5 de March de 2010 - Managua, Nicaragua


Alvaro Ríos Roca*

Como es de conocimiento público, en días pasados en las afrodisíacas playas de Cancún, México, se puso en marcha un nuevo intento de integración regional, que esta vez abarcaría a países de Latinoamérica y El Caribe (LAC). Este nuevo ensayo de integración regional, por lo que entendemos, intenta darle un tiro de gracia a la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo accionar, en los últimos años ha dejado muchísimo que desear.

Un bloque regional que agrupe y represente los intereses de países que tienen problemas y desafíos comunes y que se diferencian enormemente de los países del norte, no deja de ser sumamente interesante. Sin embargo, mucha agua tendrá que correr bajo el río todavía para consolidar este nuevo bloque, y en ello tendrá mucho que ver la madurez de los países y la marcadísima diferencia ideológica que existe en sus distintos gobiernos.

No solo existirán problemas ideológicos, pero también habrá problemas económicos. La mayoría de los bloques, instituciones y organizaciones creadas para la integración regional y subregional como ALADI, CARICOM, COMUNIDAD ANDINA, CEAC, MERCOSUR, OLADE, ETC, tienen algo muy en común: son extremadamente pobres en recursos económicos y por ende humanos. Sin asignación de recursos adecuados este tipo de iniciativas están destinadas al más rotundo fracaso.

Seamos optimistas y asumamos que el nuevo intento de integración regional de LAC puesto en marcha en México cuenta con la mas férrea voluntad política de todos los gobiernos de avanzar (situación que para nada ha quedado clara en México). Para ser serios y no dejarlo para los medios de comunicación habrá que hacerlo vinculante y requerirá de estatutos que necesariamente deberán ser aprobados por congresos/referéndums en los distintos países. Caso contrario solo será un nuevo saludo a la bandera y una organización de gobiernos actuales.

Entrando en tema y siempre en un ànimo constructivo y de positivismo, es que desde estas líneas, quisiéramos temprano dejar planteado la necesidad de que la nueva iniciativa de LAC, tome en cuenta en sus postulados a organizaciones ya existentes, como por ejemplo la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE).

OLADE nace en el contexto de la crisis energética internacional de inicios de la década del setenta, cuyos alcances y repercusiones fueron analizadas por los países de LAC, que carentes de políticas energéticas y ante la necesidad de enfrentar adecuadamente esta crisis iniciaron un intenso proceso de movilización política que culminó el 2 de noviembre de 1973 con la suscripción del Convenio de Lima, instrumento constitutivo de la Organización, que ha sido ratificado por 26 países de América Latina y el Caribe: América del Sur: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Caribe: Barbados, Cuba, Grenada, Guyana, Haití, Jamaica, Trinidad & Tobago, República Dominicana y Suriname. Centroamérica y Norteamérica: Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y México.

Empero la OLADE a través de sus más de tres décadas de funcionamiento ha tenido muchas mas sombras que luces y; es una institución muy pobre y poco referente en las políticas de ALC en materia de energética. No vamos a entrar en los factores que han contribuido en estas pocas luces a través de los años, pero si vamos a destacar que puede ser un pilar muy importante dentro de la nueva iniciativa que se esta trabajando para ALC.

OLADE, en primer lugar tiene como miembros a los países de ALC. En segundo lugar esta trabajando por subregiones en los países de ALC. De avanzar este bloque integrador por que no tomar en cuenta para el fortalecimiento a OLADE y algunas otras instituciones y organizaciones que ya trabajan en la región? Si el nuevo bloque no las toma en cuenta, no debería debe de una vez por todas darles la estocada final y hacerlas desaparecer para así evitar tener que entregar recursos a instituciones y organizaciones que no les son útiles a la región de ALC?

Entendemos que ha quedado encomendado a Venezuela la elaboración de estatutos para seguir avanzando. Creemos que la Secretaria Ejecutiva de OLADE debería hacer todas las gestiones posibles para ser recogida en el seno del nuevo bloque de integración de ALC en materia de temas de energía. En fin, soñar en nuestra región no cuesta casi nada.

* Actual Socio Director de Gas Energy y DI International. Fue Secretario Ejecutivo de OLADE y Ministro de Hidrocarburos de Bolivia.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado