20 de December de 2007 - Managua, Nicaragua


FotoAdelmo Sandino


• Ducuale Grande, Condega: tierra de alfareras
• Sus obras tienen potencial exportable, pero atraviesan serias limitaciones para hacerlo realidad

A escasos dos kilómetros al oeste de la carretera panamericana, en la comunidad de Ducuale Grande, del municipio de Condega, del departamento de Estelí, se ubica el célebre taller de artesanías de cerámica en barro Ducuale Grande, conformado por doce mujeres, verdaderas artistas del barro.

Sus artesanías utilitarias y decorativas, elaboradas artesanalmente a mano y moldeadas en un horno de barro, son sinónimo de tradición y cultura. Desde un punto de vista de negocios, tienen el potencial de conquistar nichos de mercados, no sólo nacionales sino internacionales, estos últimos, hasta el momento inexplorados.

El Observatorio realizó una serie de visitas de campo para conocer de cerca la labor artesanal de sus integrantes, sus problemáticas y sus potenciales de incursión en mercados más exigentes. Este es un resumen de sus hallazgos.

Un taller con tradición



A sus 51 años, Vilma Guevara se levanta muy temprano y luego de dejar listas las cosas del hogar, se dirige al taller que durante los últimos 17 años ha sido vital para su sustento económico y familiar.

Todo comenzó en 1989 cuando un grupo de mujeres estableció un taller comunal con el apoyo técnico de una brigada de españoles de Islas Canarias, perteneciente en ese entonces al organismo “Cooperantes con los Pueblos”, quienes les transmitieron mejores técnicas de trabajo para producir artesanías de barro y les apoyaron, además, en la construcción del taller.

“En ese entonces fueron capacitadas 19 mujeres que fundaron en 1990 el taller”, recordó doña Vilma, mientras realizaba con sus colegas el lujado de unas piezas, que habían sido encargadas por un particular que se las llevaría a Canadá a comercializarlas.

Posteriormente recibieron otra capacitación de la organización “Ceramistas por la Paz”, la cual consistió en aprender la técnica de artesanías de barro con pintura artificial. Sin embargo, las artesanías que elaboran son de barro al natural, “porque los demandantes las prefieren así que con los diseños elaborados con pinturas artificiales”, agregó Matilde Córdoba, una de las más veteranas del grupo y también fundadora del taller.

Durante los últimos años han recibido un sinnúmero de capacitaciones principalmente de Inpyme, pero afirman que estaban dirigidas a grandes productores porque el lenguaje era muy técnico y no se lograron apropiar del contenido.

En el año 2004, se incorporaron a la Cooperativa de Servicios Múltiples de Artesanos del Norte de Nicaragua (Coosmannica), una iniciativa que surgió con el apoyo del entonces Instituto de Desarrollo Rural (IDR).

Dicha cooperativa, Coosmannica, está integrada por tres talleres de artesanos: Ducuale Grande (artesanías de barro natural), San Juan de Limay (artesanías de marmolina) y; Mozonte (artesanías de barro con pintura artificial). Las piezas elaboradas por los tres talleres se venden en una tienda ubicada en el Km. 188 de la Carretera Panamericana.

Al respecto, Carlos Castellón, presidente de Coosmannica y artesano de Marmolina de San Juan de Limay, aseveró que el proyecto, propuesto en el 2002 al IDR, ya tiene dos años de estar operando y nace por la necesidad de los talleres afiliados de generar mayores ingresos.

“Además de la cercanía geográfica de los talleres, lo más importante fue reconocer la poca competencia que existe entre las artesanías que elaboran”, argumentó durante uno de los talleres de capacitaron en temas de apertura comercial que llevo el Observatorio a los tres grupos. Es decir, cada una de las artesanías guarda sus propias características y atributos.
Foto

Forjando cerámicas de calidad



Lo relevante del taller de Ducuale es su nivel organizacional y la calidad en la producción de cerámicas. Para esto cuentan con un taller y un proceso bastante completo, al disponer de diferentes espacios en el local, como son: acopio de materiales, la preparación del barro, modelado en torno y a mano, pintado, lujado, quemado, bodega y sala de exposición y venta.

Uno de los procesos más destacados de esta actividad es la aplicación de los colores y brillos sin utilizar pinturas y/o esmaltes industriales, siendo más bien 100% naturales. Por esta razón las artesanías de Ducuale son únicas en el país. Las artesanas, para dar belleza a sus productos, utilizan tierra colorada y piedras seleccionadas para alisar y pulir las obras elaboradas.

Las artesanías del taller, que aún conservan parte de la tradición alfarera heredada de sus antepasados indígenas, son elaboradas a base de barro para una vasta línea de productos: piezas de uso cotidiano, utilitaria y ornamental que van desde objetos como cubil, búhos, floreros, jarrones, ovoides, cafeteras, azucareras, picheles, bandejas, panas, tazas, vasos, maceteros, platos, ceniceros, aretes, etc., y otras formas y creaciones que el cliente solicite.

A diferencia de otras artesanías de cerámica en barro, como las provenientes de San Juan de Oriente, las artesanías de Ducuale son únicas en su género. La variedad, capacidad de innovación y réplica que permiten la elaboración de piezas de alta originalidad y variedad, son otras características inherentes de las artesanías de Ducuale.

¿A la conquista de más y nuevos mercados?



Según Monserrat Galán, representante de la Comercializadora El Güegüense, experta en artesanías nicaragüenses, quien participó en los talleres de capacitación del Observatorio en la presentación oficial de esta iniciativa de Nitlapán-UCA, las artesanías del Taller de Ducuale tendrían gran aceptación en el mercado europeo, caracterizado por ser un mercado de consumidores con gustos y preferencias muy particulares.

En el caso del mercado estadounidense, en opinión de Monserrat, aunque demandan mucho cerámicas muy coloridas y con estilos decorativos, las del taller de Ducuale también tendrían aceptación.

En este sentido la comercializadora y las integrantes del taller de Ducuale acordaron mantener un contacto fluido entre las partes para explorar la posibilidad de utilizar este mecanismo alternativo de comercialización.

De esta manera, para las artesanas de Ducuale se ha abierto una oportunidad de comercialización de sus productos en el exterior, proceso difícil de llevar acabo por sí mismas, pero que la Comercializadora se ha comprometido en apoyar a través de su trabajo de intermediación.

Es importante destacar que el Observatorio ha proporcionado a las artesanas del taller de Ducuale herramientas generales sobre cuáles son los mercados externos, requisitos y ciertas normativas para exportar. Sin embargo, lo crucial muchas veces radica en conocer aspectos específicos del mercado destino y sus normativas, las condiciones de compraventa, el importador, etc., tareas que las artesanas tendrán que tomar en cuenta si deseasen en determinado momento expandirse a mercados externos.

En ese sentido el proceso de apertura comercial al que ha estado sujeta Nicaragua a raíz de los tratados de libre comercio que firma, se constituye en una oportunidad más para grupos de pequeñas empresarias organizadas, como las del taller de Ducuale. Sólo por citar un ejemplo. En el DR-CAFTA el trato que se le dio al sector artesanías es completamente preferencial. Las artesanías en general del país que fueron catalogadas como bienes industriales recibieron un marco de protección de 10 a 15 años y recibieron acceso inmediato con cero aranceles a Estados Unidos a la entrada en vigencia del tratado. Y sabemos que el mercado más grande del mundo es consumidor neto de artesanías.

Algunas nubes negras a la vista



Pero a pesar el atractivo del que gozan las cerámicas de Ducuale, llegar al mercado estadounidense e incluso al europeo u otro, representa un verdadero reto a las integrantes del taller. Independientemente del nivel de conocimiento de las artesanas de comercializar a otros países, el Observatorio encontró que uno de las principales limitantes, en términos de la producción, es la poca capacidad de producir volúmenes de artesanías que pudieran responder a una determinada demanda.

Una de las causas de esto es la falta de capital humano joven y capacitado, siendo la media de edad de sus integrantes de 50 años. A esto se le suma los vaivenes en la producción provocada por el mal tiempo climático que impide uno de los procesos esenciales: el secado.

Esto también lo reconoce Castellón al plantear que uno de los problemas que enfrentan las artesanas de barro afiliadas a Cosmannica es la escasez de hornos para secar las artesanías o de una técnica de secado, profundizando las ventas bajas durante los meses lluviosos de mayo a diciembre y, por tanto, menores ingresos para los artesanos y artesanas.

En ese sentido afirma que están realizando gestiones por separado para presentar un proyecto de creación de hornos a distintos organismos. En el caso del taller de Ducuale se está pidiendo apoyo a la Casa de Cultura de Condega.

Por otro lado, El Observatorio evidenció algunos problemas en la comercialización de las cerámicas que tiene que ver con el poco o nulo uso de herramientas de publicidad y promoción. La falta de imagen, logotipo y catálogos de productos, constituyen las principales debilidades del taller, pero durante las capacitaciones de El Observatorio se les hizo reflexionar sobre la importancia de establecer una marca que las distinga del resto de productoras de artesanías.

Por el momento las artesanías se venden en el taller en Ducuale, hasta donde llega un sinnúmero de visitantes, principalmente extranjeros, pero este flujo ha disminuido.

De igual forma se comercializan en la tienda Cosmannica, en tiendas de artesanías de Matagalpa y Managua y en ferias que se organizan en distintos meses del año en la capital.

Para Carolina Valle, representante del proyecto Winner en Nicaragua, promovido por el PNUD, que también acompañó al observatorio, el hecho que sean mujeres emprendedoras, las hace meritorias de ser partícipes de los beneficios de dicho programa, que consiste fundamentalmente en ser una herramienta de promoción, a través de la creación de una página web gratuita, para micro y pequeñas empresarias mujeres que vendría a dar un empuje a la actividad que realizan.

Sin relevo generacional



Las artesanas han considerado la opción de cerrar el taller en múltiples ocasiones, principalmente por dos factores, uno por la situación económica desfavorable que han sufrido en los últimos años ya que no todos los meses registran ingresos lo que les dificulta y desmotiva la producción; y por el estado de salud de las productoras. Esto es preocupante porque no se había observado interés de sus familiares en continuar el negocio, lo que refleja que no había un relevo generacional.

No obstante, durante la capacitaciones de El Observatorio estuvieron presentes tres jóvenes, hijos de las artesanas que dominan la técnica, con el objetivo de motivarlos a que se integren más activamente en el quehacer del taller, pues es la herencia que obtendrán de sus madres y antepasados como tradición característica de la zona, la cual sería una verdadera lástima que se esfume con el tiempo.
Lo llamativo de la actividad que desempeñan estas mujeres empresarias es que si logran potenciar sus fortalezas y aprovechar las oportunidades que se les presentan, podrían constituirse no sólo en el sustento de la comunidad, sino un elemento imprescindible de desarrollo económico y social del municipio.

Recuadro
¿Qué tanto conocen de las oportunidades de negocios en los TLCs¨?



El mercado meta de las cerámicas del taller de Ducuales es el externo. Pero, ¿qué tanto conoce sobre los mismos y sobre las facilidades para ingresar a ellos?. Esta pregunta intentamos responderlas a través de una mini-encuesta.

Los resultados indican que las artesanas no poseen información adecuada sobre los TLC que les permita conocer sus oportunidades y riesgos. Esto corrobora una vez más que a los grupos de micros y pequeños productores de interés estratégico no les está llegando información oportuna de los TLC, a pesar de los esfuerzos institucionales gubernamentales como no gubernamentales por llevar la información, a través de distintos medios.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado