18 de December de 2009 - Managua, Nicaragua


FotoAlejandra Mora

Raúl Calvet, presidente del bufette de inversiones Calvet & Asociados

La actividad de bienes raíces, ligada a proyectos turísticos, está de capa caída con respecto a tres años atrás, cuando no se registraban indicios de la crisis financiera mundial, muchos jubilados y retirados de Estados Unidos buscaban nuevos destinos para comprar su casa de verano y; Nicaragua resultaba un lugar atractivo, virgen, con bellos lugares y buenos precios. Raúl Calvet, presidente del bufette de inversiones y de leyes Calvet & Asociados nos brinda un panorama actualizado.

¿Cuál es el panorama actual del turismo residencial en Nicaragua?

El turismo residencial se encuentra bastante deprimido, sobre todo al compararlo con los niveles del 2006 ó 2007. Nicaragua logró posicionarse o empezar a posicionarse y tener presencia en el mercado de bienes raíces de la región centroamericana, pero lamentablemente después inició la crisis financiera y no se pudo llegar a más.

Casi todos los proyectos han disminuido sus ventas a un mínimo y algunos no están vendiendo nada desde hace 6 ó 7 meses. Los mejores proyectos han comenzado a ver una recuperación desde el mes de enero a la fecha, pero de igual manera, están vendiendo quizás el 10% de lo que se vendía hace un par de años.

¿A que factores le atribuye esta depresión en el turismo residencial?

Primero a la crisis financiera, pero además de eso, en Nicaragua siempre nos facultamos de añadirle más desgracia a la situación y dentro de una situación de crisis financiera mundial, donde la gente analiza a mayor profundidad sus inversiones debido al alto riesgo, afloran más las debilidades en Nicaragua que no afloraban anteriormente, cuando el mercado de bienes raíces se encontraba en un buen momento.

Las debilidades propias de Nicaragua y su sistema político añaden aun mayor percepción de riesgo en las inversiones en el país, y esto hace que mientras mayor sea el plazo de recuperación de una inversión, mayor la percepción de riesgo y la demanda de un mayor retorno. En Nicaragua, el retorno se ha encarecido, no estamos a los niveles de costos de productos a como estábamos hace diez años y la gente aprendió a especular de una manera importante, al punto que el país ya no es realmente un lugar barato.

Por otro lado considero que no se debe culpar al gobierno por la situación nacional, ya que Nicaragua es resultado del trabajo conjunto de la población y sus gobernantes, los cuales a su vez salen de la población.

¿Se podría explicar la disminución de turistas que buscan residir en el país, con la difícil situación económica de sus países de origen, tomando en cuenta que los países desarrollados han sido severamente afectados con la crisis financiera?

Sí, de hecho Estados Unidos – país donde inició la crisis financiera- es el mercado principal de turismo y el principal comprador de bienes raíces. También hay un segmento de mercado, de nicaragüenses que residen allá y que han logrado una buena situación económica. El mercado europeo no se ha convertido en un mercado significativo, y la razón principal es la falta de vuelos directos entre Europa y Nicaragua.

¿Se pueden cuantificar las pérdidas económicas en el sector del turismo residencial?

Se podría determinar la cantidad de pérdidas por medio de los cierres (de contratos), pero no podemos cuantificarlos por la cantidad de dinero transado o impuestos pagados, ya que por lo general no coinciden con el verdadero valor de las ventas.

Los cierres (de contratos) han disminuido en casi un 60%. Una persona con un promedio de ventas de 6 ó 7 cierres mensuales, quizás está ahora en 1 ó 2 cierres cada dos meses, y me refiero a venta de lotes, porque el porcentaje de productos terminados es muy bajo, no sobrepasa de un 6% a un 9% del total de productos diseñados en el mercado.

Hay aproximadamente 12.000 unidades en el mercado entre todos los proyectos de desarrollo de turismo residencial y no más de un 6% construido, entonces ahí esta el verdadero índice para medir si Nicaragua está o no en el mercado de bienes raíces, y en la medida en que no hay construcción, realmente no lo estamos.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado