Actualidad
Bolsa de Valores
Centroamérica
Créditos
Editorial
Foro
Informe Económico
Libro de Visitas
Negocios
Opinión
Suscripción
Tendencias
 
 
 
Jesús de Santiago Blanco, Director General de las librerías Hispamer
La pasión por la cultura y el medioambiente

John Daza

john@elobservadoreconomico.com
Comente este tema en los Foros
Versión para imprimir
 
Fuertemente comprometido
con la educación y la cultura,
Jesús de Santiago Blanco
llegó hace 30 años desde
su tierra natal, España, y
ha dejado sus huellas en el
mundo de la educación y
académico en Nicaragua.
Fue, junto a otros, el
fundador de las librerías
Hispamer, de las cuales hoy
es el Director General.

Pedagogo de oficio, este decidido filántropo, próximo a cumplir los 54 años de edad, ya estaba inmerso en el campo de la educación y la cultura antes de su partida hacia Nicaragua. En su tierra natal se desempeñaba como pedagogo para los Hermanos de la Salle.

A su arribo a Nicaragua, en 1974, Jesús de Santiago se incorporó a las escuelas e institutos La Salle en diferentes lugares del país, hasta su llegada a Managua en 1980, cuando comenzó a dictar cátedras en la UCA y UNAN.

En 1990 apoyó al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) como asesor para el desarrollo de los libros de texto que se dieron en ese año en primaria y secundaria.

Hispamer... la respuesta a un grito de urgencia
“A comienzo de los 90 se nos hizo claro que el país había vivido con un handicap durante muchos años, que consistía en que había mucha gente con muchas capacidades, que en muchos casos no las podía desarrollar porque no contaba con los instrumentos necesarios, pues la literatura no estaba lo suficientemente diversificada ni acorde a las necesidades coyunturales. Es decir, no se tenían buenos libros para poder desarrollar capacidades. En los años 90 teníamos libros con un marcado perfil de izquierda. La gente ya demandaba literatura diferente”, recuerda De Santiago.

“Fue como reacción a este handicap que surgió la idea de crear Hispamer. Ya cuando terminamos los libros para el MECD en 1990, me retiré del ministerio para entregarme a la labor de traer libros de alta calidad”.

Ese mismo año De Santiago, en asociación con un grupo de personas dentro de su círculo familiar, fundó Librería Hispamer.

Vender libros como contribución al desarrollo.

Para De Santiago el renunciar a su labor pedagógica para dedicarse a las librerías Hispamer no significó alejarse del campo de la educación y la cultura.

Nacido: 16 de
diciembre de 1950,
Valladolid, España

Esposa: Dora Isabel Castro

Hijos: Arturo de
Santiago Castro
(17) y Fernando de
Santiago Castro (14)

Estudios: Ciencias
de la Educación
(filosofía, teología)
Especialización en
biología: 1967 -74,
Biología genética:
1979-83, Mcs. en
Biología Genética:
1983-85, EE.UU

Carrera: Colegios
La Salle en Burgos,
(España), Jinotega,
León y Antigua
(Guatemala): 1971-80
UCA y UNAN: 1981-83
Universidad Saint Louis,
Missouri, EE.UU.:1983-85
Colegio San Agustín,
Valladolid (España):
1985-90


En su opinión, “vender libros no es otra cosa que dedicarme fundamentalmente a crear un entorno cultural que pueda ayudar a los planes de desarrollo del país. No es vender libros simplemente por vender, sino que es una estrategia sumamente pensada para que el marco de desarrollo del país coincida con el marco de desarrollo de los libros que vienen a Nicaragua”.

Y continúa: “Si hay educación hay desarrollo. No sirve una educación que solo se limite a crear las capacidades para leer libros. Las consecuencias o los resultados de una buena educación son el desarrollo de los pueblos. Un pueblo educado siempre es un pueblo culto y un pueblo que se desarrolla rápidamente”.

Al año siguiente de haber iniciado Hispamer, trajeron libros para los colegios y universidades más importantes del país, comenzando por las universidades públicas, para después llegar a suplir a las universidades privadas.

“Nuestro objetivo es seguir apoyando a Nicaragua a medida que el país se va desarrollando, con los mejores instrumentos para la educación, para la técnica y la tecnología, y para todos los temas de educación a nivel de postgrados. Nuestra ilusión es hacer posible que Nicaragua vaya desarrollándose también en otros campos, como la tecnología digital, la informática y dentro de otros instrumentos de comunicación y de software. Otro elemento en que se debe y queremos trabajar es el desarrollo de los laboratorios en colegios y universidades, y un elemento transversal es el desarrollo de la cultura de la lectura en Nicaragua”.

Hispamer se inició en Nicaragua, y, aunque ahora la librería tiene presencia en El Salvador y Honduras, éstas han sido entregadas a los socios con quienes fueron iniciadas. “La intención que tenemos en Hispamer de Nicaragua es de solo concentrarnos en las librerías de aquí del país” explicó.

Más allá de los libros y la pedagogía
Jesús de Santiago es también un asiduo amante de la
naturaleza y su preservación. Así lo indica la labor casi titánica que ha emprendido al tratar de recuperar la cuenca del Río Tamarindo, ubicada en el kilómetro 62 de la carretera vieja a León.

“Dentro de mis pasatiempos y pasiones se encuentran la ecología, el campo y la lectura. Estamos reforestando la cuenca del río y llevamos plantados alrededor de 250.000 árboles en muchos cientos de manzanas. Las tierras que no están cerca de la cuenca del río, se están llenando de pastizales. También estamos reforestando el pueblo de Tamarindo Todo este proyecto lo estamos desarrollando con el apoyo de Hispamer”.

Según De Santiago, la inspiración para estos proyectos le ha llegado de la necesidad de aprender a que debemos educarnos todos desde la práctica, entendiendo que necesitamos trabajar por nuestra naturaleza. Además argumenta que en las fuentes de desarrollo de los pueblos hay dos elementos claves: el elemento cultural de la educación para el estudio, pero también de educación para la vida y para el medio ambiente.

“No podemos crear desarrollo en el desierto. Debemos crear desarrollo con calidad de vida, y ésta nos la puede dar la naturaleza, la conservación de las aguas y de las cuencas”, afirma.

Y concluye: “quiero seguir cabalgando sobre estos dos caballos:
apoyando a mis hijos que también quieren seguir este mundo de la cultura y, en el mundo de la naturaleza, creando algún espacio para que sea cada vez mayor la conciencia de todos los pueblos de Nicaragua para la protección de sus cuencas”.

Hispamer ya se abrió un espacio entre los estudiantes y el mundo académico. Detrás de esta empresa hay un hombre visionario y comprometido con el desarrollo y con la naturaleza. Indudablemente, las últimas páginas en la historia de Hispamer y su timonero no han sido escritas aún.

Sitio Web de Hispamer: www.hispamer.com.ni

 

 

Regresar a la Página Principal

 

Publicidad
 

 

 
Copyright © 2004 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por Nicadesign