2 de October de 2007 - Managua, Nicaragua


FotoAdelmo Sandino

En noviembre se cumplen dos años del establecimiento y funcionamiento del Programa Observatorio de la Apertura Económica y Comercial de Nicaragua, que viene implementando la Fundación Internacional para el Desafío Económico Global, FIDEG.



El propósito de este programa de mediano plazo, es generar información que sistematice la situación actual y los cambios económicos y sociales que están enfrentando los micro, pequeños y medianos productores, tanto urbanos como rurales, ante los Tratados de Libre Comercio y la Apertura Comercial de Nicaragua.

En esta edición conmemorativa del Observatorio, publicamos el análisis comparativo de los principales hallazgos referidos al apartado titulado “Producción y Apertura Comercial”, correspondientes a las Encuestas Panel realizadas por FIDEG en los meses de agosto de los años 2005-2006, período que corresponde al año de negociación y de entrada en vigencia del DR-CAFTA. Estos resultados comparativos se publican por primera vez, luego de concluir con el proceso de análisis y con el interés de extraer algunas lecciones.

Entre agosto 2005 y agosto 2006, se redujo sensiblemente la percepción de los sectores productivos del país de que serían perjudicados por los tratados de libre comercio, según el análisis de los resultados de las Encuestas Panel realizadas por el FIDEG en esas fechas y referidas a un capítulo titulado “Producción y Apertura Comercial”.

Según el análisis de los resultados de ambas encuestas, el 48.5 por ciento de los productores agropecuarios se sentía amenazado en agosto del 2005. Sin embargo un año después, la percepción de amenaza en ese sector se redujo sensiblemente, correspondiendo al 15 por ciento de los encuestados. (Ver gráfico)

Sin embargo, también se redujo sensiblemente el porcentaje de los sectores que se veían a sí mismos como potenciales beneficiarios, por ejemplo, los pequeños y medianos comerciantes. En este sector, la percepción de beneficio disminuyó del 42.7% al 11.6%, entre un año y otro.

Más información, pero…



En el mismo lapso de tiempo, agosto 2005-agosto 2006, se observa también un aumento de 22.4 puntos porcentuales en el tema de mayor acceso a información sobre TLC, entre los sectores productivos consultados por FIDEG. (Ver gráfico siguiente).

Sin embargo pese a esta mejoría, se observa que todavía un porcentaje importante de nicaragüenses, equivalente a cuatro de cada diez, sigue desconociendo información de los TLC. Por tanto, el acceso a la información continúa siendo una materia pendiente.

Visto desde una perspectiva de género, la mujer es quien ha mostrado mayor interés por informarse sobre los TLC, sus alcances y posibles efectos, ya que el porcentaje mejoró del 29.6 al 53 por ciento, al indagar si habían recibido o no información sobre los TLC. Entre los hombres también mejoró, pero en menor proporción.

Información deficitaria


Foto

A pesar de lo anterior, otros resultados comparativos indican que hay un déficit con respecto a la calidad de la información sobre los TLC, ya que un rotundo 89.4 por ciento de los entrevistados considera que la información brindada no fue suficiente para conocer las ventajas y desventajas de los tratados comerciales.

Si tomamos como ejemplo el DR-CAFTA comprenderíamos este resultado. Por un lado, el gobierno centró su estrategia de comunicación en una propaganda a favor del DR-CAFTA con el llamado “Puente al Progreso”. Del mismo modo, el gobierno poco hizo por buscar consensos básicos entre los sectores representativos, manteniendo, por el contrario, un hermetismo durante y después de los resultados de las negociaciones .

Por otro lado, los sectores opositores se limitaron a desacreditar en todos los ámbitos al DR-CAFTA, tornándolo incluso un problema netamente político. Así desde ambas flancos, los ruidos provocados pueden haber influido negativamente en la calidad y efectividad de la información que le llegaba a los sectores sensibles que no poseen otros medios alternativos para informarse.

Con respecto a las instituciones que brindaron información, el primer lugar lo ocupó el Gobierno Central --a través de sus ministerios-- con un 27.8 por ciento de participación, seguido por un 12.7 por ciento de los Partidos Políticos y; sólo un 4 por ciento correspondiente a las ONG. Llama la atención la mínima participación de las Coop./Asoc. de productores y campesinos y de las Municipalidades, como instituciones que están directamente en los territorios, con porcentajes de 1.6 y 1.1 por ciento, respectivamente.

Esto pareciera ser contradictorio a la labor que deberían estar jugando los gobiernos locales para dotar de instrumentos de desarrollo a las Mipymes, incluyendo información sobre los TLC, que por sus condiciones y la falta de un mayor grado de asociatividad quedan desprovistos de información básica para aprovechar y/o reducir impactos de la nueva realidad de la apertura comercial.

El impacto de la pantalla chica



Entre los sectores informados sobre los TLC (56.9% en 2006), el principal medio de información resultó ser la televisión con un 64.7 por ciento, seguido por la radio, con un 21.6 por ciento; luego citan las Redes Sociales (parientes, amigos, etc.) con un 8.3 por ciento y; finalmente, los medios escritos con 5.4 por ciento.

La supremacía de la televisión y la radio, como medios de mayor influencia entre los nicaragüenses, está vinculada a un mayor acceso a los electrodomésticos (televisión y equipos de sonido), a una mayor cobertura nacional en la señal radioeléctrica y; un bajo nivel académico y de lectura.

Grave desconocimiento



Los resultados de la encuesta de FIDEG en 2006, revelan que el 94.6 por ciento de los entrevistados (94.9% en 2005) desconoce sobre productores pequeños o medianos, que exportan y colocan con éxito sus productos en el mercado internacional.

Entre los que conocen casos y contestaron afirmativamente (5.4% del universo muestral), el 39.6 por ciento afirma que lo hacen por cuenta propia, mientras que 58.5 por ciento exporta a través de intermediarios y; sólo un 2 por ciento a través de cooperativas.

A la fecha, Nicaragua ha suscrito tratados de libre comercio con cuatro países (México, R. Dominicana, Taiwán y con Estados Unidos y Centroamérica) y mantiene negociaciones con otros tres (Panamá, Canadá y Chile) y; próximamente iniciará negociaciones con la Unión Europea.

Ante esta ampliación de los mercados externos, los resultados de la Encuesta recoge el patrón de comercio exterior de nuestro país, en términos de mercados de destino. En ese sentido, los entrevistados identifican a Estados Unidos como el mercado externo número uno, con 34.6 por ciento. (Ver cuadro adjunto).

Barreras y obstáculos


Foto

Para casi un tercio de los sectores encuestados, la principal barrera que enfrentan micro, pequeños y medianos productores, para ingresar a cualquiera de los mercados anteriormente mencionados, está relacionada a la falta de investigación de inteligencia del mercado externo y, con ello, socios potenciales.

Al identificar barreras externas, productores de ambos sexos señalan la falta de contacto en esos mercados y, en segundo lugar, la falta de capital para aumentar la producción y abastecer la demanda. (Ver cuadro)

Del mismo modo, la carencia de un sinnúmero de factores productivos, un entorno favorable a la inversión y la falta de compromiso real del Estado que garanticen ciertos niveles de competitividad (principalmente la consecución de economías de escala), se presentan como condiciones mínimas a la hora de entrar al juego del comercio internacional.

La asistencia y/o capacitación técnica, sin duda alguna factores importantes que impactan en los patrones de especialización de las Mipymes, constituyen también uno de los principales vacíos y una de las mayores demandas de los sectores productivos del país.

Al indagar si han recibido asistencia técnica, apenas un 5.8 por ciento respondió afirmativamente en la Encuesta Panel de 2006. Esta cifra, incluso, es menor al año anterior, cuando registró 8.3 por ciento del universo encuestado. Ahora bien, donde está más marcada la diferencia, es entre los productores agropecuarios, donde se reportan una reducción de 10 puntos porcentuales.

Un panorama muy similar se registra en las capacitaciones. En el 2006, sólo 7 por ciento de productores o empresarios señalaron haber recibido alguna capacitación.

Demandas para ser competitivos



Al consultarles a los productores agropecuarios, cuáles son las condiciones necesarias para competir en los mercados externos, destacaron lo siguiente: financiamiento, capacitación y; asistencia técnica para elevar los rendimientos.
Pero también formularon otra demanda relacionada a un mayor acceso a información sobre los TLC y, complementariamente, la necesidad de organizarse en redes empresariales, cooperativas, asociaciones o en formación de cadenas de valor, para poder comercializar sus productos.

De la misma forma, cuando se consultó a los empresarios de pequeña o mediana industria, del sector comercio y del sector servicios, sobre qué necesitan para competir en los mercados externos, señalaron mayores inversiones para mejorar el negocio, hacer más atractivo la presentación del producto y; también un mayor acercamiento con el cliente.

Sin duda alguna, para ambos estratos la noción que poseen de estos cambios imprescindibles para lograr niveles de competitividad denota que existe voluntad de cambio, pero a pesar que estos factores conjuntos contribuirían a tornar competitivos a miles de microempresarios y productores hasta el momento para muchos esto es un tema pendiente.

Otros datos de interés…



*El 92.2 por ciento del universo encuestado dijo no pertenecer a ninguna organización social.
*El 50 por ciento de las personas que si pertenecen a una organización, forman parte de organizaciones religiosas,.
Mientras un mínimo del 6.3 por ciento dijo pertenecer a una cooperativa.
*El 91.2 por ciento de los entrevistados no había recibido crédito al momento del levantamiento de la encuesta.
*El 58.2 por ciento de los entrevistados en zonas urbanas no recibieron información sobre TLC.
*En las zonas rurales, la falta de información asciende al 73.2 por ciento de los encuestados.

Recuadro
Ficha Técnica de las Encuestas de Hogares de FIDEG



*Las Encuestas del FIDEG, tipo Panel, se realizan de forma anual en agosto, desde 1998.
*Cubre 1,600 hogares representativos, de los cuales 781 corresponden a zonas urbanas y 817 a zonas rurales, con un nivel de confiabilidad del 95% y un margen de error del 5%.
*La muestra Panel consiste en visitar los mismos hogares todos los años y de esta manera captar los cambios que de forma dinámica acontecen en los hogares nicaragüenses.
*La encuesta cubre casi todo el territorio nacional a excepción de la RAAN y la RAAS, aunque en esta última se incluye Nueva Guinea, Muelle de los Bueyes y el Rama.
*A partir del 2005 se incorporó un capítulo especial a las Encuestas, para monitorear el impacto de los TLC en los hogares consultados, como parte del Observatorio.


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado