Actualidad
Créditos
Foro
Informe Económico
Libro de Visitas
Monitoreo Empresarial
Opinión
Periscopio
Suscripción
 
 
 
Desde la óptica del Director Gerente del FMI
Retos y perspectivas en el 2005

Rodrigo de Rato*

Versión para imprimir
Comente este tema en los Foros
 
“La tarea inmediata de la comunidad
internacional es aprovechar la actual expansión mundial para enfrentar ciertos desafíos fundamentales. Para algunos países, esto significa fortalecer el sector financiero, formular la política económica de manera más transparente, reforzar las reservas exteriores y flexibilizar el tipo de cambio”.

Los primeros años del siglo XXI han planteado difíciles retos a la comunidad internacional. El mundo enfrenta nuevas amenazas que han penetrado hasta lugares que antes se consideraban inmunes a la inseguridad. Los rápidos cambios de la economía mundial han despertado dudas de que la prosperidad pueda ser ininterrumpida. Por lo tanto, es importante reconocer los notables logros del último año: el crecimiento mundial ha alcanzado los niveles más altos en 30 años y, en realidad, la preocupación por la inestabilidad económica se ha reducido.

De hecho, el alza reciente de los precios del petróleo es consecuencia de la creciente demanda de los países industrializados y de Asia. Todas las regiones—incluida Europa— se han beneficiado del auge actual, e incluso la transición hacia unas tasas de interés más altas han sido bien acogida por los mercados financieros. Quizá los elevados precios del petróleo terminen por amortiguar un poco la expansión, pero el mundo todavía puede esperar un vigoroso crecimiento en 2005.

Con todo, sería un error caer en un optimismo complaciente. Nuestra economía mundial, en veloz evolución, deberá hacer frente a muchas transiciones difíciles. También esto es válido para las economías avanzadas, que deberán resolver el problema del rápido envejecimiento de la fuerza laboral; para las economías de mercados emergentes, que dependen de un aumento continuado de las exportaciones y de los flujos de capital extranjero, y para los países pobres, que luchan en la periferia de la economía mundial.

Es responsabilidad de la comunidad internacional trabajar de forma mancomunada para ofrecer las mayores garantías de que toda la humanidad podrá lograr el crecimiento y la prosperidad. Al Fondo Monetario Internacional le cabe un papel importante en esta tarea continua, porque 184 países le han encomendado supervisar la estabilidad de la economía mundial. El FMI tiene la responsabilidad de ayudar a los países a comprender mejor los problemas de política económica que enfrentan, individual y colectivamente, y de fomentar una mayor prudencia y reforma.

Como Director Gerente del FMI, me ha causado una profunda impresión el compromiso—tanto de los países miembros como del personal de la institución—con el objetivo de alcanzar la estabilidad y la prosperidad de la economía mundial.

La competencia profesional y los recursos financieros que ofrece el FMI pueden significar un aporte esencial, pero se entiende claramente que, en el cambiante mundo en que vivimos, la institución no debe cejar en sus esfuerzos por desarrollar sus distintas capacidades. Por esta razón, he puesto en marcha un examen estratégico del FMI, centrado en las reformas necesarias para que nuestras operaciones sean todavía más eficaces.

La tarea inmediata de la comunidad internacional es aprovechar la actual expansión mundial para enfrentar ciertos desafíos fundamentales.
Para algunos países, esto significa fortalecer el sector financiero, formular la política económica de manera más transparente, reforzar las reservas exteriores y flexibilizar el tipo de cambio.

En cuanto a los países industrializados, Estados Unidos debe tratar de corregir su excesivo déficit presupuestario, y algunos países europeos deben todavía revitalizar sus economías, en especial liberalizando
los mercados de trabajo. Japón tiene que continuar las reformas en el sector financiero y el sector empresarial. De cara al futuro, las economías avanzadas también deben abordar el problema fiscal que plantea el envejecimiento de su población, adoptando medidas en el ámbito de la salud y las pensiones.

El reciente encarecimiento en el precio del petróleo ha centrado la atención en los asuntos energéticos. Es necesario ampliar la capacidad de producción, diversificar las fuentes de energía y fomentar la conservación de recursos energéticos. Los países no pueden ignorar la necesidad de trazar estrategias integrales en esta materia.

Además, muchos de los países productores de petróleo deben utilizar sabiamente estos ingresos extraordinarios y ser más transparentes con el dinero que ganan.

Las reformas sentarán las bases de un crecimiento económico mundial duradero. El FMI se ha comprometido a trabajar con cada uno de los países miembros para contribuir a que el mundo siga avanzando por esta senda.

* Director Gerente del Fondo Monetario Internacional
(FMI), publicado en Tiempo, España.

Regresar a la Página Principal

 

 

Publicidad
 

 

 
Copyright © 2004 El Observador Económico Managua,Nicaragua. Antiguo Hospital el Retiro 2c al lago
Teléfono: (505) 2668708-09. Fax: (505)2668711.
Publicación digital diseñada por Nicadesign