4 de junio de 2007 - Managua, Nicaragua


Los altos índices de delincuencia y violencia en el Caribe están socavando el crecimiento, amenazando el bienestar humano e impidiendo el desarrollo social, según indica un nuevo informe publicado por el Banco Mundial y la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (ONUDD).
La delincuencia afecta los negocios y constituye un obstáculo mayor para las inversiones. En varios países, el aumento en la delincuencia está provocando una disminución del acceso a financiamiento, un aumento en el gasto en medidas formales e informales de seguridad y una disminución en la productividad laboral.

En este sentido, los cálculos indican que si el Caribe redujera en una tercera parte la tasa actual de homicidios, podría aumentar en más del doble su tasa de crecimiento económico per cápita.
Como lo indica el informe "Delincuencia, violencia y desarrollo: tendencias, costos y opciones de políticas públicas en el Caribe", las tasas de homicidios de la región superan a todas las demás regiones del mundo, mientras que las tasas de agresiones son considerablemente más altas que el promedio mundial.

El principal factor que explica los índices tan altos es el tráfico de drogas, actividad que obliga a desviar recursos de otras actividades importantes hacia la justicia penal, aumenta y arraiga la violencia, socava la cohesión social y contribuye a la amplia circulación de armas de fuego en la región.

"El informe muestra claramente que la delincuencia y la violencia son problemas que afectan el desarrollo. Los donantes y los países de la OCDE necesitan trabajar en conjunto con los países del Caribe para reducir los niveles actuales de la región", indicó Carolina Anstey, directora del Banco Mundial para el Caribe. "Algunos de los factores que hacen que los países del Caribe sean más vulnerables a la delincuencia y la violencia, principalmente el comercio de estupefacientes y el tráfico de armas, requieren una respuesta que trasciende las fronteras nacionales e inclusive las regionales".

El informe del Banco Mundial y la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (ONUDD) incluye información proporcionada por gobiernos, organizaciones de la sociedad civil y profesionales de la región, y presenta un análisis detallado del impacto que genera la delincuencia y la violencia tanto a nivel nacional como regional.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado