3 de julio de 2008 - Managua, Nicaragua


FotoAdelmo Sandino

Entre el 14 y el 18 de abril se celebró en la capital salvadoreña, la tercera ronda de negociaciones que Centroamérica sostiene con la Unión Europea para la firma de un Acuerdo de Asociación (AdA) entre ambas regiones. En ella los equipos negociadores de los tres pilares que se negocian, continuaron depurando los textos propuestos.

En la tercera ronda se abordaron asuntos horizontales del Acuerdo de Asociación, como se lee en una nota de prensa conjunta, los principios y objetivos generales, así como el marco institucional que regirá su administración e implementación.

Las negociaciones avanzan y con ellas el nivel de complejidad se acrecienta a medida que los temas de comercio, diálogo político y cooperación se profundizan y se multiplican en propuestas y contrapropuestas de los grupos negociadores.

Lo llamativo, sin embargo, es que en torno a las mismas negociaciones hay una serie de preocupaciones sobre el rumbo que llevan y que ponen en duda el espíritu mismo del AdA.

El despertar de la sociedad civil



La sociedad civil centroamericana ha realizado un esfuerzo extraordinario por hacerse escuchar en las rondas de negociaciones, cumpliendo así un proceso de intermediación entre la sociedad en general y los equipos negociadores.

En el caso de Nicaragua, se han realizado una serie de foros donde se exponen los avances y resultados de las rondas de negociación, los cuales sirven como un mecanismo de consulta de doble vía, a fin de plantear propuestas correctivas del rumbo de las negociaciones.

Se trata en mucho de los casos de líderes y representantes de gremios y grupos organizados en sindicatos, así como de ONG’s, cuyas experiencias recientes provienen de las negociaciones en su momento del DR-CAFTA.

Sin embargo, se han visto limitados en su accionar de incidencia principalmente en los pilares de Diálogo Político y Cooperación.

Sinforiano Cáceres, uno de los principales líderes cooperativos del país, critica que la estructura nacional de negociación no está funcionando correctamente: “La política de participación ciudadana de este gobierno debe ser una. Resulta que tenemos 12 mesas de consulta en el MIFIC, pero no tenemos mesas de consulta para diálogo y cooperación en el MINREX”.

Y el líder gremial está en lo cierto. En el pilar de Comercio existe el mecanismo de consulta llamado “cuarto adjunto”, que sirve para retroalimentar a los sectores productivos durante las negociaciones; el “cuarto de lectura” y las mesas de consulta que pone a disposición el MIFIC. Pero en los otros dos pilares estos mecanismos son inexistentes. Entonces, ¿significa esto que la negociación es sólo comercial?, cuestionó nuevamente Cáceres. “Esto es más o menos lo mismo que CAFTA”, afirmó.

Por otro lado, se sabe que a diferencia de la UE que tiene un solo equipo para negociar los tres pilares, en Centroamérica existen dos equipos: uno para Comercio y el otro para Diálogo Político y Cooperación. Eso en opinión de otros líderes sindicales demuestra que hay dos procesos de negociación en el marco de un acuerdo. En ese sentido, Cáceres argumentó que “no es cierto que es un acuerdo de asociación con tres pilares, porque habría un solo equipo y habría una sola política de discusión, de debate y de participación ciudadana”.

¿Que tan TLC es el AdA?


Foto

Los lideres sindicales y gremiales del país coinciden que se le da mayor prioridad al tema comercial y enfatizan que no desean que la relación con la UE se vaya a norteamericanizar, o sea que quede determinado básicamente por los intereses comerciales.

Concuerdan que la lógica debe ser un comercio más justo de los que tenemos con CAFTA y, en esa dirección proponen que se debe alcanzar un equilibrio en los tres pilares y no sólo en el comercial.
En opinión de los representantes de la sociedad civil, en los temas de libre comercio, lo que se ha observado hasta el momento en las negociaciones es que los plazos propuestos de desgravación son más cortos que lo que se acordaron con el CAFTA, a pesar que dicen estar conscientes que esto es parte del proceso de negociación.

Aún así resienten que la percepción generalizada, que sólo hay una estrategia comercial y no de negociación integral tomando en cuenta los demás pilares: “Hay temas que están vinculados entre los pilares. Por ejemplo, en el tema de acceso a mercado, hay oportunidades de una serie de productos que están beneficiados por el SGP plus que nosotros requerimos mayor inversión para generar mayor capacidad y poder así aprovechar el acuerdo; y esto está necesariamente vinculado al tema de cooperación y diálogo político. Necesitamos que se negocie también el potencial exportador de Centroamérica. Es difícil lograr buenos resultados si se enfatiza solo un pilar”, resume Cáceres.

En ese sentido, han propuesto para los pilares de Diálogo Político y Cooperación, la base del Acuerdo de San José; dándole prioridad y fortalecimiento al sector de la economía social (cooperativas, movimientos asociativos y las mipymes), que en última instancia son los mayores generadores de empleos, son eficientes en la lucha contra la pobreza y< fomentan la democracia económica.
Un tema actual, al cual todos los representantes apuestan, es que se discuta en las negociaciones el tema de la crisis alimentaria mundial: “No es posible hablar de un Acuerdo de Asociación sin pasar por este tema vital”, aseguran.

Muchos estudios indican que la región centroamericana tiene el potencial de resolver por si misma su problema de seguridad alimentaria, sólo y sólo sí recibe apoyo técnico y económico. Incluso hay quienes hablan que la región una vez resuelto este problema que se avecina, puede convertirse posteriormente en exportador de alimentos y enfrentar con mayor éxito la pobreza, el hambre y las migraciones (incluso la que se dirige a la UE).

¿Ni un euro más?



Desde el inicio de las negociaciones, Centroamérica sorprendió a la UE al concretizar una demanda que originalmente surgió de la sociedad civil organizada, de establecer en la región un Fondo Común de Crédito, por un monto de hasta € 22,000 millones que pretende reducir las asimetrías internas de los países de Centroamérica y, que permita a la vez desarrollar las bases para tornar más competitiva a la región frente a su socio comercial europeo.

Sin embargo, los representantes europeos han insistido que estudiarán la propuesta, la cual estaría siendo elaborada como proyecto de factibilidad por el BCIE, pero que por el momento insisten los representantes europeos, ya se tiene muy definida la cooperación para la región.

Así, en el mismo foro, Nicolas Bulte, funcionario de la Comisión Europea con sede en Nicaragua, enfatizó que la UE entregará a la región € 840 millones en el ámbito de Cooperación, correspondiente a su plan 2007-2013 y € 65 millones adicionales para la integración, lo cual en sus consideraciones es mucho en comparación relativa a la cooperación que dan a otros países y regiones.

Sin embargo, también considera que es probable que ésta aumente significativamente a la luz de las necesidades de Centroamérica, ya que se espera que el Acuerdo de Asociación pueda introducir cambios.

Propuestas requieren de más consultas


Foto

Las autoridades de Industria y Comercio, durante una ronda de exposiciones que realizó a representantes de la sociedad civil y público en general sobre los avances de la tercera ronda, solicitó de manera asidua información y retroalimentación de los sectores para poder representarlos adecuadamente en las negociaciones: “necesitamos retroalimentarnos, necesitamos el aporte de los sectores económicos”, aseguró una funcionaria de la institución que compone el equipo negociador nicaragüense.

Los funcionarios del MIFIC insistieron en el uso de los mecanismos de consulta que han establecido, entre éstos, “cuarto de lectura” y las rondas de consulta con la sociedad civil; donde las personas interesadas pueden llegar a informarse de los avances de las negociaciones. ¿Pero son estos modestos mecanismos suficientes para acopiar las demandas de los sectores productivos que en última instancia se verán afectados por el comercio libre con la UE? Evidentemente no.

De manera aislada se conoce que son pocos los sectores que han expuesto formalmente sus propuestas y que generalmente son los tradicionales y grandes grupos económicos, los que están aprovechando estos mecanismos, ya que muchos de ellos incluso envían representantes y delegados a las rondas oficiales, para participar en los “cuartos adjuntos”.

Pero lo preocupante, es que incluso durante las rondas de consulta en el MIFIC, quedó al descubierto que el sector pesca e industrial, por ejemplo, aún no habían presentado sus propias propuestas. Según funcionarios del MIFIC, a la fecha se desconocían, a diferencia del biodisel, de alguna propuesta del sector industrial.

En esos casos los mismos funcionarios del MIFIC confesaron que a falta de propuesta y de estudios integrales de los sectores productivos en el país, se están apoyando en la posición regional. Por ejemplo, se está defendiendo la posición del maní y el cacao (sin haber recibido propuestas) con ayuda de las estadísticas disponibles. Y en el caso del sector industrial, aunque no se produzcan ciertos bienes industriales, se apoya la posición de los otros países bajo el supuesto de que a esas industrias Nicaragua puede aspirar en el mediano plazo.

Nuevas sorpresas



Durante la reciente Cumbre de Jefes de Estado de la UE y América Latina, celebrada en Lima con participación del SICA y la Comisión Europea, surgió una nueva demanda de la UE: liberar el 90 por ciento de los aranceles de Centroamérica, a cambio de mantener vigente el Sistema General de Preferencias Arancelarias (SGP plus), el cual ha concedido Europa de manera unilateral a los países del Centroamérica y beneficio que se vence en 2009.

Esta nueva petición ha provocado un rechazo de parte de los vice-ministros de Centroamérica, quienes encabezaron las mesas de discusión durante la cumbre, dado que el SGP plus es producto de una serie de compromisos en materia de derechos humanos y laborales que han sido cumplidos, por lo que consideran inaceptable la propuesta debido a que este sistema cubre el 70 por ciento de nuestro comercio y representaría un severo desbalance para Centroamérica que busca un trato más asimétrico.

Por otro lado, según fuentes informativas, las aspiraciones de todos los negociadores centroamericanos es culminar la negociación en el primer trimestre del 2009, cuando inicialmente se tenía planteada su finalización en el primer semestre del mismo año. Esto claramente contrasta con la reciente posición de líderes gremiales nacionales y de la sociedad civil, que plantean la necesidad de “hacer un alto” y proponer una moratoria, dada la rapidez de las negociaciones. La cuarta ronde se dará en Bruselas, Bélgica, entre el 14 y 18 de julio.

Las expectativas, fundamentalmente, se centran en la presentación y discusión de la segunda oferta de acceso a mercados, cuya misión de parte de los negociadores centroamericanos será consolidar las preferencias del sistema generalizado y se mejore la cobertura a productos que actualmente no están dentro del libre acceso, como el banano, camarón, algunos textiles y flores.

Recuadro:
Temas de negociación en la III Ronda



Normas de Origen:
• Se realizaron avances en las normativas de origen estándares (definiciones, requisitos, elementos neutros, etc.).
• En facilitación de aduana y comercio se logró un reglamento pequeño que se basa en la circulación libre de mercancías. Esto representa un reto para CA en su aplicabilidad.
• Hubo avances en los temas de aduana y procedimientos, comerciales, facilidades de movimiento de tránsito, valoración de aduana, administración de riesgo y otros.
• En libre tránsito de mercancías, la UE demanda un solo arancel común.
• En la cuarta ronda, la propuesta de CA es avanzar en definiciones de reglas antes que en acceso a mercados

Reglas especificas de origen
• La propuesta de la UE parte del SGP y propone 416 reglas especificas de origen, de las cuales 66% son aceptables, el resto no los son en esta etapa de negociación.
• Los negociadores europeos están proponiendo que se eliminen los agentes aduaneros, cuando el 80% de sus actividades de exportación se realiza a través de esta modalidad.
• De un total de 64 reglas especificas, 48 no son aceptables en el sector agrícola e industrial, debido a que no responden a la estructura productiva.

Acceso a mercado:
• La UE se competió en analizar la oferta para salvaguarda especial agrícola y no agrícola que se presentó en la ronda anterior. De su parte, la UE expresó que probablemente no necesiten de una salvaguarda especial como parte del compromiso de asimetría que propuso CA.
• La UE propone que los países debemos dar un trato igualitario a un producto nuevo como a un remanufacturado al ingresar a nuestros países. Hasta hoy UE no explica qué tipo de productos y que posiblemente se trate de electrodomésticos. CA está cauteloso porque existen una serie de legislaciones para productos usados.

Fuente: MIFIC


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado