9 de octubre de 2002 - Managua, Nicaragua


Ferretería Lugo es uno de los establecimientos comerciales de mayor tradición, no solo en Managua, sino también en Granada, lugar en donde fue fundada a principios de siglo. Es una empresa familiar que día a día se moderniza bajo la administración de una tercera generación impulsada por jóvenes empresarios.

La Ferretería Lugo fue fundada en 1915 por Benjamín Lugo Aguilar, en Granada. Treinta y siete años más tarde, en 1952, abre dos sucursales en Managua, ubicadas en el Mercado Boer y en el Mercado San Miguel, de ese entonces.

Después del terremoto sobrevivió apenas una sucursal.

Edgar Lugo, Gerente General de las Ferreterías Lugo, administra junto a su hermano Javier este importante negocio de familia. Afirma que la tradición familiar tiene aspectos positivos, “es un honor y un orgullo trabajar con la familia. Es mejor tener a mi hermano y a mi padre que a otro extraño, así trabajamos con más armonía.

Es una bendición de Dios. Esta es una empresa familiar, aunque con esto de la globalización no te podés cerrar; estamos abiertos a todas las posibilidades, de lo contrario podés desaparecer”, afirma Lugo, a quien entrevistamos en su oficina ubicada en las modernas instalaciones del edificio situado en el kilómetro cuatro y medio de la carretera a Masaya.

¿Cree que pueda existir una cuarta generación, sus hijos o los hijos de su hermano?

Benjamín Lugo Aguilar trabajó desde joven en una ferretería y después pensó en establecer su propia ferretería. Después trabajaron sus hijos y la convirtieron en una Sociedad Anónima. Luego seguimos nosotros y se hizo una tradición familiar. Hemos tenido suerte en mantenerla. Hoy en día es difícil mantener empresas familiares, muchas no sobreviven a terceras o cuartas generaciones. Cuando una empresa es grande para una o dos personas, no lo es para diez. Tenemos muchos ejemplos en Nicaragua de empresas familiares que han tenido que vender. Tip Top o La Perfecta son ejemplos. Si nuestros hijos quieren seguir en esto que sigan, no queremos empujarlos, eso se dará sólo si ellos quieren. Se tiene que vivir el presente.

Ferretería Lugo fue uno de las primeros establecimientos en su ramo en ofrecer el autoservicio a sus clientes. “Este es un proyecto iniciado en 1999; como autoservicio o como se hacen las ventas en los supermercados, somos los pioneros en Nicaragua. La idea funciona, es algo que aplicamos motivados de la experiencia en Estados Unidos, en donde las ferreterías funcionan así. Ahora otras ferreterías están aplicando este sistema.

¿Tienen planes de ampliación?

La idea es seguir creciendo, esperamos que se den mejores condiciones económicas. Hay planes, pero primero hay que consolidarse, si bien es cierto esta es una empresa vieja, con una gran historia, tenemos un slogan, “construyendo sobre nuestro pasado un futuro mejor”, es por eso que tenemos muchos planes.Después de su fundación en 1915 esta empresa familiar vivió periodos difíciles, sin que esto significara su cierre. También se integraron nuevos miembros de la familia al negocio.

En 1972 el terremoto de Managua destruyó sus dos sucursales. El dinero recibido del seguro permitió la reconstrucción de un nuevo edificio en Managua. La reconstrucción se efectuó a los tres meses después del terremoto.

En 1978, durante la insurrección, la empresa permaneció cerrada un mes. En los años 80 la empresa sobrevivió a las dificultades de la era sandinista. Los negocios continuaron a una escala menor, sin embargo, la Casa Matriz en Granada y la Sucursal en Managua permanecieron abiertas.

En la década de los 90, con el nuevo gobierno y en nuevas condiciones, Ferretería Lugo S.A. continuó operando normalmente una vez más. La tercera generación, Edgard Lugo Solís comienza a trabajar después de educarse en Estados Unidos.

En 1994, Javier Lugo Solís se integró a trabajar en la empresa al concluir sus estudios en Estados Unidos, al igual que su hermano.

En 1999 se remodeló totalmente la sucursal de Managua y se aplicó el novedoso sistema de atención de ‘’autoservicio’’ o tipo ‘’supermercado’’.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado