Desde 1997 hasta la fecha, la oficina de Eurocentro en Managua, en conjunto con el Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), han promovido más de 1,300 entrevistas entre empresarios nacionales y europeos, cuyos resultados son difíciles de cuantificar, ya que “los empresarios cuando hacen un buen negocio, acostumbran quedarse callados”, dijo a El Observador Económico el Lic. Róger Lacayo, Director Ejecutivo de Eurocentro Nicaragua. Lacayo, Licenciado en Administración de Empresas, University of Santa Clara, Estados Unidos y Post-Grado en Administración de Negocios, INCAE, Nicaragua; aseguró que hay varios factores que inciden en la posibilidad de tener éxito en los negocios, uno es la inestabilidad política y económica en Nicaragua; y el otro, la falta de organización de los empresarios nacionales.

¿Cómo funciona Eurocentro en Nicaragua?

Eurocentro tiene aproximadamente cuatro años y medio de funcionar en Nicaragua, programa el cual ha sido concebido por la Unión Europea, llamado Al-Invest, opera en Europa y América Latina. Los Eurocentros son los órganos ejecutores del programa Al-Invest en América Latina y hay un Eurocentro en cada país de Latinoamérica, para un total de 29.

La Unión Europea tiene un socio en Nicaragua, que en este caso es el INDE (Instituto Nicaragüense de Desarrollo), el cual aporta la mitad de los gastos de funcionamiento de Eurocentro y la otra mitad lo aporta la Unión Eurpea, pero la filosofía del trabajo de Eurocentro es proporcionada totalmente por la Unión Europea y la responsabilidad del funcionamiento del centro es responsabilidad del INDE.

¿Cuál es la misión de Eurocentro en Nicaragua?

Básicamente nuestra misión principal es juntar inversionistas potenciales nicaragüenses con inversionistas potenciales europeos, tratando de que sea en el mismo sector y que de este contacto personal se realicen distintos tipos de negocios. Esto se hace de una manera organizada, bajo un día determinado, haciendo un evento en algún país de Centroamérica y juntamos a un número de 20 a 30 inversionistas europeos con unos 60 a 70 inversionistas centroamericanos y los “ponemos a platicar” y, de esa manera determinar si tienen intereses comunes; si así es, tienen tiempo en particular para hablar sobre los pormenores de los negocios.

Diría usted que Eurocentro funciona como un puente?

Sí, así es, ya que la parte más difícil de hacer una relación internacional es conocer a la persona o a la empresa con la que se va tener una relación, una vez conocida depende del empresario, entonces nuestra función es poner a las partes en contacto y yo diría que ésa es la parte más difícil, ya una vez puestos en contacto los empresarios saben qué hacer y nosotros no intervenimos más. Y, es que tanto el empresario europeo y el empresario nicaragüense están capacitados por sí mismos para tomar decisiones, hacer arreglos y hacer negocios de la manera que ellos creen conveniente, nosotros tratamos de no interferir. Lo que sí tratamos de hacer es saber lo que sucedió y si les fue bien o no les fue bien.

La labor de Eurocentro en Cifras

Encuentros Empresariales Entrevistas realizadas entre Nicaragua Y Europa Entrevistas positivas
Encuentro Turismo 125 80%
Encuentro Pesca 55 90%
Encuentro Agroindustrial 84 78%
Encuentro Zona Franca 162 80%
Encuentro de Energía 86 95%
Construcción 172 79%
Los porcentajes está basados en el total de entrevistas realizadas entre países centroamericanos y Europa, no sólo Nicaragua y Europa.

 

¿Existe algún tipo de barreras que impidan este contacto y si lo hay, cuáles son?

Con Europa tenemos mucha afinidad, con los españoles por ejemplo porque hablamos el mismo idioma, tenemos bastante afinidad con los italianos, ya que el idioma es muy parecido. Los franceses e ingleses tienden a tener mayor afinidad con nosotros, aunque menor que los españoles, por su mismo espíritu más orientado hacia fuera. El resto de los países de Europa son un poco más retraídos en cuanto a sus inversiones en América Latina, pero yo diría que la barrera más grande que existe es la debilidad del sector privado en Nicaragua, que muchas veces no es compatible con el inversionista extranjero que está en buscado algo más organizado y más sólido. Hay que recordar también que el sector privado nicaragüense estuvo amenazado por varios años, lo cual no deja de tener un efecto residual porque la percepción se mantiene, pero esto se va perdiendo a medida que va pasando el tiempo. Además de esto hay inestabilidades políticas. Yo diría que la inestabilidad política y económica son los factores que más afectan.

¿Existe algún tipo de problemas derivado de esto?

No, problemas no, pero tal vez los resultados pudieron haber sido mejores, si existiera un sector privado más sólido y organizado en Nicaragua. Para nosotros es muy difícil medir los resultados finales, es decir los negocios que se generaron porque el empresario después de generar un negocio no le gusta “contarlo”. Lo que sí podemos cuantificar es el número de entrevistas que se han logrado a lo largo de estos años de trabajo. Por ejemplo en estos cuatro años se han propiciado 1,430 entre empresarios nicaragüenses y empresarios europeos, los resultados de estas entrevistas son muy difíciles de cuantificar, aunque sí sabemos que existen.

¿En comparación con los otros países centroamericanos, cuál es la situación de Nicaragua?

Yo diría que la situación es muy parecida. Estamos igual que Guatemala y Panamá. Creo que también existen otros tipos de factores que influyen en esto, no sólo el tejido empresarial de cada país, en el que Nicaragua es muy débil, sino también el dinamismo del mismo centro, las habilidades de las personas que trabajan en el mismo y en Eurocentro de Nicaragua hemos estado muy estables estos años.

¿Cómo fue el año pasado en comparación con los anteriores?

Cada año hemos ido mejorando. Empezamos las operaciones en 1997, aunque para esa fecha el centro tenía más de un año de existencia. De este año en adelante hemos ido aumentando la cantidad de encuentros y mejorando la calidad de los mismos.

Cuáles son los sectores que cubren ustedes y cuál de ellos es el de mayor demanda?

Los sectores que nosotros cubrimos son: el turismo, pesca, industrial, zona franca, energía, agroindustria, agroalimentario, construcción y obras públicas. Ha existido más interés es el de construcción, lo cual es casi obvio porque este encuentro se dio después del Mitch y el interés europeo de ayudar a la reconstrucción era muy marcado. Además, se ha mostrado un interés muy marcado en el sector energético y en el de pesca. También hemos promovido un encuentro multisectorial y un encuentro de azúcar en México.

¿Cuál será la situación este año?

Una vez que se da un encuentro hay un efecto residual de largo plazo, entonces no es que los negocios se generan de un día a otro, hay dos tres años para que esto ocurra. En estos momentos están sucediendo negocios que fueron pensados en 1997. El único evento que está por realizarse este año es un evento forestal en el sector de madera muebles, que se va a realizar en San Pedro Sula, con esto se terminará la primera etapa de Eurocentro y probablemente se pasará a una segunda etapa, pero las actividades no están decididas aún.

 

 

 

©2000 Fundación internacional para el desafío económico global