1 de June de 2007 - Managua, Nicaragua


FotoIvonne Acevedo

Nicaragua es el país centroamericano con la menor densidad de caminos pavimentados, 15 por ciento, en comparación con 29 por ciento, el promedio de la región. Mientras el Banco Mundial, estima que sólo el 22% de la población tiene acceso a caminos pavimentados, lo cual representa uno de los niveles más bajos en infraestructura de la región.

Hoy día, la infraestructura constituye uno de los factores más importantes en el desarrollo económico de todo país, pues existe una relación directamente proporcional entre el estado de ésta y el crecimiento económico. La adecuada provisión de infraestructura facilita las mejoras en la productividad y la competitividad de una nación.

Es así que se habla de infraestructura de transporte, infraestructura de telecomunicaciones, de información y tecnologías de la comunicación, de energía, de agua y saneamiento, infraestructura ambiental, social y del conocimiento. En ediciones anteriores de esta publicación, se han abordado temas relacionados con la infraestructura de las telecomunicaciones, de agua y saneamiento y de desarrollo social y ambiental.

Nicaragua presenta deficiencias en estos aspectos, pues no cuenta con la infraestructura adecuada de transporte, de comunicación, de energía, etc. Esto ha incidido en la profundización de los problemas estructurales de desarrollo del país y viceversa, transformándose en un círculo vicioso de nunca acabar, por lo que éste debería ser un tema prioritario de la agenda gubernamental, como punto estratégico e indispensable para el desarrollo.

Estado actual de la Infraestructura



Caminos
Nicaragua posee una red vial de 19,032 kms. de longitud, que une a las principales ciudades y demás poblados del país. Datos proporcionados por el Fondo de Mantenimiento Vial (FOMAV) indican que 8,188 kms. se identifican como la Red Vial Básica. De esa red básica solamente un 25% es aceptable, con un estado funcional entre regular y bueno, el restante 75% tiene un alto grado de deterioro, por lo que requiere intervenciones de reconstrucción.

Puertos
En lo referente a infraestructura portuaria, Nicaragua tiene abundantes limitantes, pues los puertos en general poseen una infraestructura obsoleta, sistemas operativos deficientes y personal poco especializado, además de que no posee un puerto de aguas profundas en el Caribe, por lo que los productores se ven obligados a trasladar sus productos a Puerto Cortés (Honduras) o Puerto Limón (Costa Rica), incrementando los costos de producción. Aproximadamente se reexportan el 80% de los productos nicaragüenses a Puerto Cortés, siendo el costo promedio de transporte de Managua a Puerto Cortés de US$ 1,250 por contenedor.

Por otro lado, los productores que utilizan navieras para transportar sus productos pagan un flete de US$ 3,500.00 en promedio por contenedor, con rumbo a Estados Unidos o Europa. Estos fletes son más elevados para nuestros productores por la falta de un puerto en el país, que permita el intercambio por el Océano Atlántico, lo que les resta competitividad en el mercado internacional, debido a los elevados costos de transporte que al final se trasladan a los consumidores finales.

Los puertos Corinto y Sandino tienen capacidad de manejo del tráfico internacional de contenedores. En la Costa Atlántica, Puerto Cabezas ofrece condiciones óptimas para un puerto de aguas profundas, pero se necesitaría una gran inversión de capital para que permita el tráfico marítimo internacional. En lo que respecta a Puerto El Rama, en 2006 finalizó un proyecto de modernización y construcción de un Muelle Multipropósito, que permitirá el acceso del tráfico internacional. La inversión ascendió a US$ 9 millones, sin embargo sólo pueden arribar barcos de 16 pies de calaje, por lo que no es atractivo para compañías con buques de mayor tamaño y capacidad.

Aérea
Con respecto a la infraestructura aérea, hay 16 aeropuertos en el país, pero sólo el aeropuerto Augusto C. Sandino maneja todo el tráfico internacional de pasajeros y carga hacia y desde Nicaragua, siendo Managua el único vínculo entre Nicaragua y el resto del mundo. Nueve aeropuertos son comerciales, uno turístico y cinco no están en funcionamiento.

Servicios Básicos
La infraestructura de los servicios básicos es deficiente, ya que solamente el 74.5% de la población total cuenta con acceso a servicios de agua potable. Más deprimente es la situación de la población rural, donde sólo el 48.6% cuenta con este servicio. Asimismo, el 44.8% de la población no tiene energía eléctrica, acentuándose más en las zonas rurales. Actualmente, menos del 28% de la energía producida proviene de fuentes renovables como hidroeléctrica, geotérmica y eólica, indicando la alta dependencia de nuestro país a los hidrocarburos.

La inversión privada en energía eléctrica ha sido casi nula en los últimos 10 años, exceptuando el periodo 1998-1999, debido al capital extranjero que entró al país producto del huracán Mitch. En ese período la inversión en infraestructura alcanzó los US$ 200 millones, para el resto de años la inversión ha sido insignificante manteniéndose por debajo de los US$ 5 millones.

Mala infraestructura = Mayores costos de producción



La inadecuada dotación de infraestructura de carreteras, puertos, energía, etc. del país está imposibilitando el desarrollo económico, porque tiene una repercusión directa en las actividades productivas. El sector cafetalero es uno de los casos de ilustración, dado que en las fincas en donde se cultiva el café los caminos son de difícil penetración, dificultando los procesos de producción, tanto para el abastecimiento de insumos, almacenamiento beneficio y tostaduría, como para el proceso de comercialización.

Aquellos productores que han logrado cosechar se enfrentan a otro problema, la falta de infraestructura de comunicaciones que conecte productores con clientes y la falta de una red de transporte para distribuir los productos. En la medida en que no hay condiciones de infraestructura, la competitividad productiva se ve afectada.

El Ing. Ariel Bucardo, Ministro del MAGFOR, considera que “sin buenos caminos para acceder a las fincas, se incrementan los costos de transporte, sin tomar en cuenta la falta de puertos con capacidad y la falta de energía eléctrica para el riego de los cultivos”.

Esto significa que para gran parte de los agricultores, el proceso de producción es complejo y constituye un alto riesgo, pues no cuentan con las condiciones óptimas para producir, y aquellos que sí han logrado obtener rendimientos de las cosechas tienen que enfrentar los problemas de la comercialización y distribución del producto.

De acuerdo con la teoría económica, el costo de transporte es uno de los dos factores que determinan si un bien es comerciable o no, ya que mientras menor sea el costo de transporte como proporción del costo total de un producto, más probable es que se comercie en el mercado mundial. Es decir que, si se encarece el transporte de las exportaciones se da una reducción de los ingresos del país exportador o simplemente una pérdida de mercado, dependiendo de la elasticidad de la demanda y la disponibilidad de sustitutos.

Estimaciones de la CEPAL (2005) sugieren que una duplicación del costo de transporte de un país particular, implica una reducción de su comercio en un 80% o incluso más. De igual manera trabajos empíricos concluyen que mayores costos del transporte llevan a menores niveles de inversión extranjera, una menor tasa de ahorro, menores exportaciones de servicios, un menor acceso a tecnología y conocimiento, y finalmente una reducción en el empleo.

Nicaragua reprobada en índice de competitividad


Foto

En el reporte de competitividad de viajes y turismo del año 2006, elaborado por el Foro Económico Mundial, Nicaragua no obtuvo resultados alentadores pues ocupó el lugar número 89 de 124 países con un puntaje de 3.76 (en una escala del 1-7), siendo el puesto más bajo de la región centroamericana. Este índice es construido a partir de la ponderación de un determinado número de indicadores, como políticas de regulación, estado de la infraestructura, recursos humanos, culturales y naturales entre otros.

En lo que respecta a la categoría de Infraestructura obtuvimos el lugar 99 con un puntaje de 2.8, este acápite se desglosa en infraestructura aérea (73º lugar, 2.8 puntaje), infraestructura terrestre (112 º lugar, 2.2 puntaje), infraestructura para el turismo (77 º lugar, 2.6) e Infraestructura de tecnología de la información y comunicación (103 º lugar, 1.8).

El sector turístico necesita de todas las herramientas del desarrollo sostenible: nuevas tecnologías, cambios en el comportamiento social, nuevas leyes ambientales, herramientas, etc. Todo esto demanda infraestructura de bienes y servicios para mejorar la competitividad y así atraer un turismo de mayor poder adquisitivo que esté acoplado con la adecuada gestión ambiental. (Ver Gráfico).
De esta manera, este indicador es una herramienta de análisis del entorno competitivo del país a nivel regional. Estos resultados son muy útiles para dirigir la atención y los recursos hacia aquellas áreas donde se requiere acción en forma más urgente y así mejorar la competitividad de la economía.

Planes y financiamiento



El estado actual de la infraestructura general del país requiere cientos de millones de dólares en inversión, recursos que Nicaragua no cuenta. Sin embargo, se han elaborado algunos planes para este año, según el Ing. Álvaro Fiallos, Presidente de la Junta Directiva del IDR y Secretario General de la UNAG, “se está trabajando en un plan para reparar caminos, mediante el trabajo en conjunto del MTI, IDR, FISE para priorizar las cosechas mediante fondos proporcionados por Japón, BID, BM, etc.”

Asimismo, el FOMAV se ha planteado la meta de dar atención a un total de 2,430.27 kms., distribuidos de la siguiente manera: 975.21 Kms. de Carreteras de Pavimento Asfáltico, 238.72 kms. de superficie de adoquín y; 1,216.34 kms. de caminos de grava o no Pavimentados. El costo financiero incorporado a las obras es de 395.7 Millones de córdobas. De los 395.70 millones de córdobas que tiene el costo del Plan, 288 millones provienen de los recursos propios del FOMAV y 107.7 millones externos los que corresponden a recursos del BID y Banco Mundial.

Los recursos del FOMAV provienen de la tarifa aplicada a los combustibles. Según estudios realizados en años anteriores, éste es el medio más viable para que la institución obtenga financiamiento, ya que no existe suficiente volumen vehicular para que sea sostenible un peaje.

La Empresa Portuaria Nacional (EPN) estima una inversión de US$ 50 millones aproximadamente durante los próximos 5 años dirigidos a la adquisición de equipos terrestres y marítimos, así como mejoras en infraestructura sobre todo en el Puerto de Corinto, Sandino y El Rama. No está estipulada la construcción de un puerto de aguas profundas en el Caribe, indicando que los exportadores seguirán recurriendo a los puertos del resto de Centroamérica.

Nicaragua tiene la necesidad de desarrollar instalaciones que permitan servicios de logística para facilitar el comercio interno y externo, lo que implica mayores niveles de inversión con los cuales el Estado no cuenta.

Sin embargo, el Estado sí puede proporcionar el marco regulatorio adecuado y la estabilidad política, económica y social para atraer la inversión tanto de capital privado nacional como extranjero. Entre las posibles alternativas está el mayor involucramiento del sector privado en el proceso de planeación, diseño de política, construcción, operación, administración y financiamiento de proyectos, sin necesidad de incurrir en la privatización de estos.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado