25 de June de 2008 - Managua, Nicaragua


FotoNatalia Michell

Países cooperantes como Suecia, Alemania y Reino Unido han reorientado sus políticas de cooperación y asistencia, enfocándose ahora en regiones como África y algunos países del Asia, donde asumen que hay mayores desventajas políticas y económicas.

Martin Johnston, representante en Centroamérica del Ministerio Británico para el Desarrollo Internacional (DFID), explicó que el Reino Unido decidió retirar su ayuda bilateral con Nicaragua para hacerlo de manera multilateral, ya que según cifras del DFID, el país alcanzó los US$825 per cápita hace dos años.

Por tanto, a partir del 2008 el Reino Unido ha procedido a retirar sus oficinas en Nicaragua, único país en América Latina donde aún existían, finalizando el apoyo directo al presupuesto y la intervención directa de la DFID en el diseño, aprobación y monitoreo de sus proyectos. La nueva forma de trabajo consistirá en entregar US$ 8 millones anuales entre 2009 a 2011, período que dura el programa con Nicaragua, a través de organismos multilaterales como el Banco Mundial y de ONG´s danesas y finlandesas para apoyarlos en sus proyectos.

Luego del 2011, Jhonston desconoce si se continuará con un nuevo programa para Nicaragua, ya que dependerá de la decisión del gobierno del Reino Unido y del avance de Nicaragua en el combate a la pobreza y el cumplimiento de los Objetivos del Milenio.

Rubros de apoyo



El 59% de la ayuda del Reino Unido en Nicaragua se destina a gobernabilidad y sociedad civil, y el resto se distribuye en desarrollo de las pymes, combate a la pobreza y al VIH-Sida. Trabajan por medio de organismos multilaterales, donantes bilaterales, gobierno central y; organizaciones de la Sociedad Civil.
Para Jhonston, el apoyo presupuestario es una de las áreas donde se ha tenido mayor éxito, ya que se establece un diálogo directo con el gobierno, entregando los recursos de dos maneras: otorgando recursos frescos para que el gobierno decida cómo invertirlo, o destinando los recursos a un sector como PRORURAL o PROMIPYME.

Asimismo, Jhonston comentó que en los últimos años se ha priorizado la cooperación en gobernabilidad y participación ciudadana por ser un objetivo clave para la DFID, ya que si el gobierno no tiene clara las políticas y programas para la reducción de la pobreza, la ayuda que ellos otorguen no tendrá el mismo impacto. Asimismo, quieren que esta ayuda no sea solo del gobierno, sino de todo el país, para lo cual consideran importante la consulta directa con la población.

Jhonston señaló que entre los logros del Plan de Desarrollo Humano del actual gobierno, están el destino de mayores recursos al combate de la pobreza y amplio espacio para consultas a nivel municipal y nacional. Sin embargo, les preocupa el poco avance en equidad de género y la ausencia de Reglamento a la Ley de Carrera Judicial.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado