2 de octubre de 2008 - Managua, Nicaragua


FotoIvonne Acevedo

De acuerdo a los datos oficiales del Ministerio de Salud (MINSA) de Nicaragua, a Junio 2007, se registraron 2,788 casos de VIH-SIDA, de los cuales 1,704 son portadores; 380 están en la etapa del SIDA y; 655 fallecidos. En términos de sexo se registran dos varones infectados por cada mujer. La tasa de incidencia del VIH-SIDA se ha incrementado en 18 veces, al pasar de 0.66 en 1987 a 12 en el 2007.

Asimismo, la mayor parte de los casos se concentra en individuos entre 15 y 45 años, rangos a los que pertenece la población económicamente activa.

La realidad de la epidemia



Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 80% de las personas portadoras del VIH en países de ingresos medios o bajos ignora su condición seropositiva. Lo que indica que los registros oficiales podrían estar subestimando el verdadero número de casos afectados por esta enfermedad.

Arelys Cano, Presidente de ASONVIHSIDA, una organización nicaragüense que defiende los derechos de las personas que padecen VIH SIDA, calcula que hasta la fecha hay 3,454 casos de esta enfermedad. Los departamentos más afectados son Chinandega, Masaya y Managua.

Cano señala que la discriminación, falta de oportunidades y la poca sensibilidad de la población sumada a la poca capacidad de respuesta por parte de todos los actores, gobierno, empresa privada y sociedad civil, son retos que dificultan enfocar efectivamente medidas para contrarrestar y prevenir esta enfermad.

Las condiciones de pobreza, la explotación sexual y la trata de personas afirma Cano son factores que inciden en el incremento de la tasa de incidencia del VIH SIDA.
Foto

Impacto socioeconómico



El VIH-SIDA erosiona el crecimiento de las economías mediante su efecto directo en el campo laboral, la productividad, los márgenes de ahorro y los servicios públicos. Estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que una terapia antirretroviral triple (para detener el avance del virus) en los países más desarrollados tiene un costo entre los US$ 10,000 y US$ 15,000 anuales por paciente.

De acuerdo con Cano, el tratamiento antirretroviral en el país oscila entre US$ 80 y US$ 500 mensual, el costo está en dependencia de la calidad y combinación de medicamentos que necesita la persona. Los gastos consisten en hospitalización, terapia antirretroviral, exámenes para determinar el daño en el sistema inmunológico, exámenes de detección del virus, entre otros. Las 15 unidades de atención del MINSA que brindan este tratamiento gratuito registran a 633 personas que reciben terapia antirretroviral.

Sin embargo, el costo del padecimiento de esta enfermedad va más allá del costo del tratamiento, ya que una persona con VIH-SIDA deberá canalizar recursos a su bienestar físico y sicológico para prevenir otras enfermedades.

A pesar de que el país cuenta con un Plan Estratégico Nacional 2006-2010 para el VIH-SIDA, Cano afirma que el avance ha sido poco ya que todavía no se reconoce a esta epidemia como un problema de todos sino que se estigmatiza a segmentos particulares de la sociedad.

En lo que respecta al cumplimiento de las metas del milenio de detener la propagación del VIH-SIDA y revertirla en el 2015, Nicaragua registra una tasa de incidencia creciente en los últimos años por lo que cada vez es menos factible que se cumpla.

mostrar comentarios [1]

Arriba     Imprimir     Enviar a un amigo     Comentar

Comentarios

Comentar
Nombre: *
Email: *
Comentarios: *
Verificación: *





 

  Blogs | El Observador (ver más)
Ante la cotidiana realidad de ser pobres
Gilda Charlotte Sánchez Padilla
Doble Motivo para Celebrar!!!
Juan Ignacio Martínez
¿Centellas de luz al final del túnel?
Alejandro Martínez Cuenca, PhD



Lo más escrito


Lo más leido Lo más comentado Lo más enviado