José Francisco Sáenz, Gerente General de INVERNIC: “No basta el canje por sí solo, para mejorar el precio de los bonos”
Emiliano Maranhao, Gerente General de INVERCASA: “No ha sido un fracaso ni un éxito”
Silvio Conrado Jr., Gerente de INVESTA: “El gobierno lograría credibilidad con el pago del principal”

Hay varios aspectos cruciales en este camino: a) Mejorar los indicadores macroeconómicos del país, así como su proyección internacional b) Cumplir con el pago del principal a partir del 2003, y c) Adoptar medidas institucionales que mejoren los precios locales de los BPI. A continuación las respuestas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1.- ¿El proceso de estandarización de los BPI ha sido un éxito o un fracaso? ¿Por qué?

Emiliano Maranhao, Gerente General de INVERCASA: El proceso no ha sido ni un éxito ni un fracaso, podemos decir que fue bueno. Dicho proceso era necesario para aquellos clientes que tienen una cartera grande de BPI, ya que con esto les permiten tener un mayor control de sus bonos. Han reducido considerablemente el número de láminas físicas, la valoración de su portafolio se hace más fácil, el manejo del cobro de cupones se volvió más expedito. Por otra parte, para los pequeños tenedores de bonos creo que no fue tan beneficioso, debido a que los bonos anteriores se podían fraccionar más, lo que les permitía poder vender poco a poco los bonos, más aquellas personas de edad que subsistían con la venta periódica de sus bonos. Al estandarizarlos, los bonotenientes, tienen su mismo valor facial, sin embargo con menos láminas, lo que les obliga a vender más de lo que necesitan. En nuestra experiencia, dentro del proceso vimos a personas que no estandarizaron sus títulos por este problema.

Silvio Conrado Jr., Gerente de INVESTA:El proceso de estandarización de los BPI es un buen primer paso hacia la difusión y negociación de estos títulos en los mercados internacionales. La estandarización se hace con la intención de valorizar dichos títulos valores. Sin embargo, considero que hasta el momento éste no se puede considerar un éxito por la lentitud con el cual se está llevando a cabo el proceso y por las grandes expectativas creadas por el gobierno y los medios. Actualmente, en la Bolsa vemos bonos de indemnización estandarizados, con más de un año de vejez, ofertados a precios inferiores al 26%, el cual es considerado muy bajo.

José Francisco Sáenz, Gerente General de INVERNIC: Tratando de no ser subjetivo, considero que el proceso de estandarización de los Bonos de Pago por Indemnización (BPI) ha sido un fracaso; según me han comentado en la Tesorería General de la República, hasta este momento, únicamente se han estandarizado entre un 10 y 15% del total de bonos emitidos entre 1993 y septiembre de 1999 (cuando inició el proceso). Además, el canje por sí solo, no basta para que aumente la demanda por los mismos y se puedan negociar internacionalmente, provocando como consecuencia un aumento en el precio. El Gobierno debe implementar una serie de medidas para que esto ocurra.

2.- ¿Qué volúmenes de BPI han procesado ustedes en la estandarización?

 

Emiliano Maranhao:El volumen que hemos estandarizado es de aproximadamente 6 millones de dólares.

Silvio Conrado Jr.:Alrededor de los 60 millones de córdobas, sin embargo, esta cifra pudiera haber sido mucho más alta si el Ministerio de Hacienda y Crédito Público fuera un poco más rápido en la elaboración de los nuevos títulos, y si hubiera algún incentivo por parte de ellos para los puestos de Bolsas.

José Francisco Sáenz:El volumen de BPI procesados por INVERNIC ha sido relativamente bajo, debido a que somos un puesto con un año de operaciones y no pertenecemos a ningún grupo financiero/bancario del país. Somos un Puesto de Bolsa independiente. Además, el mayor volumen de los BPI se encuentra en manos de inversionistas institucionales internacionales, los cuales trabajan directamente con los Puestos de Bolsa representantes del banco nacional de su preferencia. Cabe mencionar que todos los bancos nacionales, excepto uno, cuentan con su Puesto de Bolsa representante.

3.- ¿La estandarización ha mejorado el precio promedio de los BPI en la Bolsa o no ha tenido ningún efecto en ese orden?

Emiliano Maranhao:Creemos que los BPI estandarizados han tenido un efecto negativo en estos últimos meses, y se debe a dos principales causas: a) Por efectos estacionales, es decir, el precio del BPI siempre disminuye en los meses de diciembre y enero debido a que en esas fechas, muchas personas incurren en gasos de consumo, los que las obligan a vender sus bonos a precios inferiores de los del mercado, y esa tendencia hace que el precio promedio baje; b) Por otra parte, hemos visto que los precios de los Bonos Estandarizados han bajado debido a que en la Bolsa de Valores éstos se deben transar restándoles el primer cupón de ajuste, obligando al vendedor a quedarse con ese cupón, y, por consiguiente, a que se le reste del valor transado el valor de los intereses acumulados negativos.

Silvio Conrado Jr.: En mi opinión, el precio de los bonos no se ha visto afectado por la estandarización. Si nos ponemos a analizar los títulos valores, un BPI estandarizado no tiene ni más derecho ni más valor que un título no estandarizado. La única diferencia es en cuanto a la presentación de los títulos valores, ya que los estandarizados siguen los criterios internacionales para la emisión de títulos de deuda.

José Francisco Sáenz: Al empezar el proceso de estandarización de los BPI en septiembre del año pasado, se creó mucha expectativa, y esto provocó que el precio promedio de los mismos aumentara de 28.80% en agosto, a 32.00% en octubre; sin embargo, al ver que el Gobierno no tomaba las medidas necesarias que permitieran que los bonos pudieran ser negociados internacionalmente (como firmar con un Agente Externo Internacional), lo cual se esperaba aumentara su demanda, y como consecuencia aumentaran su precio, el precio promedio empezó a caer hasta llegar a 29.40% a enero de este año. Ahora que por fin el Gobierno firmó un acuerdo con el Deutsche Bank para que actúe como Agente Externo Internacional, para más tarde poder negociarse estos bonos en Euroclear y Cedel, se espera de nuevo que el precio de los mismos aumente. De esta manera, el bonoteniente podrá ver la ventaja de estandarizar sus bonos (ya que los bonos no estandarizados mantendrán sus precios actuales y no podrán ser negociados internacionalmente) y esto contribuirá al éxito del Proceso de Canje.

3.- ¿La estandarización ha mejorado el precio promedio de los BPI en la Bolsa o no ha tenido ningún efecto en ese orden?

Emiliano Maranhao:Creemos que los BPI estandarizados han tenido un efecto negativo en estos últimos meses, y se debe a dos principales causas: a) Por efectos estacionales, es decir, el precio del BPI siempre disminuye en los meses de diciembre y enero debido a que en esas fechas, muchas personas incurren en gastos de consumo, los que las obligan a vender sus bonos a precios inferiores de los del mercado, y esa tendencia hace que el precio promedio baje; b) Por otra parte, hemos visto que los precios de los Bonos Estandarizados han bajado debido a que en la Bolsa de Valores éstos se deben transar restándoles el primer cupón de ajuste, obligando al vendedor a quedarse con ese cupón, y, por consiguiente, a que se le reste del valor transado el valor de los intereses acumulados negativos.

Silvio Conrado Jr.: En mi opinión, el precio de los bonos no se ha visto afectado por la estandarización. Si nos ponemos a analizar los títulos valores, un BPI estandarizado no tiene ni más derecho ni más valor que un título no estandarizado. La única diferencia es en cuanto a la presentación de los títulos valores, ya que los estandarizados siguen los criterios internacionales para la emisión de títulos de deuda.

José Francisco Sáenz: Al empezar el proceso de estandarización de los BPI en septiembre del año pasado, se creó mucha expectativa, y esto provocó que el precio promedio de los mismos aumentara de 28.80% en agosto, a 32.00% en octubre; sin embargo, al ver que el Gobierno no tomaba las medidas necesarias que permitieran que los bonos pudieran ser negociados internacionalmente (como firmar con un Agente Externo Internacional), lo cual se esperaba aumentara su demanda, y como consecuencia aumentaran su precio, el precio promedio empezó a caer hasta llegar a 29.40% a enero de este año. Ahora que por fin el Gobierno firmó un acuerdo con el Deutsche Bank para que actúe como Agente Externo Internacional, para más tarde poder negociarse estos bonos en Euroclear y Cedel, se espera de nuevo que el precio de los mismos aumente. De esta manera, el bonoteniente podrá ver la ventaja de estandarizar sus bonos (ya que los bonos no estandarizados mantendrán sus precios actuales y no podrán ser negociados internacionalmente) y esto contribuirá al éxito del Proceso de Canje.

 

4.- A su juicio, ¿qué acciones debe tomar el Gobierno para mejorar el precio de los BPI?

Emiliano Maranhao: Si retrocedemos cuatro años, podemos ver que los precios de los BPI han aumentado por medidas tomadas por el Gobierno, como por ejemplo, destinar parte de los fondos de la venta de debido a que existe una demanda interna por este instrumento. Otra forma de mejorar el precio de los Bonos es que los indicadores económicos mejoren, que nuestras reservas internacionales aumenten, que exista una moneda más estable y un ambiente de gobernabilidad y progreso. Estos síntomas hacen que nuestro riesgo país disminuya y seamos vistos por los inversionistas extranjeros como una opción de inversión con riesgos controlados, generando un ambiente de interés para comprar los BPI.

Silvio Conrado Jr.: El gobierno puede hacer varias cosas para mejorar el precio de los BPI. Un buen primer paso es buscar la inscripción de la emisión de estos títulos en los mercato porcentaje del pago de impuestos con bonos, esto automáticamente haría que el precio de los bonos subiera en unos cuantos puntos. El hacer esto trae como consecuencia el retiro de una buena cantidad de bonos del mercado, lo cual reduce la oferta, y, por lo tanto, crearía mayor demanda sobre los bonos. Por último, la mejor forma de hacer que el precio de los bonos suba es a través de la garantía de pago sobre principal. Hasta el momento, existe un rubro en el Presupuesto General de la República para garantizar el pago de intereses, pero ninguno para el pago de principal. Si el gobierno privatizara alguna empresa estatal, como por ejemplo INISER o Cemento CANAL, podría utilizar esos recursos para garantizar por lo menos un porcentaje del principal.

José Francisco Sáenz: El primer paso que debe dar el Gobierno para mejorar el precio de los BPI debe ser mejorar su imagen internacional, para que el inversionista extranjero perciba estos bonos como de menor riesgo, y tratar de disminuir también el riesgo país. Esto lo logrará con políticas macroeconómicas congruentes que contribuyan con el crecimiento de la nación y que combatan la pobreza y el desempleo. Todo ello dentro de un marco de transparencia y gobernabilidad. Como segundo paso, el Gobierno debe seguir cumpliendo, como hasta ahora, con el pago de los intereses de los bonos.

5.- Se está anunciando en campos pagados el cobro de los intereses a partir del 1 de febrero. ¿Cómo ha sido este proceso en comparación con los años anteriores, más expedito, igual o peor? ¿Por qué?

Emiliano Maranhao: Definitivamente, ha sido más expedito, debido a que no se tienen que llevar todo el BPI para poder cobrar los cupones. Con el BPI estandarizado los cupones vienen anexos, éstos son recortados y llevados a la Tesorería, luego el Puesto de Bolsa ordena el pago mediante una transferencia a través del Banco Central, y los Fondos son depositados en nuestra cuenta el mismo día. Este es uno de los mejores beneficios de la Estandarización.

Silvio Conrado Jr.: Hay que dar crédito cuando se está haciendo una buena labor, y creo que el Ministerio de Hacienda —en este caso— ha hecho una excelente labor en el pago de los cupones de interés. Ha sido organizado y relativamente eficiente para ser la primera vez.

José Francisco Sáenz: El proceso de cobro de intereses de bonos estandarizados ha sido mejor. Para los bonotenientes que cobraron a través del Puesto de Bolsa de su preferencia, la Tesorería General de la República (TGR) pagó a través de transferencia del Banco Central a la Cuenta Corriente del Puesto, y luego éste emitió cheque a favor de sus clientes. También el bonoteniente tuvo la opción de cobrarlos directamente en una ventanilla especial, pagándole en efectivo, en córdobas, el valor de sus cupones en dólares, al tipo de cambio oficial. Se espera que para la próxima fecha de pago, 1 de agosto de este año, el bonoteniente pueda cobrarlo o depositarlo como efectivo en ciertos bancos que autorizarán en su momento. Esto también se esperaba que se hiciera en este semestre, pero no se logró definir a tiempo.

6.- ¿Algún otro comentario que Ud. considere de interés en relación con este tema?

Emiliano Maranhao: Creo que este proceso va a ir mejorando a medida que los inversionistas o bonotenientes nacionales vean los beneficios de la estandarización y en la medida que la Bolsa de Valores se vaya desarrollando más. Este proceso es un primer paso para que los títulos del Gobierno de Nicaragua se puedan negociar en otras Bolsas del Mundo.

Silvio Conrado Jr.: El primer pago de principal para los bonos de indemnización será en el año 2003. Si el gobierno no tiene los recursos para hacerle frente a esos pagos la credibilidad de estos títulos —o cualquier otro título emitido por el país— se vería severamente afectada. Veo una actitud muy pasiva y despreocupada por parte del gobierno en cuanto a este tema, y es necesario dar pasos drásticos ahorita para mejorar el bienestar de mañana. Si el gobierno logra credibilidad en el pago de estos títulos veo bastante factible la captación de recursos hacia Nicaragua por parte de inversionistas a través de la flotación de Eurobonos en mercados internacionales, tal como lo hizo El Salvador el año pasado, cuando captó mas de 150 millones de dólares.

José Francisco Sáenz: Sólo quisiera destacar el papel muy importante que han jugado los Puestos de Bolsa dentro del Canje, en un principio fuimos los únicos autorizados para realizarlo. No podía llegar directamente el público a la TGR y solicitar el canje de sus bonos, sino que tenían que abocarse a un Puesto de Bolsa, donde se introducían los datos del bonoteniente en un Sistema instalado por la TGR, el que realizaba los cálculos y luego emitía una solicitud que era firmada por el bonoteniente.

 

 

 

©2000 Fundación internacional para el desafío económico global