4 de mayo de 2007 - Managua, Nicaragua


FotoIvonne Acevedo

Nicaragua Agrícola en Cifras

* En el año 2006, el sector agrícola representó aproximadamente el 20% del PIB real, sin incluir la agroindustria.

* Los productos agrícolas constituyeron el 36% del total de las exportaciones del año 2006, generando divisas por más de US$ 378 millones.

* 90% de los productores en Nicaragua son pequeños y medianos.
.......

El pasado 4 de mayo, en la lejana zona de Raití-Bocay, el Gobierno de Nicaragua lanzó oficialmente el programa denominado “Hambre Cero” y a su vez, el inicio del Ciclo Agrícola 2007-2008.
Para el presente Ciclo Agrícola, el Ministro Agropecuario y Forestal, Ariel Bucardo, se muestra optimista, ya que estima que las exportaciones agropecuarias aumentarán 20 por ciento, el sector generará 1.5 millones de empleos, entre directos e indirectos y; finalmente, se beneficiarán a 100 mil productores.
De acuerdo a sus estimaciones, el Gobierno dispondrá de US$ 152 millones para financiar este Ciclo Agrícola y en su primer año, el Programa “Hambre Cero” beneficiará a las primeras 15,000 familias pobres del país.

Las mujeres organizadas en cooperativas agropecuarias del municipio de Nueva Guinea están preparándose para este nuevo ciclo agrícola, sembrando frijoles, pero no tienen altas expectativas pues enfrentan serias dificultades en lo referente al crédito y a los bajos rendimientos productivos.

De igual manera, productores y campesinos de todo el país están a la espera de un buen invierno, que les permita superar los rendimientos de ciclo anterior. Al respecto, cabe señalar que durante la celebración del XXI Foro Climático en América Central, celebrado en abril pasado en Tegucigalpa, Honduras, los expertos del istmo estimaron lo siguiente: “En Nicaragua se espera que el periodo lluvioso se establezca durante la tercera decena de mayo en las regiones del Pacifico y Atlántico y en los primeros días de junio en la región norte y la parte noroccidental de la región central. No obstante, se registrarán lluvias moderadas y aisladas en las primeras decenas de mayo”.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, se espera a nivel mundial que el sector agrícola en el período 2006-20015 crezca a un ritmo más lento que en décadas pasadas, debido a la intensificación de la competencia en los mercados de productos básicos, la disminución de los precios internacionales y; la permanencia de barreras comerciales.

En lo referente a Nicaragua, actualmente se destina el 2.5% del Presupuesto General de la República al sector agropecuario y la cartera de créditos otorgados por las instituciones financieras es la más baja, con respecto a otros sectores económicos, como servicios y comercio. No obstante, las autoridades del MAGFOR han estimado que el país dispondrá de US$ 152 millones para el presente Ciclo Agrícola, recursos que se destinarán a través de las contrapartes del Fondo de Crédito Rural, del Fondo Nicaragüense de Inversiones (FNI) y otros.

Según el actual Ministro del MAGFOR, Ing. Ariel Bucardo, el gobierno ha definido prioridades para el sector agropecuario, “desde el punto de vista del sector productivo son prioridad los pequeños y medianos productores, la producción de alimentos y la costa Atlántica, pues ésta enfrenta altos niveles de pobreza”.

Asimismo el Ing. Álvaro Fiallos, Presidente del Instituto de Desarrollo Rural (IDR) y Secretario General de la UNAG, recalcó que “anteriormente los gobiernos centraban su atención en los productos de exportación, ahora el gobierno va a enfatizar sus esfuerzos en la producción de alimentos para alcanzar soberanía alimentaria.”

Las autoridades agropecuarias han estimado que para el Ciclo Agrícola 2007-2008 aumentará en un 11 por ciento la producción agrícola, con respecto al ciclo anterior. El ministro Bucardo afirmó que “se espera que el maíz y el sorgo tengan crecimientos significativos, pues los grandes productores mundiales como Estados Unidos están destinando grandes volúmenes de maíz para la producción de etanol, por lo que han dejado de exportar el maíz amarillo a Centroamérica y México, dejando una demanda insatisfecha que Nicaragua podría suplir”.

Tanto el Ing. Bucardo como el Ing. Fiallos, afirman que el buen desempeño de este ciclo está en dependencia directa del invierno, en caso contrario no cuentan con planes de contingencia para contrarrestar este escenario, por lo que sería devastador para el país.

Al respecto, los pronósticos de INETER --basados en las condiciones actuales y en los registros históricos de precipitación en las distintas estaciones meteorológicas-- prevén condiciones de lluvia deficitarias en mayo, en la Región del Pacífico y en las Regiones Norte y Central. Mientras que en la RAAN y la RAAS, las precipitaciones durante mayo podrían registrar déficit en sus acumulados.

Señales mixtas de los precios internacionales



El Banco Mundial informó que durante el año 2006 los precios de los productos agrícolas aumentaron en un 11% en comparación con 2005, como resultado de la debilidad del dólar y el impacto de los mayores precios de la energía y los fertilizantes. Otros factores, como las sequías y la escasez de cultivos específicos, la baja acumulación de inventarios de ejercicios anteriores y el firme crecimiento de la demanda, contribuyeron a los aumentos de precios.

Sin embargo, este aumento está muy por debajo de los incrementos en los precios del petróleo y los metales, en parte porque la demanda agrícola es menos sensible al crecimiento económico que la demanda industrial, y porque la oferta agrícola responde más rápidamente al aumento de la demanda y de los precios.

Se espera que el precio de los productos agrícolas disminuya alrededor de un 1% en 2007 y un 2,8% en 2008, salvo en el caso del maíz, el cual se utiliza como materia prima para la producción de etanol en Estados Unidos y de cuyo precio se espera un aumento del 8% en 2007.

El 20% de la producción de maíz de Estados Unidos y el 50% de la cosecha de caña de azúcar de Brasil ya se utilizan para producir etanol. De continuar esta tendencia, aumentará la demanda de otros productos básicos, especialmente los cereales, para sustituir las cosechas que se utilizan para producir biocombustibles.

Crédito, principal obstáculo



Foto
El crédito constituye una de las debilidades del sector agropecuario, pues el 90% de los productores son pequeños y medianos, sectores que no cuentan con los recursos financieros para financiar las cosechas.

En Nicaragua gran parte de los pequeños y medianos acuden a las microfinancieras para obtener préstamos, pero se enfrentan a un sinnúmero de requisitos que no pueden llenar, al no tener garantías que respalden los montos solicitados. Por otro lado, aquellos que sí han logrado préstamos tienen que pagar altos intereses, quedando muchas veces sin ganancias, pues lo obtenido por la venta de las cosechas es destinado al pago de la deuda.

Un informe del BCN muestra que la cartera bruta del sistema financiero a Septiembre del año 2006 alcanzó un monto de 29,360.9 millones de córdobas, lo que representó un aumento interanual de 32.5 por ciento. Se financiaron un total de 842,645 créditos, de los cuáles el 58.8% se efectuaron en córdobas y el 41.2% en dólares.

Los sectores priorizados fueron el comercial (27.2%), tarjetas de crédito (15.3%), personal (14.6%), vivienda (13.5%), industrial (10.6%) mientras que el agrícola recibió únicamente el 9% del crédito. El sector de consumo (tarjetas de crédito y personal) representó el 30.0 por ciento de la cartera de créditos. El mayor crecimiento dentro de la participación relativa de la cartera correspondió a los sectores ganadero y personal con 1.4 y 1.0 por ciento, respectivamente, mientras que el sector agrícola presentó una disminución de 1.8 por ciento.

Una de las principales causas de este comportamiento es que el sector agropecuario es altamente riesgoso, por lo que las instituciones financieras se enfocan en financiar bienes de consumo o actividades comerciales y no actividades de consumo. (Ver Gráfico 2: Cartera en Riesgo).

En la Ed. 157 de El Observador Económico se publicó un reportaje titulado “Banco de Fomento Agropecuario resucita fantasma del BANADES”, el cual contiene el escenario en que surge la propuesta del Banco de Fomento que es una iniciativa que data desde gobiernos anteriores, pero que no lograron concretarlo. Uno de los tantos retos de este nuevo gobierno será la creación de esta institución demandada por los productores. El Ing. Bucardo dijo que el Proyecto de Ley para su creación está en manos de la Asamblea Nacional.

Estrategias sin definición



A las puertas de entrada del próximo invierno, el gobierno no precisa cuáles serán las estrategias para este sector, según el Ing. Fiallos “éstas aún se están definiendo, pues el desarrollo rural es a largo plazo, por lo que apenas se están dando los primeros pasos.”

Entre los lineamientos generales que han establecido sobresale el Proyecto de Producción de Alimentos, anteriormente conocido como libra por libra, por medio del cual no solamente van a dotar a los productores de semillas, sino de otros insumos como urea.

En lo que respecta a PRORURAL, que es el sistema de políticas del sector agropecuario, se están elaborando cambios como la incorporación del combate contra la pobreza en el sector rural, pues consideran que anteriormente se centraba mucho en los clusters (conglomerados exportadores).

Ahora se quiere utilizar como una herramienta contra la pobreza, el programa “Hambre cero”, de carácter productivo alimentario para familias muy pobres. Durante este año se espera beneficiar a 15,000 familias de las Regiones Autónomas del Atlántico, de Estelí y otros departamentos del país. Proyectar entregar un bono que consistiría en: cinco gallinas y un gallo para la familia, cerdos, vacas preñadas, asistencia técnica, etc. Este programa se lanzó oficialmente el pasado 4 de mayo, en la zona histórica de Raití-Bocay.

Otra medida que pretenden implementar es la promoción de la asociatividad para que los productores se organicen con una visión empresarial. Para ello han formado una red multisectorial integrada por INTA, IDR, MAGFOR, INAFOR, ENABAS, entre otras. Dentro de este mismo plan está incluida la reactivación de ENABAS como centro de acopio.

Entre los principales factores que inciden en el bajo nivel de productividad de este sector están los montos de inversión en capital y tecnología restringidos por el encarecimiento de los costos de producción. Por lo tanto, la productividad del sector agropecuario nicaragüense no puede recaer únicamente sobre la mano de obra, sino que se deben incurrir en inversiones de maquinaria y tecnología par aumentar los rendimiento. Más aun, en el marco de apertura comercial en el que se encuentra nuestro país, es importante que los productores incorporen nuevos procesos productivos para mejorar la producción.

Poblaciones vulnerables



La población rural pobre y con problemas de seguridad alimentaria, se concentra principalmente en la zona seca de Nicaragua, que se extiende a lo largo del Pacífico y el Centro-Norte del país. Estas zonas son las más afectadas porque enfrentan sequías que afectan los rendimientos de las cosechas y en el peor de los escenarios, la pérdida completa de éstas. En estas zonas, aproximadamente 75,000 familias de campesinos ya no cuentan con reservas de alimentos y están desempleados por la finalización de la cosecha cafetalera y de caña de azúcar.

En parte de las Regiones Autónomas del Atlántico, Río San Juan y otras zonas productoras de apante, la salida de la cosecha en marzo les permitirá a hogares contar con alimentos e ingresos generados principalmente por la comercialización de frijol. En el resto del país la situación se presenta estable, y se espera el inicio de las lluvias en fines de abril o mayo para el establecimiento de la siembra de primera.

En la parte alta del Pacifico, Carazo, Granada y Managua, así como en la parte montañosa del norte del país, continúa la comercialización de frutas cítricas. En las zonas productoras de plátano (Rivas, Chinandega y Managua), la cosecha es una fuente de empleo en este periodo, lo que garantiza el acceso a los alimentos básicos a los hogares más pobres, hasta que inicia la siembra de primera.

RECUADRO 1
Sobre el Programa “Hambre Cero”



• Pretende sacar de la pobreza a 75.000 familias en un período de cinco años.
• Tiene un costo de 30 millones de dólares.
• Prevé entregar a familias campesinas 450,000 aves de corral (cinco gallinas y un gallo por familia), 75,000 cerdas cubiertas y 75,000 vacas preñadas.
• Los promotores de la iniciativa esperan que como resultado, a corto, plazo, cada familia tenga en su "mesa servida" leche, carne, huevos, frutas, verduras, y a mediano plazo establecer mercados locales y exportar esos productos.
• También anunciaron que distribuirán 8,000 toneladas métricas de alimentos, del Programa Mundial de Alimento (PMA), a 7,000 familias que habitan en la zona norte del país, donde han identificado mayor pobreza.
• Asimismo, distribuirán 99,000 quintales de semillas mejoradas que beneficiará a igual número de familias.


RECUADRO 2
Resultados Ciclo Agrícola 06-07



Café
Para Enero del 2007, MAGFOR registró 875.3 miles de quintales oro, es decir, un 44.6% menos que el mismo período del año anterior. Al finalizar la cosecha cafetalera 06-07, se estimaba una producción total de 1.4 millones de quintales oro. Europa se consolidó como el mercado número uno del rojito nicaragüense. El precio promedio internacional correspondió a US$ 109.19. A futuro, el precio promedio del mercado de New York, se estima en US$ 119.28, cifra un poco mayor.

Caña de Azúcar
Para la zafra 06-07, se estimó una producción total de 10.9 millones de quintales de azúcar, sin embargo, Mario Amador, Secretario Ejecutivo del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), estimó que se alcanzó una cifra récord superior a los 11 millones de quintales. Lo anterior representa un crecimiento arriba del 16 por ciento, con respecto al ciclo azucarero 2005-2006, cuando se produjeron 9.5 millones de quintales. A futuro, el mercado de New York prevé un mejor precio internacional del quintal de azúcar, alcanzando US$ 10.91.

Granos Básicos
Según el MAGFOR, para el ciclo agrícola 2006/07 se registró la siembra de 921.0 miles de manzanas de granos básicos, lo que representa una ejecución del 80.1% con relación a las intenciones de siembra (1,149.9 miles de manzanas). En comparación a las siembras realizadas a igual fecha del ciclo anterior, se observa una baja del 17.2%. Las pérdidas reflejan 53.3 miles de manzanas, equivalentes al 5.8% del total sembrado y el área neta en producción es de 867.7 miles de manzanas.

Las pérdidas registradas a la fecha fueron originadas por las irregularidades del clima, daños por incidencia de plaga de ratas, afectaciones de plagas y enfermedades, hicieron que se perdieran 53.3 miles de manzanas, reflejándose una disminución del 1.7% con respecto a las pérdidas registradas a igual fecha del ciclo pasado.

Pecuario
En lo que respecta al rubro de carne, al mismo período (enero 2007) se habían contabilizado 53,086 reses sacrificadas, registrando un incremento del 15% en comparación con el mismo período del año anterior; la producción de carne deshuesada fue de 18,682 millones de libras, pero también la exportación de ganado en pie se incrementó al registrarse un total de 7,902 cabezas de ganado. Por su parte la actividad lechera registró un acopio de 2.1 millones de galones obteniendo un aumento del 10%.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado