En un ambiente de churrascos, mariachis, hoteles y aulas univer sitarias, el decano de la facultad de Turismo de la Universidad Americana (UAM), Alvaro Guzmán, ha decidido alternar entre la actividad docente y la inversión en la actividad turística. Además de su labor académica, Guzmán funge como gerente de la cadena de restaurantes el Churrasco, proyecto que emprendiera desde hace 3 años y medio y el cual califica como un gran éxito. Desde la UAM también ha participado en el desarrollo del hotel Villa del Mar, en Pochomil y su última gran aventura está relacionada con un proyecto de entretenimiento masivo, ahora conocido como Plaza Magdalena. En la siguiente entrevista para El Observador Económico, Guzmán analiza los retos que enfrenta el cluster de turismo en Nicaragua y realiza un balance de la situación que propicia la nueva ley de incentivos para la Industria Turística en el país. “No hay mejor promotor del turismo que el visitante mismo”, es una de sus frases en esta

 
  • Presenta además unos beneficios importantes para crear marinas en el Pacífico y la posibilidad que haya concentraciones de lanchas, de yates deportivos para la pesca deportiva y el paseo deportivo, porque presenta muy buenas condiciones desde el punto de vista fiscal.

 

  • El aparente perdedor inicial es el fisco porque deja de percibir una cantidad importante de beneficios, no obstante, los ingresos que se producen una vez que los negocios empiezan a funcionar, son enormes. Hay una relación de casi 2.8 a 1.

 

  • El Instituto de Turismo puede jugar un papel de padrino de todos los inversionistas y sobre todo de los pequeños, que son los que más problemas van a tener para ejecutar esto... Esperamos que en la aplicación de la Ley no haya discriminación.

¿Cuál ha sido a su criterio el impacto que ha traído consigo la Ley de Turismo?

La Ley en sí es uno de los eventos más importantes que han podidohacer para impulsar efectivamente el turismo. Los beneficios fiscales que otorga la Ley, realmente hacen atractivo invertir en turismo, más que en cualquier otra área de la economía. Así mismo es un mercado creciente, tiene una demanda creciente y ahora con unas grandes ventajas desde el punto de vista fiscal. No obstante, la aplicación de la Ley, lo expedita que sea, las facilidades que efectivamente se le brinden a los empresarios para hacer uso de esta Ley, está aún por verse. Estoy seguro que el Instituto de Turismo va a hacer sus mejores esfuerzos para aplicar esta Ley correctamente y hacerla accesible a todos.

¿Qué aspectos de la Ley podrían considerarse como relevantes?

Las mayores ventajas se presentan en la línea de hoteles, los hoteles tienen hasta 10 años de excepción de impuestos sobre la renta, además es uno de los segmentos más necesarios. Pero también hay grandes facilidades para los sectores de alimentos y bebidas, transporte, entretenimiento y líneas aéreas. La ley ofrece una gran cantidad de facilidades para iniciar negocios, como lo son la libertad de impuestos para las importaciones que se hagan, libertad para pagar el impuesto general sobre las ventas, entre otros. La ley en sí es una forma de atraer el capital extranjero. Y será atractiva para los capitales internacionales, considerando que esta ley no es para toda la vida, va a tener un fin. Este es el momento en que urge crear infraestructura hotelera, telecomunicaciones, transporte y diversiones en general. Panamá, Costa Rica y República Dominicana han pasado por experiencias similares y han sido de gran éxito.

¿Discrimina la Ley entre inversionistas nacionales y extranjeros?

No, no hay ninguna discriminación, esperamos que tampoco la aplicación discrimine a alguien.

¿Qué proyectos en marcha podrían mencionarse producto de esta ley?

Entiendo que hay un número considerable de proyectos aprobados, nosotros en particular presentamos el proyecto de Plaza Magdalena y tuvimos algunos atrasos, pero finalmente el proyecto se vio beneficiado, los atrasos fueron por razones completamente técnicos. Por eso considero que lo importante es buscar la forma en que el Instituto de Turismo pueda jugar un papel de padrino de todos los inversionistas y sobre todo de los pequeños, que son los que más problemas van a tener para ejecutar esto. A ellos les interesa ser facilitadores y no obstaculizadores de este desarrollo. Creo que todos los hoteles que se están construyendo actualmente tienen que estar acogidos a esta ley. Hoteles como el Hampton Inn, el Holy Day Inn, el proyecto de Hotel Intercontinental Plaza Real, tienen que estar acogidos a esta ley. Además, la ley va a presentar unos beneficios importantes para crear marinas en el Pacífico y la posibilidad que haya concentraciones de lanchas, de yates deportivos para la pesca deportiva y el paseo deportivo, porque presenta muybuenas condiciones desde el punto de vista fiscal.

¿Se podría decir que hay perdedores con esta ley?

No, el aparente perdedor inicial es el fisco porque deja de percibir una cantidad importante de beneficios, no obstante, los ingresos que se producen una vez que los negocios empiezan a funcionar, son enormes. Hay una relación de casi 2.8 a 1. Por cada dólar que se deja de percibir, se recibirán después 2.8 dólares, una vez que el negocio entra a funcionar, producto del desarrollo que tienen las otras actividades alrededor. El turismo está considerado como la actividad económica que genera mayor desarrollo de otras actividades, mueve la construcción, la agricultura, la mano de obra, la capacitación, el transporte, etc., lo cual generará mayores ingresos fiscales en el futuro.

¿ Podría mencionar algunos vacíos en la ley?

Yo insistiría en que la ley en sí es buena, pero los vacíos ojalá que no estén en la aplicación de la misma, ojalá que seamos capaces, tanto el gobierno como la empresa privada de propagar al máximo esta ley, de propiciar que la mayor cantidad de empresarios se involucren. Y hablo incluso de empresarios centroamericanos, hay que invitarlos a que vengan aquí a desarrollar sus inversiones en la línea de turismo.

¿Cuáles son las posibilidades de financiamiento para quien quiera invertir en turismo?

Las posibilidades para la pequeña empresa son muy escasas, la verdad es que no están a la vuelta de la esquina. Y no es porque sea turismo o no turismo, sino porque la situación de crédito en Nicaragua es comprimida. Los bancos ponen una cantidad de garantías que hacen muy difícil acceder a estos créditos. El turismo es un servicio y más allá de una inversión en una casa o en un equipamiento, lo que queda después es un esfuerzo de servicio en un lugar que está perdido en una montaña en un pueblo remoto, entonces los bancos requieren 150% de garantía, tal vez eso no es una garantía.

¿Contempla la ley incentivos a quienes financien proyectos turísticos?

La ley contempla incentivos a quien financie proyectos en zonas especiales de desarrollo turístico. Contempla posibilidades para que los bancos puedan prestar o las empresas puedan invertir sus utilidades en proyectos turísticos sin pagar impuestos por las utilidades, siempre y cuando esa inversión sea en zonas especiales de desarrollo turístico, previamente aprobadas por la ley que todavía no están definidas cuáles son. Pero, estamos hablando de zonas remotas. El río San Juan es una de ellas.

¿Cuenta el país con las condiciones necesarias para poder sacar el beneficio máximo de esta ley?

Yo creo que sí, los atractivos turísticos son enormes y estamos metidos en el centro de América lo que nos da una condición envidiable para poder atraer a los principales emisores del turismo, que son Estados Unidos y Europa. La ley lo que hace es facilitar la llegada de inversiones y de capital. La ley dice que si quiere venir a invertir en turismo tendrá 10 años sin pagar impuestos y puede hacer toda su inversión a un tercio más barato de lo que podría hacerlo en El Salvador o en Guatemala. La ley en sí no hace otra cosa que enamorar al capital, para que invierta en el sector turismo.

¿Qué impacto han tenido los publicitados cruceros para el turismo local, (San Juan del Sur) y nacional?

Creo que todavía es muy temprano para hablar del impacto de los cruceros, pero me gustaría expresarte que Nicaragua aún no conoce el turismo vacacionista. Estamos aún en pañales. Lo que hemos tenido aquí es el crecimiento fuerte de la demanda de servicios turísticos ocasionada por el viajero de negocios y el vacacionista nicaragüense que regresa al país. El gran boom en la demanda de servicios hoteleros y restauranteros y rent a car está dado por el desarrollo de la economía y en la medida que la economía sufre un proceso de avance y reproducción, hay una cantidad de elementos que vienen del exterior y demandan estos servicios, es por eso que los hoteles están llenos, y los rent a car están continuamente full y los restaurantes tienen una demanda. En el sector vacacionista el que está haciendo uso de los recursos de la infraestructura actual, es principalmente el nicaragüense que reside en el exterior y particularmente en Miami, esos son los que generan una actividad de entretenimiento y de consumo con sus familiares que viven aquí. Pero aún no conocemos la demanda de turistas vacacionistas, comienza muy remotamente a presentarse con los paquetes de turistas que vienen de Costa Rica, turismo europeo y canadiense que está entrando de Costa Rica por tierra, los llevan a Granada, pasan dos noches y eventualmente bajan a Montelimar y luego el turismo charter que viene directamente a Montelimar y es básicamente el turismo canadiense y alemán. Son los dos polos importantes por lo que se está empezando a conocer Nicaragua. Entre los 280 ó 300 mil visitantes que puedan haber en el año, quizás unos 18 mil son vacacionistas, gente que viene en plan de pasar aquí sus vacaciones y ésta es una cifra muy pequeña. Eso es así porque venimos de un proceso donde la situación de inestabilidad y guerra nos puso en la pantalla prohibida y es hasta ahora, que empiezan a crearse las condiciones efectivamente para que pueda generarse un turismo que busca cómo relajarse. Los cruceros vienen a hacer un esfuerzo en esta dirección, traer gente que anda descansando, me parece que es importante. El solo hecho que vengan es un logro enorme. ¿Qué impacto económico están teniendo en Nicaragua?, puede ser cero, porque tal vez no gastan nada, todo lo traen en el barco, pero el impacto en el desarrollo del motor del turismo vacacionista, yo lo veo inmenso.

Conflictos limítrofes con vecinos perjudican el turismo

¿Los expertos han apostado al cluster de turismo, el desarrollo del país, pero qué acciones se requieren para que efectivamente se cumpla esta premisa?

Creo que el sector está avanzando en términos de ser exitoso. Me parece que va a ser el incremento continuo en la demanda lo que va a servir de aliciente para que se superen cualquier tipo de cargas que podamos traer sobre el desarrollo del sector. Creo que un elemento vital para el desarrollo real futuro del turismo es la integración Centroamericana. No podemos pensar en un desarrollo real del turismo mientras tengamos problemas entre los vecinos. Entonces aquí se vuelve un trauma el problema actual con Honduras y Costa Rica. Como nicaragüenses tenemos que defender nuestros derechos soberanos, pero queramos o no esto se vuelve una carga para el desarrollo del turismo muy peligrosa. Lo que Nicaragua pueda hacer en materia de turismo vacacionista va a depender mucho de la relación que tenga con Costa Rica, la puerta de entrada más fácil y accesible que tenemos de atraer turismo vacacionista. Costa Rica tiene una gran cantidad de visitantes al año, más de dos millones, que perfectamente quisieran pasar en Nicaragua uno ó dos días y éste es el segmento más fácil para crecer. Problemas con Costa Rica en ese sentido alejan y es una realidad. La mayor afluencia de turistas a Nicaragua viene de Honduras y El Salvador, entonces también conflictos hacia el norte alejan esas visitas, que aunque son de un nivel de ingresos y gastos pequeños,son los que tenemos. Esos son los vacacionistas. Y ese segmento se aleja también. Entonces, la gran amenaza para el desarrollo del turismo y por lo tanto el desarrollo de la economía nicaragüense, lo veo en la inestabilidad de nuevo y en los problemas que podamos tener con los vecinos.

¿Cree que sea posible que Centro América se pueda promover como un solo destino turístico?

Hay muchos esfuerzos en esa línea. Pero en eso hay gente interesada y gente no muy interesada. Probablemente a Costa Rica no le conviene, pero igualmente la capacidad de Costa Rica para atender la demanda que tiene ya está topada, entonces ellos ganarían mucho más si logran ampliar en Centro América la demanda turística, abriendo la posibilidad que tengan un turismo cualitativamente superior en términos económicos. En el caso nuestro, creo que no hay otra posibilidad si no es en el marco de un destino conjunto, ya vamos casi veinte años atrás de lo que han hecho en otros lugares. En ese sentido es importante hacerle ver a los tour operadores, y en general, a los que tienen que ver con la venta de paquetes turísticos, acerca de la opción de que ese turista venga, duerma y coma en Nicaragua, si eso comienza a suceder, estoy seguro que cada vez va a ser más la gente llamando a los tour operadores nacionales, pidiendo que organicen giras y se hagan cargo de grupos turísticos del exterior que vengan a Nicaragua. Creo que lo que hay que hacer es abrir completamente las puertas. Se debería tanto desde el punto de vista de frontera, como migratorio, crear facilidades para empresas extranjeras de operar en el país. En Liberia hay miles de turistas que fácilmente podrían viajar a San Juan del Sur, pero es imposible, porque el viaje se extiende hasta cuatro ó seis horas. Si hubiera una política de puertas abiertas para facilitar el ingreso de esos turistas, en dos horas ya estarían aquí y perfectamente podrían hacer un tour. Que si fue un costarricense el que se ganó los 10 dólares por traerlo, no me importa, ése va a venir aquí y por lo menos una Coca Cola se va a tomar. No hay mejor promotor del turismo que el visitante mismo.

 

©2000 Fundación internacional para el desafío económico global