5 de July de 2002 - Managua, Nicaragua


Foto
Hacer publicidad para Juan Gil más que un trabajo, es una pasión. Desde muy joven supo que su futuro estaba ligado a esta profesión, a la cual lo unen lazos familiares. “Como hijo de un publicista, al que considero una institución en este país en el aspecto de la publicidad, simplemente fui preparado para su relevo. Después de concluir mis estudios en el colegio Calazanz decidí estudiar publicidad, lo que me llevó hasta Quito, Ecuador, a la Universidad Tecnológica Equinoccial. Una vez concluidos mis estudios allí, hice unos cuantos cursos en los Estados Unidos”, afirma este joven y talentoso publicista.

En Nicaragua su carrera profesional, una vez graduado y con experiencia adquirida en el extranjero, la inició en la publicidad de su padre, Bosco Parrales, un destacado y reconocido publicista. Al poco tiempo sus nuevas ideas acerca del quehacer publicitario lo llevaron a fundar su propia empresa, y fue así como en mayo de 1997 creo AC Publicidad.

“Estabamos cuadrando para entrar en el equipo de mi papá, pero nos dimos cuenta que yo vengo de otra escuela y no es que la mía sea más moderna y la de él más atrasada, simplemente son distintas, mis conceptos eran distintos a los de él, yo quería hacer mi equipo y desde allí tuvimos nuestro primer diferendum. Entonces me atreví a hacer algo que hasta el momento le doy gracias a Dios por haberlo hecho, y fue fundar una agencia de publicidad.”

La clave del éxito



Para este joven publicista la clave del éxito ha sido el trabajo en equipo y dar una atención personalizada a los clientes.

“Rompimos con ciertos conceptos tradicionales, hicimos algunos experimentos, no lo voy a negar, y rompimos la cadena tradicional que existe entre el cliente, ejecutivo de cuentas, creativos y medios. Hacemos un trabajo personalizado, nosotros somos ejecutivos de cuentas y creativos a la vez. Eso nos permite ser puntales con lo que el cliente quiere y tener un contacto directo, logramos pegar en un nicho de mercado que necesitaba una atención personalizada”, asegura Juan Gil, al tiempo que relata que ha mantenido una competencia sana con su padre, a quien en ocasiones le solicita sus consejos, pero también señala que en sus conversaciones ambos aprenden. Ahora Bosco Parrales esta retirado y se dedica a brindar asesorías, asegura Juan Gil.

Para este talentoso publicista, Nicaragua cuenta con personas capaces de hacer excelentes trabajos publicitarios que nada tienen que envidiar a publicistas extranjeros. Los spots publicitarios realizados por AC Publicidad, con mucho talento y creatividad, así lo demuestran.

Este joven empresario, representante de una nueva generación de publicistas, afirma que este es un trabajo duro y estresante, aunque también le brinda grandes satisfacciones.

Trabajo duro



“Aquí en Nicaragua el mercado es duro, es 10 veces más duro que en un mercado normal, los gastos son iguales en cualquier mercado, pero aquí las entradas no son iguales”, sostiene basado en la experiencia personal ya que ha laborado en otros mercados latinoamericanos.

Para Juan Gil su meta actual es mantener lo que hasta el momento ha logrado: sus clientes, entre los que se destacan importantes empresas nacionales como el Banco de Finanzas, y su equipo de trabajo.

“Cuando un trabajo es duro y lo desarrollas con gente que crece con voz, lo único que te puede quedar es el orgullo y que tu equipo también sienta ese orgullo”, sostiene Juan Gil Parrales.

Juan Gil está casado y es padre de una niña de dos años de nombre Belén, procreada con su esposa Cintya.

Su afición favorita es conducir su cuadraciclo, que lo hace comúnmente en las playas del Pacífico los fines de semana en compañía de sus amigos más íntimos. “No soy parrandero, no acostumbro visitar discotecas, los fines de semana vamos con mis amigos a la playa, mi triciclo es mi guaro, ya que no tomo licor. Estoy, diría yo, dedicado a construir mi hogar”.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado