28 de junio de 2010 - Managua, Nicaragua


FotoTania Díaz Rivas

•San Juan de Oriente es conocido como la cuna de las artesanías o la Villa de las Artesanía, ya que en cada casa de por medio hay un taller donde se elaboran cerámicas de barro
•El proceso de elaboración de las artesanías en Nicaragua, es una transmisión de conocimientos de generación en generación.


San Juan de Oriente, se encuentra ubicado al sur del departamento de Masaya, a 45km de la ciudad de Managua. El nombre original de esta localidad era “Valle Namotiva”, que en idioma chorotega o náhuatl quiere decir: “poblado antiguo” y hermano de sus vecinos Diriomo, Diriá, Niquinohomo, Nandasmo y Monimbó.

En el municipio de San Juan de Oriente (SJO), las artesanías nacen en los años 50 con la llamada cerámica rústica o utilitaria (elaboración de ollas, comales, platos, tazas); sin embargo, es hasta finales de los años 70`s e inicios de los 80`s que se implementó una nueva técnica en la creación de artesanías: El uso del torno y del horno, de esta manera se mejoró la producción, esto se debió a dos hechos que generaron el impulso para transformar esa actividad hacia la comercialización, destacándose: La fundación de una escuela - taller y por otro el aumento del flujo de turistas que visitaban la localidad.

En Nicaragua, la actividad procesadora de barro para la elaboración de artesanías decorativas y utilitarias se concentra mayormente en la zona del pacifico y; es un proceso meramente artesanal sin uso de equipos y tecnología moderna y de carácter familiar.

Características de las Artesanías de San Juan de Oriente



Las líneas de producción en el municipio de SJO se caracterizan por su originalidad, las distintas piezas pueden tomar las más variadas formas todo en dependencia de la elección del artesano: Figuran las replicas de las artesanías Pre – Colombina, las de libre creación de los artesano, las piezas ecológicas (quemadas con brozas de café o arroz), las piezas geométricas y la cerámica utilitaria (utensilios de uso hogareño).

Una de las ventajas de las cerámicas de barro de esta localidad, es su pequeño tamaño, lo que facilita su manipulación y relativos bajos costos de fletes para la actividad de exportación.

Recursos humanos.



De acuerdo a la visita in situ que realizó el grupo investigativo de El Observador Económico, el 85% de los habitantes se dedican a la artesanía, aproximadamente hay unos 500 artesanos calificados, los talleres generalmente son talleres individuales y de carácter familiar, en los cuales laboran mínimo 2 personas y máximo 6.

Cuellos de Botella



Las principales debilidades que presentan los artesanos son: falta de financiamiento, organización, alto precio de la materia prima e insumos (óxidos, colorante y material de engobe), poco conocimiento sobre técnicas de ventas y de mercado, es decir, débil visión empresarial, falta de densidad institucional tanto en los gremios de artesanos como en el resto de actores locales. Asimismo, preexisten bajos niveles de tecnificación en sus procesos y el uso de herramientas tradicionales, lo que induce al sector a producir con niveles de subsistencia, afectando la productividad y competitividad, por lo que los artesanos se ven obligados a exportar a través de intermediarios extralocales, sin ver grandes ganancias.

Los artesanos de SJO carecen de un catalogo que contenga sus diseños propios, situación que no les permite mantener una calidad y especificación continua capaz de generar un verdadero proceso de innovación.

También existe poca coordinación entre los principales actores locales que a pesar que realizan algunas acciones en la localidad, no cuentan con un plan de desarrollo estratégico local.

Análisis Territorial



Respecto al análisis de los sistemas de organización, la elaboración de las artesanías en SJO, se realiza a través de talleres familiares, los cuales no forman parte de un gremio organizado, por lo que las familias no logran articularse sectorialmente.

En relación al análisis de elementos existentes, de los 500 artesanos, aproximadamente solo 10 se encuentran especializados en este sector, el resto vende sus cerámicas a través de intermediarios.

Referente a lo mencionado anteriormente, se precisa de una estrategia de comercialización y del dominio de técnicas intangibles (diseño, preparación de los colorantes), con el objetivo de mejorar la cadena de valor de este rubro.

Igualmente se requiere de la realización de Ferias locales, nacionales e internacionales, las cuales permitan las exhibiciones de las artesanías a intermediarios, para que éstos realicen sus pedidos a gran escala y; de esta manera los artesanos tengan mayor rentabilidad.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado