Ronda de OMC en Hong Kong: Rumbo al éxito o al fracaso?

Cinco grupos de países forcejean a favor de sus intereses comerciales
En la isla asiática, la OMC se juega el presente y futuro de ese conjunto de 148 naciones
Misión nicaragüense está encabezada por el Canciller de la República y el Ministro del MIFIC

Juan R. Roque

Las expectativas que han surgido previo a la próxima (VI) Reunión Ministerial de la Organización Mundial del Comercio en Hong Kong, han sido evidentemente negativas, lo que está relacionado con la falta de compromiso existente por parte de los países desarrollados de ajustar sus agendas tal y como “estuvieron de acuerdo” en Doha, para encaminar al mundo hacia un verdadero progreso.

Esta organización, desde su puesta en marcha en enero de 1995 como producto de la Ronda de Uruguay (1986 – 1994) (Ver recuadro 1), que fue la mayor negociación comercial que haya existido jamás, se ha encargado de administrar las normas que rigen el comercio entre los países miembros a nivel mundial, los cuales actualmente son 148 gobiernos.

La OMC facilita un espacio – foro para que sus miembros participantes negocien y traten de resolver en ese lugar los problemas comerciales que tengan entre sí. Sin embargo, como toda negociación, este espacio – foro refleja relaciones de poder, en las que por ejemplo, los países desarrollados parecen diseñar la agenda de desarrollo a su antojo para satisfacer sus propios intereses, tales como: mantener el régimen de aranceles y las ayudas a sus productores y obligar a los países en desarrollo a abrir sus mercados para dar salida a sus excedentes, haciendo caso omiso de las consecuencias negativas que dichas prácticas pueden tener para los países pobres.

Por tanto, tal y como menciona el IDH Mundial 2005: “La prosperidad de cualquier país que participa en el sistema internacional de comercio, depende cada vez más de la prosperidad de los demás países. No obstante, la interdependencia es asimétrica”.

Los logros se medirían a partir de Doha

En la IV Conferencia Ministerial celebrada en Doha, Qatar, en noviembre del 2001 y conocida como “La Ronda de Doha” o “La Ronda para el Desarrollo”, se enumeraron 21 temas, de las cuales todas las negociaciones tuvieron que haber terminado el 1ro. de enero del 2005 o antes, lo cual no se ha podido lograr a la fecha. Lo que se planteó en Doha y en lo cual todos los miembros participantes quedaron de acuerdo en darle seguimiento, se puede resumir en tres ideas fundamentales:

1. Generar normas que eliminen las prácticas comerciales injustas y brinden mayor acceso de los países en vías de desarrollo a los mercados de países desarrollados.

2. Centrarse especialmente en el comercio agrícola y en la reducción de los subsidios.

3. Revisar los acuerdos y las negociaciones que limitan el espacio de maniobra en materia de trato especial y diferenciado para los países en vías de desarrollo.

Algunas propuestas concretas dentro de estas tres ideas, son:

• En acceso a los mercados: la aplicación de un acceso libre de aranceles y de cuotas a todas las exportaciones procedentes de países de bajo ingreso de África Subsahariana y ampliar este acceso a todos los países menos desarrollados de otras regiones. Esta propuesta está siendo impulsada por la Comisión para África.

• En comercio agrícola: una prohibición obligatoria de todos los subsidios directos a las exportaciones a más tardar en el año 2007. Además de la compensación a los productores de los países en desarrollo más afectados por las políticas agrícolas de los países desarrollados para productos básicos fundamentales como el azúcar y el algodón.

• Trato especial y diferenciado: Aplicar mecanismos de salvaguardia (Ver recuadro no. 2) para restringir el acceso a sus mercados cuando su seguridad alimentaria se ve amenazada por los niveles de importación.

Estos temas se debieron de retomar en la V Conferencia Ministerial en Cancún del 2003, a la par del acuerdo sobre servicios (GATS), el acuerdo sobre derechos de propiedad intelectual (TRIPS) y el acuerdo sobre mercancías no agrícolas (NAMA), pero no se pudo llegar a ningún consenso, debido a la poca voluntad de los países desarrollados para cumplir con los acuerdos ya estipulados. En vez de avanzar en esto, Estados Unidos y la Unión Europea impulsaron otros temas —los llamados “temas de Singapur”—: inversión, política de competencia, transparencia de la contratación pública y facilitación del comercio...

¿Qué es la Conferencia Ministerial?
La Conferencia Ministerial es el órgano de adopción de decisiones más importantes de la OMC. La Conferencia debe reunirse por lo menos una vez cada dos años y en ella están representados todos los países y uniones aduaneras que son miembros de la organización. La Conferencia Ministerial puede adoptar decisiones sobre todos los asuntos comprendidos en el ámbito de cualquiera de los acuerdos de la OMC. Las anteriores conferencias ministeriales han sido:
1. Cancún, México
10–14 de sep. de 2003
2. Doha, Qatar 10-14 de nov. de 2001
3. Seattle, Estados Unidos
30 de nov-3 dic. de 1999
4. Ginebra, Suiza
18-20 de mayo de 1998
5. Singapur 9-13 de dic. de 1996
Fuente: Elaborado por FIDEG sobre la base del Observador Económico edición no. 116