Actualidad
Monitoreo Empresarial
Informe Económico Mensual
Opinión
Buscar Reportaje
Foro
Créditos
Suscripción
Libro de Visitas
Escríbanos
 
 

 

 
Una propuesta para “sacarle provecho” al CAFTA
Nicaragua y la “Demanda Exportable”
Versión para imprimir
Comente este tema en los Foros
 
Ing. Guillermo
V. Thomas

Estamos ya dentro de la etapa
donde los firmantes del
Cafta están buscando las
respectivas aprobaciones legislativas
que puedan poner en marcha el
tratado.

Algunos países centroamericanos
ya lo han confirmado. Otros
no.

El momento viene siendo propicio para otra ronda de debate sobre ventajas y desventajas del Cafta en cada nación, inclusive en los EE.UU.

En Nicaragua, la aprobación final del CAFTA parece ser algo más para negociar posiciones, que una preocupación genuina sobre el rumbo futuro de la nación.

Nadie podrá a esta altura rasgarse las vestiduras, ya que de una manera u otra, todos los partidos de oposición han tomado parte en la “deconstrucción” arancelaria y jurídica, que devino en una Nicaragua casi totalmente abierta a las importaciones de cualquier tipo y origen, y a la prohibición de cualquier forma de fomento a la actividad manufacturera industrial y/ o agroindustrial, como lo es el caso de la desaparición de las leyes Propyme a partir de 1990, y a la aprobación de políticas fiscales y monetarias que hacen más y más fácil la importación de bienes terminados, y cada vez más difícil la aventura de producir localmente .

Dejemos la discusiones sobre la aprobación para los profesionales de la pulseada política, y veamos mas bien cómo estamos como país concreto, para emprender este nuevo escenario que muy seguramente tarde o temprano se impondrá en forma real.

Tres preguntas
• ¿Cuántas empresas de comercio exterior privadas, mixtas o estatales, hay en Nicaragua, esperando el Cafta para conectar las demandas del mercado de los EE.UU. con la producción del país?

• ¿Cuál es la política de promoción de exportaciones de Nicaragua?

• ¿Cuál es la política de fomento que ofrece Nicaragua a sus emprendedores?

Las respuestas a estas preguntas son breves y probablemente desalentadoras.

Una vez más estamos reaccionando y a destiempo, ante una realidad que se aproxima, haciendo que una oportunidad se pueda convertir en términos objetivos en una amenaza.

Debemos acercar al país concreto Nicaragua a los mercados concretos, donde hay demandas que nosotros en alguna medida podríamos satisfacer. No pensemos tanto en la “Oferta Exportable”, sino más bien en la “Demanda Exportable”.

Para orientar el debate, expondréaquí unos ejercicios de cómo debería aplicarse la filosofía de enfocarse en la “demanda exportable” y de cómo debería asistirse a los diversos sectores interesados en participar, para lograr la necesaria complementación de capacidades.

Estos ejercicios son sobre la actividad metalmecánica, que es el campo en el que trabajamos.

La demanda de productos de acero en EE.UU. y los costos del trabajo
La demanda de bienes durables de acero en los EE.UU. aumenta año con año, junto con el consumo de acero general de ese país que ronda las 132 millones de toneladas en 2004, lo que significó uncrecimiento del 14 % frente al año 2003.

Estados Unidos es un gran importador de acero, (aproximadamente 30 millones de toneladas en 2004) y una buena cantidad de acero que consume viene de Latinoamérica, fundamentalmente de Brasil y México.

En los EE.UU., el salario de soldadores estructurales de planta es de US$19 por hora. Para los operarios de campo, es decir de obras y proyectos, los salarios suben a U$42.64 la hora para un oficial en laminados y de U$40.45 por hora para un oficial soldador estructural.

Lo que puede ofertar Nicaragua
Nicaragua tiene una tradición metalmecánica, interesante. Sólo recordemos que la “US STEEL INC”, la empresa productora deacero más grande de EE.UU., tenía en los años 60 una operación de manufactura en Nicaragua, y que en la misma empresa (Metasa), ”CHIEF Industries INC” licenciaba la producción de silos para granos.

Los laminados largos de acero para construcción de dos empresas nicaragüenses, tenían una buena tajada del mercado centroamericano, así como también los trefilados. Las fundiciones de hierro hicieron época y en algunos casos exportaban a Centroamérica sus productos.

Hoy, muchas de estas operaciones tecnológicas-manufactureras se han debilitado y/o desaparecido, y miramos sin asombro y sin reacción, cómo algunas de las principales grandes construcciones de acero del país se contratan con empresas del extranjero.

Infelizmente, los cambios que la “política” permitió y los cambios que los “políticos” no produjeron, dieron como resultado el estancamiento del sector manufacturero en general, del cual la metalmecánica no es una excepción.

¿Cómo podemos, entonces, estar augurando una posibilidad para el sector en el marco del CAFTA?
Nosotros afirmamos que uno de los escollos principales que tiene el sector emprendedor en Nicaragua para desarrollarse, es la “distancia” con los mercados y la falta de instrumentos que le permitan aplicar el enfoque de la “demanda exportable”.

Si le permitimos a un conjunto de agentes emprendedores conectarse con esta “demanda exportable”, y si dotamos a esta iniciativa de recursos y apoyo necesarios, seguramente se comenzarán agenerar transacciones y a partir de allí podremos esperar, la mejora y el crecimiento paulatino.

Tres ejercicios: Quiero brindar aquí tres ejerciciosejemplos, de cómo se podrían conectar tramos de la demanda del mercado de los EE.UU., con un potencial emprendedorproductivo en Nicaragua.

1.- Bufete de Ingeniería-Taller manufacturero estructural
Se trata de participar en la satisfacción de la demanda de Ingeniería de base, de detalle y la manufactura de elementos estructurales, posiblemente reticulados a medida y bajo pedido.

Para esto Nicaragua tiene una buena parte de lo necesario:

• Una buena escuela de Ingeniería estructural, derivada de los sacudones telúricos que nadie ignora.

• Una aceptable Universidad y un buen número de universitarios deseosos de trabajar, por tarifas salariales muy competitivas, frente a las de los EE.UU.

• Centros de formación suficientes para autocadistas (dibujantes en computadora).

• Centros de formación equipados para la formación de los operarios ysupervisores del metal.

• Centros de manufactura con capacidad ociosa, con un potencial mensual que podríamos estimar en 4,000 toneladas.

El acero, que de todas formas importa EE.UU, puede recalar en Nicaragua, transformarse en elementos estructurales de la más variada complejidad, y luego enviarse a los EEUU.

Debido a los diferenciales en las tarifas salariales, tanto de ingeniería como de operarios, toda esta operación se puede ofrecer a precios competitivos, y no sería remoto pensar que más de una empresa Norteamericana podría interesarse a corto plazo en contar con una pequeña operación de este tipo en Nicaragua, en forma de asociación, consorcio, inversión directa, etc.

Si bien Nicaragua está atrasada en puertos adecuados para aquel mercado, este tipo de productos se adapta muy bien al transporte fuera de contenedores, sobre cubierta de navios pequeños, como los que atracan en el Rama, o sobre barcazas de remolque, que algún día podrían surcar el Río San Juan.

2.- Bufete Diseño - Artesanías de forja-fundición:
Al igual que en el ejercicio anterior, se podría captar la demanda de ciertos productos de artesanía, con elevado componente de mano de obra, y satisfacerla mediante la conformación de una conexión entre el / los bufetes de diseño y arquitectura y una red de talleres artesanales.

Los diferenciales en tarifas y costes para la combinación, es demasiado alta como para que no funcione.

3.- Red de talleres de partes:
Cada vez más las empresas de los EE.UU., utilizan la subcontratación de partes (outsourcing), en talleres de los mismos EE.UU. y en otros países. La proximidad geográfica de Nicaragua representa una ventaja.

Este mercado se ha ido organizando progresivamente, y ahora se vale de Internet para conectar demanda y oferta. Hay un sitio en Internet www. mfgquote.com, fundado por un especialista de la manufactura, asociado a la SME, (www.sme.org), que presenta la demanda en línea para partes de metalmecánica, fabricadas y/o maquinadas.

Cada demanda tiene su plano adjunto y las condiciones necesarias para ofertar.

Para un taller de Nicaragua sería muy difícil acceder a ese mercado individualmente. La suscripción básica para poder contar con toda la información técnica de la demanda, y poder ofertar, cuesta algo menos de US$5,000 por año, y la brecha del idioma y la terminología podría espantar a los clientes.

Será necesario actuar como una red de talleres, con una oficina de representación en los EE.UU., que sea la suscripta a los servicios de outsourcing por Internet, encargada de informar a la red, canalizar las ofertas, los pedidos, los pagos y la logística de abastecimiento y entregas desde Nicaragua a los EE.UU.

A manera de ejemplo, si lográramos concretar los tres ejercicios, y pudiéramos establecer transacciones por la mitad de lo que hemos estimado como capacidad instalada a corto plazo para ellos, estaríamos hablando de una suma inicial de aproximadamente US$46 millones al año en transacciones. ¿Interesante no?, ...pero, ¿sueño o visión?, más que eso, una propuesta de valor.

Como hemos visto, el mercado de los EE.UU. desde la perspectiva de Nicaragua, representa una demanda enorme y variada, a la que seguramente se podrá penetrar por más de un lado.

El tamaño de lo que puede captar y ofrecer Nicaragua no está en riesgo de ser desplazado por otros concurrentes con bajo costo de mano de obra, como China o la India, ya que éstos apuntan a producciones de mayor escala, y debido a la distancia y características productivas, no se adaptan bien a la demanda a “medida” y pedido del cliente.

¿Cómo podremos entrarle al CAFTA?... respondiendo de manera pro-activa las preguntas que nos hicimos al comienzo:

• Propiciemos la formación o radicación de empresas de comercio exterior.

• Establezcamos una política de promoción de exportaciones apropiada.

• Establezcamos políticas e instrumentos para que nuestras empresas y emprendedores de todo tamaño y tipo puedan participar y beneficiarse del CAFTA y otros tratados, y en general de las oportunidades que nos brinde el mercado global.

Si consiguiéramos que los partidos políticos principales le bajen la intensidad a sus negociaciones a veces compulsivas, egoístas, de corto plazo, y si en pro de Nicaragua, se concertaran entre todos los sectores, políticas que permitieran implementar acciones como las que mencionamos más arriba, habremos dado un primer paso para un país diferente, para una Nicaragua viable.

 

* El Autor es Ingeniero Eléctrico y fue Presidente
de la Unión Nicaragüense de Pequeños empresarios
(UNYPIME).

Regresar a la Página Principal