13 de June de 2001 - Managua, Nicaragua


FotoLuz Elena Sequeira G.

En diciembre de 2000, Nicaragua arribó al Punto de Decisión de la Iniciativa para Países Pobres muy Endeudados, conocida como HIPC, por sus siglas en inglés. Al entrar al Punto de Decisión, Nicaragua espera un alivio interino en el pago de la deuda externa o sea una condonación de 80 por ciento del pago de intereses y amortizaciones al Club de París y recibir al menos un tratamiento similar en el pago de la deuda de parte del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En ese sentido, cálculos preliminares indican que el país pagará US$165 millones en el 2001, en vez de pagar US$262 millones anuales, como se tenía previsto en términos contractuales para el presente año.

Sin embargo, es necesario señalar que dicho alivio no consiste en ingresos de divisas liquidas al país, sino en no asignar córdobas del presupuesto para la compra de dólares destinados al pago del servicio de la deuda externa. Así los córdobas serán dirigidos a la inversión en programas sociales, tales como salud, saneamiento ambiental y educación principalmente.

En la práctica, el alivio interino que recibirá Nicaragua no será significativo sobre las acciones gubernamentales en el sector social, porque durante 27 meses Nicaragua no pagó al Club de París, dada la moratoria otorgada por este grupo de acreedores ante las secuelas del Huracán Mitch. Por el contrario, el país comenzará a realizar pagos dada la finalización de dicha moratoria en febrero recientemente pasado.

Por otro lado, la Iniciativa ha creado mucho interés público, sobre todo después de que el gobierno ha manifestado que Nicaragua recibiría la reducción de 80 por ciento del saldo la deuda externa. Por consiguiente, ante ese interés y especulación pública, se presenta primeramente la situación de la deuda a mayo de 2001, luego en qué consiste la implementación de la Iniciativa y, por último, un análisis referente al alivio interino de la Iniciativa.

La deuda externa a Mayo de 2001



La deuda externa es uno de los mayores problemas estructurales de la balanza de pagos del país. De acuerdo con datos oficiales, la deuda externa total de Nicaragua ascendía a US$6,624.6 millones, al 31 de mayo de 2001, de los cuales US$1,061.9 millones constituyen intereses moratorios asociados con las deudas contraídas con los gobiernos de Guatemala, Costa Rica, Brasil, Libia, Bulgaria y Argelia.

El 64 por ciento de la deuda total está sujeta a negociación en la Iniciativa HIPC y suma US$4,244.3 millones, o sea la deuda contratada hasta el 31 de octubre de 1988. En dicho monto, se distingue el diferimiento en el pago de US$226 millones al Club de París, vinculados con la moratoria que nos concediera este grupo de acreedores durante el período diciembre 1998-febrero 2001, para que el país pudiese enfrentar la reconstrucción ante los daños ocasionados por el Huracán Mitch.

El 62.1 por ciento de la deuda de Nicaragua es bilateral, o sea US$4,111.5 millones se adeudan principalmente a: los países miembros del Club de París, sobresaliendo Alemania, Rusia y España; los países de América Latina -principalmente Costa Rica, Guatemala, Brasil y Honduras-; los países de Europa Oriental, siendo Bulgaria el acreedor más importante; los países de África, Libia y Argelia; y los países de Asia, entre los que se destacan Taiwán e Irán.

El 33.9 por ciento de la deuda externa del país, US$2,245.8 millones, se debe a instituciones financieras internacionales. Esta deuda es llamada multilateral, siendo los principales acreedores el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BIRF/IDA) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El 4.0 por ciento restante del monto total adeudado, equivalentes a US$267.4 millones, está asociado con la banca comercial, del cual el 84.5 por ciento, o sea US$196.8 millones, es el saldo pendiente de la recompra de esta deuda efectuada por Nicaragua en diciembre de 1995.

Toda la deuda externa de Nicaragua es del sector público. El Gobierno Central es el mayor deudor en el país, al registrar el monto de US$4,274.6 millones, equivalentes al 64.5 por ciento del saldo total de la deuda. El segundo deudor es el Banco Central de Nicaragua, al participar con el 34.4 por ciento en la carga de la deuda, o sea US$2,276.9 millones. En tercer lugar aparecen la Empresa Nicaragüense de Energía Eléctrica (ENEL), con US$17.6 millones, y la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones (ENITEL) con US$40.5 millones. Finalmente, en cuarto lugar, aparece la Financiera Nicaragüense de Inversiones, que debe US$15.0 millones.

Implementación de la iniciativa HIPC



Desde 1996 hasta la fecha, solamente 4 de los 41 países pobres muy endeudados han recibido los beneficios de la Iniciativa HIPC, debido a que estos países deben completar dos programas de reformas estructurales (ESAF´s) con el FMI durante 6 años, aunque dicho plazo podría ser reducido con cumplimientos excepcionales de dichas reformas.

El desarrollo de la iniciativa para la reducción de la deuda ha sido con el objeto de que los países pobres logren niveles adecuados de sostenibilidad de deuda, tratando de romper con el círculo vicioso del financiamiento a los países pobres altamente endeudados, luego que el refinanciamiento de sus deudas comerciales no son suficientes para aliviar la carga que representa la deuda externa. De esta forma se destinaría parte de los beneficios generados por el desarrollo económico y social.

El punto de entrada de la Iniciativa, es el pago del calificar como país elegible Actualmente, el Club de París reduce el 67 por ciento del pago del servicio de la deuda elegible cuando un país firma el primer programa ESAF hoy renombrado PRGF; luego ofrece la reducción del 80 por ciento del saldo de la deuda elegible después de 3 años de buen cumplimiento del Programa ESAF, o sea cuando el país logra el Punto de Decisión.

Al final de la siguiente fase, un país recibe la reducción del 90 por ciento o más del saldo del saldo de la deuda elegible con el Club de París, y espera que, con el financiamiento de los países más ricos otorguen el mismo tratamiento similar al del Club.

Limitaciones de la Iniciativa HIPC



Sobre la versión más amplia de la Iniciativa HIPC, según los acuerdos de Colonia en junio de 1999, (ver cuadro Implementaci[on de la Iniciativa), se busca el vínculo de la reducción de la deuda y de la pobreza, mediante el diseño e implementación de un programa de reducción de la pobreza que requiere una mayor transparencia en el manejo del presupuesto y una mayor participación de la sociedad civil.

Entre los acuerdos de esta Iniciativa HIPC2 se señala que el Club de París podrá reducir hasta el 90 por ciento o más de la deuda elegible, pero no está muy claro es cómo esto podría resultar en mayores reducciones del servicio de la deuda entre los Puntos de Decisión y Conclusión que conlleve al país en un alivio efectivo y real de la deuda externa.

Además, existen una serie de problemas que no se han considerando para el logro de los objetivos que persiguen los países pobres muy endeudados. Entre ellos podríamos señalar: Primero, que la reducción de la deuda debería basarse sobre la capacidad de pago del gobierno y no sobre el monto de las exportaciones. La actual situación social de Nicaragua no es más que el reflejo de la poca capacidad del Gobierno para pagar sus deudas.

Segundo, los parámetros deberían estar sustentados en la teoría económica o en la práctica macroeconómica. Actualmente, tanto los nuevos como los viejos parámetros no reflejan la capacidad de pago porque no toman en cuenta el gasto creciente para atender las urgentes necesidades sociales del país. El valor presente neto de la deuda se redujo a 150 por ciento de las exportaciones o al 250 por ciento de los ingresos tributarios. Los países clasifican si exportan al menos el 30 por ciento del PIB o si los ingresos gubernamentales son 15 por ciento del PIB. Estas metas no reflejan las condiciones sociales extremas de Nicaragua.

Tercero, es necesario que las autoridades gubernamentales analicen la situación de la pobreza en general, y de la pobreza extrema en particular, y estimen los costos presupuestarios para que la población afectada satisfaga sus necesidades sociales en un período de tiempo razonable, tomando en cuenta que el 50 por ciento de la población nicaragüense vive en condiciones de pobreza e indigencia. Para enfrentar esta situación, Nicaragua requerirá importantes montos de transferencias externas netas durante varios años.

Con mucho entusiasmo se recibió la noticia de que Nicaragua había entrado al Punto de Decisión de la Iniciativa HIPC, en diciembre de 2000, más sin embargo, este no es más que subir un escaño en la realización de una serie de medidas estructurales mediante la cual, los países pobres con altos niveles de servicios de deuda externa, bajo índice de desarrollo humano, y sobre todo con poca capacidad para cubrir con sus ompromisos financieros buscan desesperadamente encontrar una salida a su falta de capacidad de pago.

¿Qué es realmente alivio interino?



Acaso el país quedará libre de toda deuda? O, ¿qué Nicaragua recibirá más recursos externos para llevar a cabo programas de desarrollo social? El alivio interino no es más que la reducción del servicio de la deuda pret cut of date, es decir la reducción del pago de intereses de la deuda contraída principalmente con un solo acreedor, el Club de París, hasta el 31 de octubre de 1988. Toda la deuda contraida después de esa fecha no contará con alivio interino.

Según el Club de París, Nicaragua recibirá la condonación del 80 por ciento del pago de intereses y amortizaciones que sostiene con el Club de París, considerando que otros acreedores bilaterales y comerciales ofrecieran por lo menos el mismo tratamiento. Sin embargo, según estimaciones recientes sobre el alivio interino, Nicaragua podría aspirar a recibir un monto aproximadamente de US$65 millones, de los cuales US$42.1 corresponden al Club de París, y los restantes US$22.9 corresponden al resto de organismos multilaterales, lo cual nos señala que el alivio de parte de BM, y BID, el cual no representa el 80 por ciento del pago contractual como se esperaba.

¿Quiénes participaran en el alivio interino?



Sin embargo, ante las expectativas de los nicaragüenses, cabe señalar que entre los principales acreedores de Nicaragua, el único que ha señalado el otorgamiento de ese 80 por ciento ha sido el Club de París, siempre y cuando Nicaragua cumple sus acuerdos económicos y de reformas estructurales con el Fondo Monetario Internacional.

Entre los acreedores multilaterales, no se tiene mayor conocimiento en cuanto a porcentajes, debido a la falta de experiencia en el manejo de alivio interino de países altamente endeudados. El Banco Mundial, que cuenta con una alta experiencia en otorgar alivio a países incluidos en la Iniciativa, como por ejemplo el caso de países del continente africano, ha señalado que otorgaran un tercio como alivio, el cual proviene de un Fondo de Fideicomiso, creado para HIPC, complementado con superavit de la operaciones normales del Banco.

Por otro lado, se espera que el BCIE ofrezca un alivio de US$20 millones en 2001, de un fondo de US$36 millones financiado por la Comunidad Europea y los Estados Unidos para el alivio de la deuda de Honduras y Nicaragua. Otra organización que ha manifestado su participación en el alivio de la deuda externa, es la Organización de Países Exportadoras de Petróleo, OPEC, pero aún no ha definido el monto.

Implementación de la Iniciativa HIPC



1. Punto de Entrada

2. Renegociación de flujos con el Club de París con un 67% de reducción en valor presente

3. Renegociación con otros acreedores en términos similares a la negociación con el Club de París

4. Organismos multilaterales proveen asistencia bajo el programa de ajuste
estructural

5. El país debe complentar exitosamente su programa ESAF de 3 años de duración

6. Punto de Decisión

7. FMI, BM y autoridades del país realizan un análisis de sostenibilidad de la deuda

Segunda etapa:

9. Club de París concede una nueva reprogramación de flujos con un 80% de reducción en valor presente

10. El país continua bajo un nuevo ESAF por otro periodo de 3 años

Punto de Culminación

11. Reducción del 90 por ciento o más del stock de la deuda con el Club de París

12. Organismos multilaterales toman medidas adicionales de alivio a fin de que el país alcance la sostenibilidad de su deuda

Nota: El punto de culminación es flotante, o sea que, puede adelantarse en función del cumplimiento de las condiciones acordadas con los organismos multilaterales y la implementación del primer año de la Estrategia de Reducción de la Pobreza.

Alivio Interino: ¿Efectivo o no?



Especialistas sostienen que los nicaragüenses, en términos reales no sentiremos tal alivio dado que la carga efectiva seguirá siendo la misma debido a que ahora tendremos que desembolsar el restante 20 por ciento del total de servicios correspondientes a la deuda pre cut of date con el Club de París, y el cien por ciento de las obligaciones de la deuda post-cut- off-date.

Si a lo anterior sumamos la caída de las exportaciones del café tanto en volumen como en precio dado el desplome de los precios de exportación, la deuda se vuelve más insostenible, asegurando la frágil estabilidad macroeconómica que actualmente vive Nicaragua.

Por lo tanto, Nicaragua necesita recibir un alivio interino mayor, o bien recibir una nueva moratoria de lo contrario los efectos contractivos en la liquidez relacionados con la caída de reservas internacionales o sea, la contracción de la liquidez tanto en córdobas como en dólares en el mercado local, acelerarían aun más la actual recesión económica, incrementando el alto costo del desempleo que se paga por evitar el repunte inflacionario.

En otras palabras, aún con alivio interino, los nicaragüenses no mejoraran sus ingresos ni sus niveles de vida, sobre todo porque difícilmente podrán observar en el corto plazo un mayor volumen de asignaciones de los recursos presupuestarios al sector social.

En conclusión, se podría señalar que no pueden dejarse todas la esperanzas en la Iniciativa HIPC2, dada que ésta por si misma se vuelve insuficiente en la lucha por la reducción de la pobreza, si no va acompañada por la creación y formulación de políticas pro exportadoras que conlleve un sesgo agroindustrial con altos niveles de valor agregado que permita la generación de mayores fuentes de empleo y mejoramiento de los niveles de vida de la gran mayoría de la población.

En este sentido, el reto implica no solamente el quedarse con la creación de una estrategia burocrática de lucha contra la pobreza, sino por el contrario que se le otorgue al país una mayor transferencia tecnológica, un mayor desarrollo de capacidad humana, de competencia productiva, eficiente e innovadora que sea capaz de competir con una alta calidad mediante la cual pueda hacerle frente a los mercados más exigentes.

¿Podrá lograrlo Nicaragua?



Según el economista Avendaño, al no existir “track record” en el acuerdo de Nicaragua con el FMI, o sea que Nicaragua vaya cumpliendo fielmente los compromisos acordados, se imposibilita la facilitación del alivio interino del pago de la deuda externa.

Sin embargo, lo más probable es que el FMI solicite una ampliación de la moratoria concedida por el Club de París a Nicaragua hasta diciembre de 2001, debido a la incapacidad de pago que presenta el país.

Señaló además que las Reservas Internacionales Netas, que son el principal parámetro que utilizan los organismos internacionales para medir la estabilidad macro económica de un país, han caído gravemente en lo que va del año.

Por otra parte, los movimientos de depósitos a plazos hacia cuentas corrientes en la banca privada del país reflejan la incertidumbre de los depositantes del Sistema Financiero Nacional ante las próximas elecciones.

No hay mucho alivio interino, señaló Urlich Laechler, representante del Banco Mundial en Nicaragua. Según las reglas de la Iniciativa HIPC, los acreedores otorgaran un porcentaje del servicio como alivio interino, lo que no está muy claro de parte de los organismos internacionales son los “estándares” de ayuda que van a usar en este período.

Un tercio del monto del servicio de la deuda será el alivio total que el Banco Mundial, ofrecerá a Nicaragua, mientras el país logre alcanzar el Punto de Culminación, una vez cumplidos los acuerdos de reforma estructural con el FMI,

El Banco Mundial en conjunto con el Fondo Monetario se encuentran desarrollando un plan de acción para fortalecer los mecanismos de fortalecimiento institucional, el cual puede durar de uno a dos años.

Este fortalecimiento del sector público consiste en dar seguimiento a los fondos y usos de los mismos, implica además una serie de reformas en los cambios en la presupuestación y reporte de las cifras mediante la implementación del Sistema Integral de Gerencia Financiera y Administrativa (SIGFA). Actualmente, este sistema se encuentra instalado en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público , estimándose que el mismo se reproducirá en el resto de ministerios, para lo cual se está trabajando en homogeneizar toda la información en la base, es decir cada uno de los ministerios.

mostrar comentarios [1]

Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado