Tras una serie de retrasos, enfrentamientos y discusiones en la Asamblea Nacional, el proyecto de "Ley de Sistema de Ahorro para Pensiones" pasó de lejos para muchos contribuyentes. Al cierre de esta edición, los diputados oficialistas y sus aliados reunieron los votos necesarios para aprobar el pólemico proyecto, pese a estar conscientes sobre los costos que implicarán el cambio de modelo hacia una capitalización individual.

No obstante, algunos expertos en este tema, que han sido a la vez testigos de la reformas realizadas en otros países, temían que esta ley no estaba siendo debidamente consensuada y valorada en Nicaragua.

"Martín Aguado dijo que la pensión será mucho mayor en el nuevo sistema. Pero está por verse, es posible que tenga razón, pero también es posible lo contrario. En el nuevo sistema, la pensión dependerá principalmente del interés que gane la Administradora de Fondos de Pensiones , en los próximos treinta años. Interés que no lo establece el INSS, sino que se establece en el mercado financiero..." comentaba Kurt- Peter Shutt, como respuesta a la entrevista que le hiciera El Observador Económico a Martín Aguado, en la edición número 95.

Y es que para los expertos Kurt Peter Schutt y Julio Villanueva de la Fundación Friedrich Ebert, la situación en el tema de pensiones se muestra riesgosa,tomando en cuenta las condiciones económicas y sociales que atraviesa el país, así como la falta de estudios y dedicación por parte de grupos políticos a este tema.

Como piedras en el zapato

De acuerdo con los expertos de la Fundación Friedrich Ebert, los argumentos bajo los cuales se pretendió justificar el cambio hacia un modelo de capitalización individual,presentaban una serie de dudas que era necesario aclarar.

"Se supone que las AFP(Administradora de Fondos de Pensiones) funcionan bien cuando hay competencia entre ellas y se supone que las AFP, van a luchar por los afiliados ofreciéndoles las mejores condiciones , no obstante, falta un debate sobre las condiciones que da el mercado nicaraguense al respecto. Cuántas AFP van a haber? . Tuve la oportunidad de preguntarle al Sr. Aguado y me respondión que habrían 3 o 2 AFP. No obstante la pregunta es si realemte bajo esas circunstancia será posible hablar de competencia entre las AFP. En Chile vemos que aunque hay más AFP, hay dos o tres que son importantes y todas las AFP invierten en los mismos papeles y todas consiguen más o menos el mismo interés, no se puede hablar de competencia entre ellas y más difícil será aquí en Nicaragua debido a la estrechez del mercado" explicaba Peter Schutt.

Otra gran interrogante según Schutt, rondaba alrededor del costo de la trasnsición del viejo al nuevo modelo:"Se dice que será de 750 millones de dólares, cifra que se ha nombrado muchas veces, pero nunca se ha demostrado a través de documentación sólida. Estos 750 millones están por comprobarse. Suponiendo que efectivamente son 750 millones de dólares, entonces el presidente del INSS , dice que proceden de créditos de organismos multinacionales en términos concesionales y argumentan que son casi regalados, no obstante hay que recordar que aunque se pague un interés muy bajo habrá que devolverlo y no es que la reforma se consigue con nada. Esto compromete el fututo del país, en este sentido la reforma constituye un aumento de la deuda de Nicaragua y creo que es una suma importante".

La otra gran piedra en el zapato, tienen que ver con el desarrollo incipiente del mercado de capitales en Nicaragua, así como la fragilidad institucional que se han presentado en este mercado, aspecto que de no atenderse eficientemente, podría obstaculizar el buen funcionamiento del modelo de capitalización individual. En este sentido el buen funcionamientode un organismo regulador como lo sería la Superintendencia de Pensiones, será de vital importancia.

Buenos o malos vientos?

De acuerdo con experto de la CEPAL, el mayor problema del sistema de pensiones en Nicaragua ha sido la baja cobertura, la cuál se estima en 14.3 % de la Población Económicamente Activa. Miembros del Instituto de Seguros han puesto la esperanza que esta ley invitará a más gente a unirse al nuevo sistema de pensiones. No obstante, de acuerdo con los especialistas de la Fundación Ebert, mientras no hayan cambios en las condiciones económicas, mientras los salarios se mantengan bajos o congelados y mientras no haya apertura de nuevas fuentes de trabajo, el universo de nuevos contribuyentes tendrá que salir del sector informal , sector que pocas veces se mantiene fiel al sistema.

El otro punto a evaluar tendrá que ver con el número de contribuyentes que podrán mantenerse fieles y cotizar mes por mes, durante 30 años,requisito que será necesario si se quiere recuperar un 75 % de la pensión,"sabemos que los que podrían cotizar durante este período están principalmente en los sectores de salud y educación , pero maestros que trabajen durante 30 años no hay muchos",comentaba Peter Schutt.

Pese a las bondades que este nuevo sistema ofrece, como son la mayor transparencia e información que se transmite a los contribuyentes en el manejo de sus contribuciones, lo acertado que resulte este modelo para el caso específico de Nicaragua aún deja una serie de interrogantes en el aire:"Es la finalidad del sistema de pensiones fortalecer una acción de carácter económico, o más bien se trata de un sistema de carácter social que pretende crear las capacidades necesarias para atender a nuestros ancianos que han aportado durante su período laboral?, comentaba Villanueva en un documento de debate al sistema de pensiones en Nicaragua.

 

 

©2000 Fundación internacional para el desafío económico global