¿Cuál es la finalidad del proceso de estandarización de los Bonos de Pago por Indemnización?

La finalidad de la estandarización es garantizar la compra de los bonos por inversionistas a largo plazo, fondos mutuos, fondos de pensiones, compañías de seguro, etc. Si ellos quieren invertir un millón de dólares, digamos, todos tienen valores, los cuales pagan intereses un mismo día. Antes de la estandarización, los bonos tenían aniversarios y fechas de pago de intereses muy diferentes, según el día en que el confiscado firmó su finiquito y resolvió su conflicto de propiedad. Con la estandarización, todo BPI pagará intereses el 1º de febrero y el 1º de agosto. Con eso, los inversionistas extranjeros y nacionales podrán invertir el monto que quieran y solamente preocuparse de cobrar dos veces al año.

 
  • El pago del principal, en los primeros bonos, se hará efectivo en el 2004 y le darán un amplio respaldo a los BPI

 

Pero, en la Bolsa de Valores los bonos estandarizados se están moviendo muchísimo menos que los que no lo son.

Solamente porque son menos. Todavía no estamos a la mitad de la conversión; en la medida que los fondos estandarizados reemplazan a los bonos originales, va a subir el porcentaje y la demanda de ellos diariamente. Lo más interesante a tener presente es que sólo los bonos estandarizados participarán en el mercado mundial. Solamente los que tienen las condiciones técnicas para ese mercado. Entonces habrá una demanda mucho mayor para ellos. El propósito de la estandarización y de ese proceso de Euroclear, etc. es hacer que inversionistas extranjeros puedan aumentar su fe en Nicaragua comprando bonos nicaragüenses, y aunque vivan en otra parte, compren a través de las pantallas de computadoras igual que cualquier inversionista con valores de países desarrollados. Argentina, Brasil, Perú, Ecuador y muchos países latinoamericanos ya han entrado a ese mercado y ahora lo hace Nicaragua.

¿Cuál es la meta planteada de bonos a estandarizar?

La cantidad que está en circulación en este momento son unos 560 millones de dólares estadounidenses de valor facial. De éstos, más del 20 % ya se han cambiado; es más o menos el 10 % de los tenedores de bonos, pero creemos que cualquier forma de medirlos será más de la mitad antes de fines de abril. Eso es lo que está programado. Creo que para fines de año estaremos hablando del 90 %. Recuerde que es voluntaria; si para alguien, el primer bono que recibió tiene valor sentimental, bueno que lo tenga, legalmente tiene derecho, pero cuando vea que lo puede vender en el 80 % de su valor o en el 40 % de su valor, creo que va a optar por el 80. Aunque no lo venda, tendrá presente que podría venderlo a mejor precio. Los bonos comienzan a pagar el principal a partir del año 2004 para los primeros bonos. Cuando la gente vea que efectivamente eso ocurre, va a tomar confianza y van a subir los bonos en el mercado.

John StrassmaObviamente, la fácil comercialización de los BPI en el exterior es una ventaja. ¿Qué otros beneficios gozarían los tenedores?

Vale la pena tener presente que el beneficio real es para toda Nicaragua: es la resolución de los conflictos de la propiedad. En la medida que algún confiscado está furioso todavía, porque estima que no recibió el valor del mercado y tampoco recibió de regreso su propiedad, si se le ofrecen bonos que valen 60 en vez de bonos que valen 30, por lo menos, duele menos. Y a raíz de eso, varios ex propietarios ya han aceptado bonos que no aceptaron, cuando éstos estaban al 14 % del valor facial.

Ya que los bonos andan entre el 29 y el 44 % del valor facial según el año en que fueron emitidos, hay muchas personas que sí están aceptando resolver cada reclamo. Entonces, para esa finca, para ese lote, para esa casa, se define la propiedad en vez de un conflicto. Este es el beneficio real, no sólo que el confiscado recibe más dinero si decide vender su bono antes del vencimiento.

¿Eso no sería afectar los intereses de un grupo que ya estaba perjudicado?

Hay algo muy especial de los bonos y de este programa. No hay ningún sacrificio de los pobres, para que eso de los bonos redunde en mejor indemnización a los ex dueños, con o sin estandarización, igual se van a pagar esos bonos en el año 15 después de su emisión. Si alguien arregla su conflicto hoy, en el año 2015 recibe el 100 por ciento del valor de los bonos. Si en el año 2005 necesita dinero, podrá vender el bono en ese momento en 50 o 60 % del valor facial en vez de 30 ó 40 %. Ese es un favor que no le cuesta nada al pobre porque es el mercado. En ese caso, el dinero adicional al bonoteniente viene de afuera: algún inversionista, al ver los bonos estandarizados está dispuesto a pagar más por ellos.

Como especialista en la materia, ¿qué recomendaciones daría al gobierno para seguir haciendo atractivos los bonos?

Bueno, yo recomendaría estandarizar. Primero cuesta muy poco, lleva poco tiempo, creo que los honorarios que cobran en puestos de bolsa son mínimos, para tener la posibilidad de inscribirme en Euroclear, en el mercado internacional sin mayor formalidad. Estamos viendo que vienen partidas más o menos importantes de bonos a estandarizar; primero, por lo menos 1,000 certificados antiguos y después por lo menos 4 ó 5 mil. La firma del contrato con el banco agente en el exterior confirma que,efectivamente, va la integración de esos bonos con el mercado mundial.

¿Usted cree que la estandarización de los bonos ha sido un éxito?

Totalmente. Hubo problemas iniciales con el programa de computación, con el software, a veces hay sorpresas y todo eso ha sido solucionado ya. El proceso funciona correctamente y todos están recibiendo lo que corresponde, es un éxito en lo técnico. Es un éxito porque los inversionistas que ya han acogido han recibido sus bonos estandarizados y ellos saben que pronto podrán depositar, si quieren en el exterior, en el mercado global. Nadie está obligado de hacerlo, pero abre más posibilidades estandarizar los bonos de uno, es como tener un billete de avión, sin fecha para el vuelo.

Usted hace mucho énfasis con la negociación de bonos en el exterior, sin embargo me gustaría que me explicara si hay alguna política para promover la venta en la bolsa de valores.

La Bolsa de Valores de Nicaragua ha hecho un trabajo excelente con los BPI, más bonos probablemente se transen aquí que en el exterior, por lo menos. Por ahora hay un mercado del cual los BPI son el valor más importante en muchos días, se hace la competencia a los valores del Banco Central que son a muy corto plazo, a dos años o menos. Esos son valores a largo plazo y entre los dos, la Bolsa está funcionando muy bien.

 
  • Es un éxito porque los inversionistas que ya han acogido han recibido sus bonos estandarizados y ellos saben que pronto podrán depositar, si quieren en el exterior, en el mercado global. Nadie está obligado de hacerlo, pero abre más posibilidades estandarizar los bonos de uno, es como tener un billete de avión, sin fecha para el vuelo.

 

 

Tengo entendido que las estadísticas de la Bolsa indican que los BPI equivalen al seis por ciento del movimiento.

Esto es una noticia. No es mala, porque ahora la gente tiene fe, se da cuenta que habrá la oportunidad del mercado externo, entonces no venden. Hace un año vendían el día después de vencidos los bonos, ahora vencen los bonos y piensan: “Viene Deutsche Bank, entiendo que las cosas andan, mejor no voy a vender hoy”.

¿No será que la lectura más bien, es que existe miedo de comprar?

Por lo menos varios bonotenientes que conozco personalmente me han dicho: “No voy a vender todavía, si va a subir prefiero vender cuando ha subido”. Eso explica el poco volumen de los últimos días, la gente ve que esta cosa ahora está dando.

Pero es que antes no había movimiento aunque los bonotenientes se querían deshacer de ellos, porque nadie se los compraba.

Lo que usted dice es totalmente cierto, cuando comenzamos hace cuatro años, la demanda era tan baja que cuando había transacción era entre 14 y 19 %. Ahora la gente ve que hay expectativas de inversionistas que antes no podían comprar; por ejemplo, un fondo mutuo de los Estados Unidos no puede comprar los bonos originales porque no son estandarizados. Para tener posibilidad de comprar el fondo mutuo necesita que cada bono sea exactamente igual a cada otro bono, mil dólares cada uno. Y el banco externo, el banco agente, Deutsche Bank en este caso, cumple el papel también de servicio de cobranza, si el bonoteniente desea, puede encargarle a Deutsche Bank que le cobre los intereses y que lo abonen a su cuenta corriente, una comodidad que aquí no es posible con los viejos bonos.

 

©2000 Fundación internacional para el desafío económico global