1 de octubre de 2008 - Managua, Nicaragua


FotoAdelmo Sandino

En su edición No. 163 El Observador Económico dedicó un especial para discernir los resultados posibles de la VI Ronda Ministerial de la OMC , llevada a cabo en Honk Kong, en diciembre 2005. En ese entonces, una serie de expertos en el tema ya auguraban el fracaso que se avecinaba. Tres años después y con dos intentos fallidos en el 2006 y 2007, la “Ronda del Desarrollo” aún no concluye y continúa empantanada por la obstinación de los paises ricos de mantener sus ayudas internas y sus mercados restringidos.

Entre el 21 al 29 de julio de este año, en la ronda llevada a cabo en Ginebra y catalogada como una mini cumbre, se estuvo más cerca que nunca de lograr un acuerdo marco, como han señalado muchos críticos a favor de Estos Unidos (EE.UU). y de la Unión Europea (UE).

Sin embargo, el resultado final, una vez más, fue que los ministros de Comercio, provenienrtes de 35 países del mundo, no lograron llegar a un consenso sobre el pilar de agricultura, especialmente en el tema del mecanismo de salvaguardia especial agrícola para los países en desarrollo, los obstáculos al comercio, los polémicos subsidios de los países desarrollados que distorsionan el comercio, y el acceso a mercado de productos no agrícolas. Aunque representantes de la OMC, en benreficio, aseguran que la mini ronda fue suficiente para redactar listas de compromisos.

¿Qué se juega en las negociaciones?



De acuerdo con Pascal Lamy, Director General de la OMC, si la Ronda terminara con éxito, el mundo vería reducida a la mitad la cuantía de los aranceles que se pagan hoy por las importaciones, lo que significaría un ahorro por un valor de 150.000 millones de dólares anuales. Los países en desarrollo contribuirían con un tercio de los ahorros y se beneficiarían de dos tercios proveniente de la contritubion de los paises desarrollados.

Asimismo, el Directivo manifestó que los EE.UU. reducirían la cuantía de las subvenciones al comercio de US$ 22,000 millones actuales a un máximo US$ 14.500 millones, reduciéndose las distorsiones.

Sin embargo, los objetivos originales de la Ronda Doha distan mucho de las propuestas formuladas hasta hoy. Según Oxfam Internacional, si se aceptan las actuales ofertas, EE.UU. no tendrá que recortar ni un céntimo de su actual gasto en agricultura y la UE sólo tendrá que recortar alrededor de € 2.600 millones de un total de € 30.000 millones. Como consecuencia, las propuestas comerciales sobre productos no agrícolas encerrarian a los países pobres en economías de escaso valor, evitando que sus políticas comerciales estratégicas les permitan fortalecer sus industrias nacientes.

Los datos de Oxfam Internacional muestran que 38 países en desarrollo sufren una injusta competencia por culpa de los subsidios de europeos y estadounidenses, incluyendo grandes países como México y Brasil, o naciones pobres como Malawi, Mozambique y los países productores de algodón de África occidental.

Para los países centroamericanos, del éxito de Doha depende un mejor desempeño productivo y comercial de estos países ante el CAFTA y el futuro Acuerdo de Asociación con Europa, cuyas negociaciones en su momento sobre los temas de subsidios y subvenciones fueron, a condición de EE.UU. y UE, delegados en las negociaciones con la OMC.

Foto

El paquete de Julio



Con ese nombre se dio a conocer la agenda de trabajo de los ministros ante la OMC que tenia el fin de llevar las negociaciones hacia su conclusión. En esa mini ronda los ministros de Comercio, trataron de acordar las modalidades (o método), una especie de anteproyecto del acuerdo final, sobre la agricultura y el acceso a los mercados para los productos no agrícolas; sin embargo no lograron ponerse de acuerdo en cuanto a la totalidad del paquete.

Del Paquete de Julio se logró avanzar en los temas de acceso a mercados en los recortes arancelarios, el tratamiento de los productos sensibles y especiales, entre otros. Pero en cuanto al tema de salvaguardia agrícola especial, que significó la ruptura de las negociaciones, simplemente quedaron de manifiesto diferencias insalvables con respecto a los niveles de activación requeridos para poder infringir los tipos consolidados anteriores a la Ronda de Doha.

En cuanto a los subsidios, la reducción global de las ayudas internas para los paises desarrollados miembros, se propuso sea del 10% del promedio del valor total de la producción agrícola durante el período de base 1995-2000 más el promedio de los pagos del compartimento azul tal como se han notificado al Comité de Agricultura de la OMC, o el 5 por ciento del promedio del valor total de la producción agrícola, si éste fuera más alto, para el mismo periodo.

Riesgos latentes



Uno de los mayores riesgos que se ciernen sobre el avance de la desgastada ronda ministerial es la aprobación de la Ley Farm Bill (Ley de Agricultura) de EE.UU., a pesar del hecho de que los agricultores de ese país reportaron ingresos agrícolas récord (una media de 89.000 dólares por granja). No obstante, el Congreso norteamericano incrementó los subsidios agrícolas, inclusive el subsidio al algodón, declarados ilegales por la OMC.

La politica federal agricola tiene su origen en la Gran Depresión de los años 30, cuando la agricultura representaba el 8% del PIB y los agricultores eran el 20% del total de la población. Hoy en día la agricultora pesa el 1% del PIB y los agricultores solo el 2% de la población.

Por otro lado, los analisitas están de acuerdo en indicar que una vez que retornen los precios bajos de los alimentos, tanto EE.UU. como la UE se verán tentados a incrementar sustancialmente los subsidios a la agricultura. De tal manera que el punto de la reforma es limitar cuánto el gobierno de los EE.UU. pueden subvencionar a sus agricultores cuando los precios caen.

Por su parte la Union Europea insiste en las exenciones para su azúcar, carne y leche, asi como su peticion ambiciosa de concesiones en el acceso a los mercados no agrícolas, sin querer reconocer las necesidades de los sectores industriales de los países en desarrollo.

En la agenda comercial de país, el tema de la conferencia ministerial de la OMC parece haber pasado desapercibida, lo cual podría explicarse por el consumo de trabajo que lleva la participación de Nicaragua y el resto de Centroamérica en las negociaciones para constituir con la UE un Acuerdo de Asociación.

¿Cláusula de desarrollo o de miseria?



Oxfam Internacional denunció a EE.UU. de pretender inmunidad comercial en las negociaciones de la mini ronda, a través de la inclusión de una nueva “Cláusula de Paz”, medida que expiró en 2003 y que impedía que otros países miembros denunciaran las prácticas comerciales ilegales de EE.UU. en los tribunales de esta institución.

De aprobarse dicha medida, ningún país en desarrollo podrá denunciar a los países ricos en los tribunales de la OMC en aproximadamente diez años, de tal manera que la Ronda Doha muy por el contrario de beneficiar a los países en desarrollo, legalizaría las prácticas anti competitivas y desiguales entre el norte y sur.

El débil argumento de EE.UU. para introducir la rechazada “Cláusula de Paz” es que la necesita para protegerse de demandas legales, mientras está en el proceso de reducir los subsidios que distorsionan el mercado. Sin embargo, en vez de reducirlos, su actual propuesta le permitiría aumentar las ayudas agrícolas. Algo parecido a lo que ya ocurre con la oferta que ha hecho la UE.
La “Cláusula de Paz” se introdujo durante la Ronda de Uruguay como condición para aprobar un acuerdo. Tras proteger sus subsidios ilegales durante nueve años, esta medida expiró en 2003.

Pero, ¿a quién beneficiarían los objetivos de Doha?



Los grandes empresarios en Nicaragua serían los primeros beneficiarios reales de los objetivos de Doha, debido al control de mercado que ejercen en todos los sectores de la economía nacional. Los grandes productores de azúcar, carne y maní, además de estar impulsando el uso extensivo de la tierra y del preocupante avance de la frontera agrícola, tienen el monopolio de estas actividades productivas.

Otro caso, Wal-Mart, la mayor cadena de tiendas del mundo, controla el mercado de comercialización en el país a través de la compra de todos los canales formales de distribución, especialmente en lo que se refiere a supermercados, que incluso ahora compiten con los mercados populares. Son estos mismos los que fijan los precios al productor. Otro caso es el de los grandes acopiadores de productos básicos, que controlan el acopio de café, arroz, frijoles, huevos, harina, pan, entre otros productos.

Perspectivas



Las negociaciones del Paquete de Julio dejaron abierta la posibilidad de que los ministros regresen a negociar un equilibrio aceptable entre la profundidad de los recortes de los aranceles agrícolas y no agrícolas y de las subvenciones a la agricultura, así como la magnitud de los recortes que se demandan. Por lo tanto, los proyectos no son en modo alguno el texto definitivo, pudiendo así los miembros formular observaciones e introducir modificaciones adicionales.

Aún así, la OMC está en una carrera contra el tiempo para borrar el fantasma que le persigue en cada ronda que fracasa. Y probablemente podríamos esperar que se reanuden las mini rondas en busca que concluir los acuerdos alcanzados, resolver las diferencias y profundizar en los temas pendientes. El objetivo último vuelve ser que los gobiernos miembros recorten aranceles y reduzcan subvenciones y que contraigan estos compromisos vinculantes en la OMC.
El mundo en desarrollo aguarda un buen acuerdo comercial que corrija las distorsiones del comercio, provocadas por los susidios y subvenciones, permitiendo una mayor flexibilidad a los países pobres para promover la seguridad alimentaria, el desarrollo rural, y afrontar los mayores obstáculos que frenan el crecimiento de los países en desarrollo y pobres.

De manera general es ampliamente aceptada la idea de que la apertura gradual de los mercados es positiva. Sin embargo, por si misma no significa que traerá el desarrollo a los países que más lo necesitan. La apertura del comercio sólo reportará beneficios reales si se encuentra acompañada de otras políticas que tengan como fin el desarrollo productivo y tecnológico.

Recuadro
Cronología de la Ronda Doha



Noviembre de 2001, Doha: En la Cuarta Conferencia Ministerial de la OMC los ministros acuerdan iniciar una nueva ronda de negociaciones comerciales que pone las necesidades de desarrollo en el centro del Programa.

Septiembre de 2003, Cancún: La Quinta Conferencia Ministerial termina sin que se haya logrado un consenso sobre la forma de hacer avanzar las negociaciones.

Julio de 2004, Ginebra: Los Miembros adoptan un marco para las negociaciones sobre productos agrícolas e industriales, y los servicios (el “Paquete de Julio”), que ha servido desde entonces de base para los trabajos sobre estos temas.

Enero de 2005: No se respeta el plazo inicial para concluir la Ronda.

Diciembre de 2005, Hong Kong: En la Sexta Conferencia Ministerial, los ministros llevan adelante las negociaciones con miras a la conclusión de la Ronda a finales de 2006. El paquete de Hong Kong amplía el compromiso sobre la agricultura y industrial, y establece parámetros para las demás esferas de las negociaciones. Los gobiernos acordaron comprometer miles de millones de dólares para un conjunto de medidas de Ayuda para el Comercio, destinadas a complementar la Ronda de Doha.

Julio de 2006: Se suspenden las conversaciones.

Enero de 2007: Se reanudan las conversaciones.

Julio de 2008, Ginebra: Los Miembros negociaron el Paquete de Julio de 2008” que consistió en el establecimiento de las modalidades para productos agrícolas e industriales. La Ronda fracaso por diferencias en el tema de salvaguardias.

Fuente: OMC


Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado