13 de mayo de 2007 - Managua, Nicaragua


FotoRaúl I. Suárez


La Unión Internacional de Telecomunicaciones (International Telecommunication Union), colocó a la mayoría de los países centroamericanos –incluyendo por supuesto a Nicaragua-- entre el grupo de 57 naciones del mundo, con un promedio medio-bajo en lo relativo a indicadores de penetración en las telecomunicaciones.

En el reporte titulado Midiendo la Sociedad de la Información 2007 (Measuring The Information Society 2007), de la UIT, los expertos dividieron al conjunto de 183 países del mundo en cuatro categorías, de acuerdo a los indicadores que se desprenden de los datos oficiales de cada país, correspondientes al año 2005.

En la categoría medio-bajo se ubican 57 países del mundo, entre ellos la gran mayoría de naciones centroamericanas, con excepción de Costa Rica y Panamá, que están en una categoría superior, en aumento.

En el reporte oficial de UIT, desarrollado a partir de ejercicios teóricos basados en datos oficiales del 2005, se ubican a 29 economías del mundo en el nivel más alto de las telecomunicaciones, entre las que están 17 naciones europeas y seis asiáticas, así como Estados Unidos, Canadá, Australia, Israel, las islas Barbados y Nueva Zelanda.

Hoy en día, nos hemos acostumbrado tanto a las telecomunicaciones que casi todas nuestras actividades (académicas, profesionales y hasta sociales) dependen de ellas. Nuestra necesidad y dependencia es abrumante. No obstante, esta dependencia es relativamente nueva en nuestra cultura.

Según un estudio realizado por Eugenio Rivera y Claudia Schatán, auspiciado por el proyecto CEPAL/IDRC, la densidad de uso de telefonía en Nicaragua comenzó a aumentar drásticamente a partir del año 2001. Y esta densidad a su vez, fue impulsada más por la telefonía móvil que por la fija.

El desarrollo de la telefonía fija



Entre 1992 y 1994, Nicaragua logró la más alta tasa de inversión y de modernización de las telecomunicaciones en toda Centroamérica, de forma que el patrimonio del operador público era de los más modernos de la región a finales de ese período. Las inversiones entonces sumaron US$ 103.9 millones, de los cuales 72% fueron destinados a la adquisición de infraestructura y equipos.

En 1995, Telcor se separa de Enitel y pasa a funcionar como ente regulador, mientras que Enitel sería la empresa operadora. En este mismo año se aprueba la Ley de Privatización de las Telecomunicaciones. En ésta se especificaba que la venta de Enitel sería 40% a privados, 11% a empleados y 49% permanecería en manos del Estado. Luego de dos intentos fallidos la venta se aprueba en 1998 y se concreta en 2001, cuando Enitel es adquirida por un consorcio sueco-hondureño, Megatel-EMCE.

Poco después, en el año 2004, Enitel fue adquirida en su totalidad por la empresa mexicana América Móvil, luego que ésta comprara las acciones de los trabajadores, de Megatel y del Estado. Los inversionistas adquirientes estaban obligados a instalar 205,000 líneas fijas para 2004 y 220,000 para el 2006.

Según datos de Telcor, entre 2001 y 2006, la cifra de usuarios de telefonía fija pasó de 156,457 a 247,862, lo que representa un aumento considerable. Asimismo, la densidad del servicio de telefonía fija creció de 3.0 a 4.8, de acuerdo a los mismos datos oficiales del ente regulador.

Pero, sin lugar a dudas, la mayor explosión se registra en la telefonía celular, como resultado de la irrupción de varias compañías proveedoras del servicio, la reducción de tarifas y agresivas campañas de promoción y mercadeo. De acuerdo a las cifras oficiales de Telcor, el número de usuarios de telefonía celular pasó de 164,509 a 1.8 millones, en el período antes señalado. La inmensa mayoría de ellos –1.7 millones—son de prepago, la opción más popular por el uso de tarjetas de baja denominación. Como resultado, la densidad en este servicio pasó de 3.2 a 35.5, entre 2001-2006.

El crecimiento en la telefonía móvil



Al igual que la tendencia mundial, el área que ha mostrado mayor dinamismo en estos últimos años es la de la telefonía móvil. A partir del año 2001 hasta la fecha, el número de usuarios de telefonía móvil ha venido superando a los usuarios de telefonía fija a una tasa creciente.

Hoy en día existen dos compañías que se disputan el mercado de la telefonía móvil, Enitel a través de su marca Claro y Telefónica Móvil a través de su marca Movistar. Ambas compiten tanto en tarifas como en calidad de servicio.

Movistar, de capital español mayoritariamente, se ha preocupado por mantenerse actualizada en cuanto a la última tecnología disponible para las telecomunicaciones móviles.

En una entrevista concedida a El Observador Económico, Francisco Pereira, Gerente del Departamento de Comunicación e Imagen de Telefónica Movistar, afirmó que “desde que llegó al país (Movistar), ha invertido alrededor de los 200 millones de dólares”.

Pereira indicó que Movistar tiene previsto en el 2007, invertir alrededor de US$ 30 millones en equipos e infraestructura, asimsimo, informó que han adoptado una política de “Sí al cliente” desde el año pasado, a través del cual la empresa se enfoca más que nada en la satisfacción del consumidor.

Por su parte la empresa Claro, encargada de la telefonía móvil de Enitel, ha anunciado que se prevé una inversión de 250 millones de dólares en telecomunicaciones, para el período 2007-2009, que estará destinada al desarrollo de las telecomunicaciones en Nicaragua, incluyendo telefonía en áreas rurales, acelerar el despliegue de Internet e invertir en la convergencia de las telecomunicaciones, que incluye voz, Internet, datos y video.

Según un comunicado de prensa ENITEL, subsidiaria de América Móvil, a la fecha ha invertido más de 300 millones de dólares en tres años, y sólo para el 2007 estima desarrollar proyectos de telefonía fija, móvil, datos, Internet de alta velocidad, por la suma de US$ 75 millones.

De acuerdo a una nota de prensa oficial, Claro ha logrado llegar a lugares alejados y actualmente cuenta con más de millón y medio de clientes de telefonía fija, móvil y datos. Este año la empresa planea llegar a 142 de los 153 municipios, ofreciendo servicio de telefonía celular, internet y telefonía fija.

La participación de estas compañías en el mercado de telefonía móvil ha venido variando durante estos últimos años. Según datos del ente regulador, en el año 2002 el mercado era dominado por Bellsouth (que después sería Movistar) con un 92.34 por ciento de la cuota del mercado, dejando a Enitel únicamente con el 7.30 por ciento y a PCS (Sercom) con 0.35 por ciento.

Pero en el 2006, por el contrario, los papeles se invirtieron y Enitel (ahora Claro) pasó a dominar el mercado, sumando 68 por ciento, dejando a Movistar con una cuota del 32 por ciento del mercado.

Visita de Slim: Una señal prometedora



Las perspectivas de desarrollo del sector de las telecomunicaciones son optimistas. Las dos principales empresas han anunciado que tienen planes de inversión tanto en infraestructura como en estrategias de marketing a mediano y largo plazo. Una señal al respecto es la visita que realizó el pasado primero de febrero, el Sr. Carlos Slim, uno de los latinoamericanos más ricos del mundo y un pionero en el sector de telecomunicaciones.

En esa oportunidad, de acuerdo a lo publicado en la página web del Gobierno de Unidad y de Reconciliación Nacional, el Sr. Slim dijo lo siguiente: “la actividad que tenemos en Nicaragua es muy importante, en el área de telecomunicaciones; ha sido notable el desarrollo que se ha logrado en este campo. Cuando iniciamos, hace muy poco tiempo, solamente 3 de cada 100 nicaragüenses tenía un teléfono móvil; ahora, 35 de cada 100 tienen uno y esperamos que muy pronto, uno de cada 2, tenga un teléfono celular que les permita, sin duda, aumentar su capacidad de trabajo, la comunicación con los demás y la productividad”.

Si la información es la clave para el desarrollo en una economía cada vez más globalizada, entonces las telecomunicaciones son el medio para transferir adecuadamente esa información. Ese es justamente el reto de Nicaragua en el futuro. Garantizar que cada vez más el flujo de información sea mayor y mejor. Por tanto, la constante modernización del sector de las telecomunicaciones debe ser prioridad entre los inversionistas y hacedores de políticas públicas.

Enitel ha invertido en mejora de infraestructura



Victor García, Gerente de Regulación e Interconexión de Enitel, explicó en una entrevista concedida a El Observador Económico que desde su privatización, la mayoría de las inversiones que Enitel ha realizado se han orientado hacia la reparación y modernización de la infraestructura existente.

Asimismo, García señaló que el avance de la telefonía fija es más lento que el de la telefonía móvil. No obstante, indicó que los ejecutivos e inversionistas se encuetnran muy satisfechos con los resultados alcanzados después de la privatización. Además, reveló que entre los planes para mejorar la telefonía fija se incluyen mejoras a la infraestructura como instalación de fibra óptica, mejoras a la atención al cliente, reducción de la burocracia administrativa y mejoras en el servicio de reparación y mantenimiento de líneas fijas.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado