Comente este tema en los Foros
 

Enclavado en el límite
entre El Crucero y
Managua, el Hotel Selva
Verde ofrece una vivencia
especial a los que quieran
relajarse, lejos del bullicio
y el calor de la capital.

Mientras recorría las instalaciones del hotel Selva Verde, en las afueras de Managua, para tomar algunas fotos de sus instalaciones, me sorprendió la belleza de un hermoso pájaro de plumaje amarillo, muy llamativo, volando por el lugar. Por su tamaño y el color vivo de su plumaje, deduje que nunca antes había visto uno de esa especie. El pájaro era simplemente uno de los tantos visitantes del hotel, que son atraídos por los bosques frondosos de la región donde está ubicado.

Entre sus residentes permanentes se encuentran un colorido tucán y dos mansos monos araña, que comparten con los residentes de las dos casas ubicadas dentro del hotel y con los visitantes que llegan a hospedarse en sus apartamentos y cabañas. Pero también es muy común la visita de ardillas y pájaros, lo que hace del amanecer una experiencia especial.

El Hotel Selva Verde está compuesto por siete cabañas, tres apartamentosy un par de casas, construidas en un ambiente acogedor entre árboles de cedro, caoba, roble y palmas de coco, así como un sinnúmero de plantas silvestres
y árboles frutales.

Según Susana Medina, una de las administradoras del hotel, Selva Verde
fue pensado como un lugar donde los visitantes pueden relajarse lejos del bullicio de la ciudad y rodeados de naturaleza, como su eslogan lo indica.

“Una de las fortalezas del hotel es el clima, la temperatura que es templada a pesar de estar tan cerca de Managua”, indicó.

“El concepto del hotel, basado en cabañas y apartamentos se debe al lugar, pues sus características, con un bosque frondoso, dio pie a la elección del concepto de cabañas en un medio de un bosque natural”, explicó Medina.

Susana Medina

Como servicios adicionales, el hotel ofrece piscina, área
de parrillada, cocina/ minibar (restaurante). Hay también acceso a Internet, parqueo privado y servicio de alquiler de vehículos.

Las cabañas y apartamentos son de una, dos y tres habitaciones e incluyen sala, área de cocina, 1-2 baños, porche o terraza. Las cabañas están construidas de una combinación de caoba, pino y cedro, tienen muebles hechos en madera fina y acabados originales.

El restaurante no se ha desarrollado como negocio, pues por lo general solo atiende a los huéspedes del lugar y es, más que todo, una cocina y minibar donde preparan comida casera por pedido.

De casa de verano a hotel
Según Lydia Lainez, la otra administradora de Selva Verde, el hotel en sus orígenes no fue pensado como tal. Quien concibió a Selva Verde había comprado originalmente los terrenos como inversión, para construir allí una vivienda vacacional, pues el propietario no reside en el país. Al comienzo construyó dos casas y, con el tiempo vio la posibilidad de utilizar el terreno para explotarlo comercialmente, con la construcción de cabañas y apartamentos, primordialmente para atender sus negocios en Estados Unidos, desde donde podría enviar turistas a hospedarse en el lugar.

“En parte puede decirse que Selva Verde ha sido hasta ahora, más que todo,un complemento de la agencia de viajes que su propietario tiene en Miami, pues la mayor parte de los visitantes que llegan al hotel son enviados por la agencia desde esa ciudad”, dijo Lainez. “Se espera que esto vaya cambiando, a medida que el hotel se haga más conocido en Nicaragua y aumente el flujo de visitantes nacionales e internacionales” aseguró.

Al preguntársele si existen planes de adecuar el hotel para que se puedan desarrollar actividades como reuniones, seminarios o grupos de trabajo, respondió que “aunque el lugar no está adecuado con auditorio o salones para reuniones o convenciones, ya la inquietud se le pasó al propietario”.

Y prosiguió: “Es cierto que en las ciudades de Nicaragua hay una alta demanda de este tipo de servicios, pues muchos organismos e instituciones realizan por ejemplo fines de semana de trabajo y buscan lugares aislados y tranquilos, por lo que Selva Verde podría ser una muy buena alternativa”.

El hotel está en proceso de expansión y han adquirido un predio contiguo donde planean construir tres nuevas cabañas.

“Si el visitante opina que el hotel le queda pequeño, porque le agrada caminar entre la naturaleza, puede darse unos paseos por las carreteras aledañas que se introducen por la montaña y lo llevan a un recorrido por la diversidad de la flora y la fauna de las laderas de las montañas que se empinan hasta alcanzar El Crucero”, afirmó Lainez.

¿Cómo llegar a Selva Verde?

En el kilómetro 13½ de la Carretera Sur, a mano derecha está ubicada la Iglesia Montetabor. Desde allí parte un desvío y, a 400 metros, está ubicado el Hotel, el cual está enclavado a orillas de un pequeño barrio del municipio de El Crucero.

Los precios de las cabañas y los apartamentos oscilan entre
US $ 29 y 69 por día en temporada alta y entre US $ 19 y 59 en temporada baja. También se pueden arrendar por semanas y por meses, para lo cual hay tarifas especiales.


Regresar a la Página Principal

 

 

Publicidad
 

 

 
Copyright © 2004 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por Nicadesign