25 de August de 2006 - Managua, Nicaragua


FotoJuan Ramón Roque

Dos años atrás, la Revista de Comercio Exterior del Banco Central de Nicaragua estimó que la producción nacional de cacao en grano sumó 550 toneladas métricas, ubicando a Nicaragua en el lugar 42 de los países que producen cacao en grano a nivel mundial, con un porcentaje de participación de 0.02 % y cuarto lugar en Centroamérica, tomando como referencia las estimaciones de la FAO,
Para el presente año, el Centro Nacional de Investigación Agropecuaria (CNIA), del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), indica que el cacao aumentará su peso en la economía nacional, ya que representará una producción total de 1,000 TM (toneladas métricas), en 6,400 hectáreas (9,000 manzanas aproximadamente) dispersas en varias zonas del país, principalmente en el Atlántico Sur (Nueva Guinea, Bluefields, Kukra Hill), la zona de Las Minas (Siuna, Bonanza y Rosita), en el Atlántico Norte (Waslala, Río Coco), Matagalpa, Jinotega, Río San Juan, y la zona del pacífico (Mombacho, Meseta de los Pueblos, y Rivas). Del área total, alrededor de un 75 por ciento se encuentran en la región de Matagalpa y Jinotega.

Sin embargo, este crecimiento sigue quedándose por lo bajo, ya que según técnicos agrícolas consultados, en Nicaragua existen alrededor de 349,000 hectáreas (495,500 manzanas) de suelos aptos para el cultivo del cacao. Precisamente, con el interés de desarrollar este potencial del país, las autoridades del MAGFOR junto a productores y exportadores de cacao, lanzaron recientemente el conglomerado de ese producto no tradicional.

Cultivo se introdujo por el departamento de Rivas



Según el Ing. Luis Osorio, alto funcionario del MAGFOR, la primera zona donde se desarrolló el cultivo del cacao en Nicaragua fue en el Departamento de Rivas, producto del ir y venir de las transacciones comerciales que existían entre México y Perú.

Lo importante de esto – comenta el funcionario – es que fue allí donde se asentó una variedad de cacao que daba a la bebida del chocolate el “caché” que se necesita para ser exquisito.
El cacao producido en Nicaragua, “cacao lagarto” como se le llama por la conformación de su textura, posee una excelente calidad, gracias a su sabor, olor, finura y por el gran tamaño de su semilla que le ha permitido competir en calidad con grandes productores en los mercados internacionales.
Sin embargo, dada la extrema susceptibilidad de los “cacaos criollos” a las enfermedades y condiciones adversas del medio ambiente, se determinó que fuese sustituida por cacaos más vigorosos y más resistentes a las enfermedades, pero de menor calidad.

Con la aparición de otros cultivos industriales (algodón, caña de azúcar, tabaco y Café), las áreas de cacao se redujeron substancialmente y se relegaron del Pacífico hacia la Región Atlántica, donde los pequeños y medianos productores lo cultivaron de manera artesanal y tradicional.

Condiciones externas favorables al producto



En los últimos cinco años, sin embargo, se han presentado situaciones favorables en el contexto internacional, para considerar nuevamente este producto en la oferta exportable nacional, dada su calidad y valor exportable. Dentro de esas situaciones podríamos mencionar la inestabilidad de los precios internacionales del café; el conflicto e inestabilidad política que vive desde el año 2002 Costa de Marfil (mayor exportador de cacao a nivel mundial), producto de la confrontación militar entre el ejército marfileño y los rebeldes; Brasil hace cuatro años había tenido problemas con un hongo endémico que se conoce como la “escoba de brujas” y hasta ahora está recuperando su cultivo; Costa Rica, que con la instalación de una planta procesadora estaba recolectando todo el cacao que se producía en Centroamérica y ya llegaba a las 15,000 TM no contaron con una enfermedad llamada Moniliasis que le redujo toda la producción a 5,000 TM.

En fin, dadas estas condiciones, el Gobierno de Nicaragua comenzó a promover el cultivo del cacao y se estima que el área de siembra ha aumentado en un 20% a partir del año 2002, con proyectos impulsados desde el IDR, MAGFOR y el Fondo de Crédito Rural. De igual forma, ha existido una fuerte participación de Organismos No Gubernamentales en apoyar el cultivo y aumentar el área sembrada en varias regiones del país, para romper con el monocultivo o los rubros tradicionales.
De acuerdo con estudios del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA), el consumo del cacao ha aumentado significativamente en los últimos cinco años, siendo Estados Unidos el de mayor consumo a nivel mundial. De igual manera, de acuerdo con datos del Centro de Trámites para la Exportación (CETREX), se han reportado exportaciones desde Nicaragua hacia Alemania, Holanda, Costa Rica y El Salvador.

Debilidades productivas



Foto
Si bien es indiscutible la alta calidad del cacao fino que se produce en Nicaragua, el cual es apetecido por consumidores exigentes en el mercado internacional, la colocación de este producto a gran escala se ve limitado fundamentalmente por una baja productividad. Del total de áreas sembradas de cacao, el 80% de las mismas está en manos de pequeños y medianos productores, los cuales tienen rendimientos muy bajos que en promedio nacional se estima entre 2 y 4 quintales por manzana.
Según el Plan de Desarrollo del Sector de Cacao, elaborado por la Comisión Presidencial de Competitividad (CPC), este bajo rendimiento se debe principalmente a la poca capacidad de manejo agronómico y fitosanitario (principalmente la monilia) de los productores. De igual manera existe poca capacidad de conocimiento técnico e infraestructura para el proceso de beneficiado.
El documento también indica los principales problemas que enfrenta el sector, los cuales mencionamos a continuación:

• Existen proyectos aislados para el sector.
• Baja calidad del cacao debido al manejo del mismo.
• Alta incidencia de enfermedades del cultivo (principalmente monilia).
• Transferencia de tecnología casi inexistente.
• Bajo niveles de productividad del cultivo en Nicaragua en comparación a la productividad a nivel internacional,
• Poco acceso al crédito, es insuficiente y caro.
• Deficiente infraestructura vial y portuaria en el atlántico.
• Bajo nivel de organización y asociatividad de los productores.
• Sub - registro de datos del sector (producción y otras actividades).

Guillermo Somarriba, encargado del Cluster de Cacao desde la CPC, califica como “bajo” el nivel empresarial de los productores, debido a su condición socioeconómica, así como los bajos niveles organizativos que tienen los productores cacaoteros en Nicaragua, producto de la dispersión territorial en la que se encuentran, en donde las organizaciones existentes pueden ser identificadas fácilmente, mencionando por ejemplo: CACAONICA, ACODEMUDE y entre otros que tienen un nivel de organización gracias al apoyo de Organizaciones No Gubernamentales como DANIDA y GTZ.

“Los productores que están organizados han alcanzado un valor agregado”, ya que han aminorado los riesgos de comercialización, porque algunos tienen la posibilidad de transar sus productos en Ferias Internacionales de Europa y los Estados Unidos. Mientras que hace 20 años, eran sujetos de intermediarios”, señaló Somarriba.

El coordinador del cluster de cacao por la CPC, además identificó ciertas fortalezas que deberían de no olvidarse si se quiere pensar en el Cacao como una oportunidad exportable. “Estamos perdiendo una gran oportunidad al no reconocer el fuerte potencial que tiene este producto por la calidad que posee, donde en resumidas cuentas: “si mañana nosotros producimos 5,000 TM, mañana las vendemos”.

Productores y consumidores a nivel mundial



A pesar de que el cacao se produce en los países en desarrollo, se consume principalmente en los países desarrollados. Los compradores en los países consumidores son los transformadores y los productores de chocolate. Unas pocas compañías multinacionales dominan tanto la transformación como la producción de chocolate.

A la cabeza de los países productores está Costa de Marfil, que representa casi el 40 por ciento de la producción mundial de cacao. Luego le siguen: Ghana (19%), Indonesia (13%) y Nigeria (5%). Ver Gráfico 2. Mientras tanto, entre los principales mercados externos están Estados Unidos, que asume el 32% del consumo mundial de cacao. Le siguen: Alemania (11%), Francia (10%) y Reino Unido (9%). Ver Gráfico 3.

El “alimento de los dioses”



El árbol de cacao, originario de la Amazonía, se extendió por América Central y en especial en México. Cuentan algunos historiadores, que en los años 600, los mayas se establecieron en la Península de Yucatán, donde se da la primera plantación conocida de cacao. Algunos también argumentan, en efecto, que los mayas estaban familiarizados con el cacao varios siglos antes. Lo consideraban como un producto de “valor conveniente”, utilizándolo como medio de pago y como unidad de cálculo.

A su vez, los aztecas y los mayas tomaban el fruto del árbol de cacao y hacían un brebaje llamado "xocoalt", lo cual una leyenda azteca mantiene que: “las semillas de cacao proceden del Paraíso y que la sabiduría y el poder venían cuando se comía el fruto del árbol de cacao.” Era considerado "el alimento de los dioses".

Se dice también que Cristóbal Colón descubrió el cacao en América, pero no fue de interés para Europa en ese momento. Veinte años después, Hernán Cortés envió los granos de cacao y la receta de la bebida amarga al Rey Carlos V y los españoles añadiendo azúcar y calentando los ingredientes pudieron mejorar el sabor.

mostrar comentarios [1]

Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado